Archivo | Belleza RSS feed for this section

Estética y belleza en Egipto

8 mar

maquillajeegipcioactual

Existen dos factores principales que impulsaron un gran culto a la belleza y a la cosmética en las cortes faraónicas: la mítica belleza de las reinas del antiguo Egipto y cómo los egipcios embalsamaban a sus faraones.

Los ritos funerarios se caracterizaban no sólo por embalsamar los cuerpos de los difuntos, sino también por depositar junto a ellos toda clase de objetos, alimentos y materiales preciosos para que en la vida futura disfrutasen de los bienes terrenales. Entre los objetos se encontraban peines de marfil, cremas, negro para los ojos, polvo, etc., dentro de pequeños recipientes en los que estaban grabadas las instrucciones para su uso.

tumbasyelementoscosmetica

Las investigaciones han puesto de relieve la riqueza y la importancia de la cosmética en el antiguo Egipto (4000 a.C.) donde tanto hombres como mujeres emplearon productos cosméticos. Los egipcios utilizaban colores fuertes y brillantes para resaltar los ojos, además, teñían sus labios con ocre rojo y óxido de hierro natural. Para crear los colores usaban diferentes elementos naturales, como el antimonio rojo para  los labios, mientras que obtenían tonos turquesas o azules mediante la pulverización de piedras y minerales, que colocaban sobre los párpados.

utensilioscosmeticaegipcia

El más difundido de estos productos cosméticos era el kohl realizado con galena, sulfuro de plomo y sustancias identificadas como cerusita, laurionita y fosgenita. Se preparaba con todo ello una pasta que se guardaba en pequeños tarros de alabastro, y que, humedecida con saliva, se aplicaba con palillos de marfil, madera o metal. Con el kohl delineaban los ojos, con una línea gruesa en forma de cola de pez y también remarcaban las cejas.

También crearon los primeros destellos para embellecer los ojos, para lo cual trituraban en un mortero los caparazones iridiscentes de ciertos escarabajos hasta obtener un polvo grueso que mezclaban con las sombras. El sombreado verde, uno de los favoritos, se obtenía a partir de malaquita en polvo que se aplicaba densamente a los párpados superiores e inferiores.

El refinamiento de los cuidados estéticos era enorme. Fórmulas secretas embellecían a las reinas de Egipto que, con mucha rapidez, eran imitadas por sus cortesanas. Los peinados, las pelucas, los baños de leche, las estilizadas siluetas, todo formaba parte de una cultura en la que lo espiritual, el arte, la religión y la ciencia tenían una importancia fundamental.

Especial atención merecían el cabello, la piel y los ojos. El cabello era teñido con henna, consiguiendo mil matices encarnados y brillantes, o bien se rasuraba completamente para facilitar los continuos cambios de pelucas, sumamente sofisticadas. Con ungüentos, afeites y baños perfumados o de leche cuidaban de mantener una piel tersa y extremadamente suave.

Los ojos se remarcaban en negro, engrandeciendo y suavizando su forma natural. El carmín de los labios, el blanco para restar viveza a la cara, el rojo-naranja para las mejillas, eran productos extraídos de plantas y arbustos. Usaban antimonio para cambiar el color de los párpados en azul y verde, realzando así más las pestañas.

Las dos reinas que más se significaron por su belleza y sus secretos de estética fueron Nefertiti y Cleopatra.

  • De Nefertiti se recuerda aun su estilizada silueta, a pesar de haber tenido seis hijos, siendo ella quien extendió la moda del color verde para los párpados. El hermoso busto de esta reina, esposa de Amenhotep IV, se conserva en magnífico estado en un museo de Berlín. La reina Nefertiti, se pintaba las uñas de las manos y los pies de un rojo rubí.
  • De Cleopatra se cuenta que fue la mujer que reunió más secretos sobre el cuidado de su belleza:  se pintaba las uñas de las manos y los pies de un rojo oscuro de óxido, sus mascarillas, su maquillaje, sus “cremas” con semen y sus baños de leche pasaron a la historia. Desde Cleopatra hasta las técnicas modernas de la actualidad, a lo largo de la historia han variado las formas de embellecer el rostro.
Muchas egipcias se afeitaban las cejas y se aplicaban otras postizas. A las mujeres de rango inferior sólo se les permitía tonalidades pálidas. Las egipcias iniciaron la moda de pintarse los labios con un tinte hecho de ocre rojo y óxido de hierro natural que extendían con un cepillo o un palito, también se teñían los dedos de las manos y de los pies con alheña para conseguir una coloración anaranjada rojiza, y acentuaban con una tonalidad azul las venas de sus senos y daban un toque dorado a sus pezones.

maquillajeegipto

Los varones atiborraban sus tumbas con cosméticos para la vida del más allá; en la tumba de Tutankhamon se descubrieron recipientes con cremas para la piel, color para los labios y colorete para las mejillas, productos que todavía eran utilizables y que conservaban sus respectivas fragancias.

En Egipto los cosméticos significaban la unión de los humanos con los dioses, un enlace con la otra vida. Según el libro de Henoc, “Azazel, Jefe de los Angeles Rebeldes, fue quien se encargó de transmitir al hombre el arte de pintar el contorno de ojos con antimonio”. Es conocido también el mito que dice que “Horus se hirió un ojo en una batalla, y utilizó Kohl para tratarlo”.

Dualidad belleza y prevención en Egipto

La evolución social de Egipto determinaba un cambio en la forma de maquillarse los ojos, también aparece una doble finalidad, es decir, la de ser un elemento de medicina preventiva. El maquillaje era un eficaz anti-deslumbrante, un buen repelente de insectos, fungicida y algo tan importante como que evitaba que el polvo del desierto penetrara en ellos.  Por ejemplo, los sacerdotes se depilaban todo el cuerpo, incluyendo cejas y pestañas, haciéndolos más vulnerables a los insectos y al polvo. Por ello, el maquillaje en los ojos, a la vez que los embellecía, hacía de protección del bello depilado.

Las enfermedades oftálmicas eran muy frecuentes, por lo que se desarrolló el maquillaje ocular terapéutico. Tal fue el desarrollo de la Oftalmología, que cuando el historiador Herodoto habla de la medicina en Egipto, ya se refiere a Hesy-Ra (3.000 años a.C.) como gran Oftalmólogo. El Papiro Ebers (1.550 años a.C.), es considerado un Tratado de Medicina, Ginecología e Higiene y a la vez estudia el Tracoma, dicho papiro recoge más de cien recetas para el cuidado de los ojos. También el Papiro Carisberg se refiere a las enfermedades de oculares.

maquillajeenegipto

Montse García

Matrixyl puede duplicar la cantidad de colágeno en la piel

8 mar

matrixyl

El Matrixyl es una sustancia química que puede duplicar la cantidad de colágeno, necesario para dar elasticidad a la piel

Existe otro de los llamados “elixir de la eterna juventud”: Matrixyl. Se trata de una sustancia química presente en algunas cremas antiarrugas que puede casi duplicar la cantidad de la proteína colágeno, necesaria para dar a la piel su elasticidad y, por tanto, minimizar las líneas de expresión. Los responsables de este hallazgo son un grupo de investigadores de la Universidad de Reading (Reino Unido) que han publicado su descubrimiento en la revista Molecular Pharmaceutics.

El equipo midió la eficacia del péptido Matrixyl en el colágeno, una proteína que repara los tejidos de la piel. Esta sustancia consigue aumentar la cantidad de colágeno que producen las células de nuestro cuerpo, siempre y cuando la concentración sea suficientemente alta.

«Estudios como este son muy importantes para el consumidor porque las compañías cosméticas rara vez publican sus trabajos para que sus rivales no puedan copiar sus productos. Nuestra investigación, apoyada por una beca de la Universidad, con fondos adicionales del Comité de Investigación de Ingeniería y Ciencias Físicas, demuestra que los productos que contienen Matrixyl tienen beneficios en el cuidado de la piel», asegura el profesor Ian Hamley, del departamento de Química de la Universidad de Reading.

colagenopiel

El colágeno es la proteína más abundante en los mamíferos y constituye una importante proporción de nuestro tejido conectivo. Se cree que, los tratamientos basados en péptidos que estimulan la producción de colágeno, podrían utilizarse para tratar heridas, mejorar la investigación con células madre y aplicarse en cosméticos.

Fuente: Dailymail, ABC.es

Montse García

Leggings anticelulíticos

7 mar

La firma americana Cass&Co ha patentado el tejido Cupron para prendas que comprimen todas las zonas fofas posibles, incluido un top con escote que recubre los brazos. Prendas quemagrasas, antiarrugas y reafirmantes con nanopartículas de principios activos.

leggingsanticeluliticos

Ciencia y moda se han unido para obrar el tan esperado milagro: un mes de faja-legging y adiós a varios centímetros de grasa, celulitis y blandurrieces varias. Sin esfuerzo, sin dieta, sin masajes y sin cremas pringosas. Acaso el mayor descubrimiento del ser humano después del fuego, la rueda y las bebidas light.

El secreto de estas prendas casi milagrosas sale de un proyecto largamente desarrollado en los laboratorios de investigación textil: encapsular micropartículas con activos entre las fibras de los tejidos de tal manera que al estirarse y contraerse las prendas con nuestro movimiento se van soltando esos ingredientes activos entre los que no faltan cafeína (para destruir los acúmulos de grasa), ceramidas (para dar firmeza a la piel), retinol (mejorar el tono muscular), vitamina E (ese potente antioxidante antiedad) o aloe vera (suavización de la piel). Total, que mientras caminas es como si te fueras untando crema pero sin ni siquiera abrir un bote. Cosmética para vagas ya lo llaman por ahí las malas lenguas. Para vagas listas se defienden sus incondicionales. Dermotextiles o cosmetotextiles lo llaman los profesionales del sector.

Nombres aparte el caso es que entre las famosas ya hay hordas de incondicionales. Dannii Minogue, la hermanísima de Kylie, reconocía en su Twitter que el secreto de su tipazo son los “las prendas de compresión Proskins con cafeína para hacer ejercicio cuando no puedes hacer ejercicio. Perfectos para vuelos largos”. Compresión, la otra pata de estos cosmetotextiles. Algo parecido a las fajas convencionales pero con tecnología termo-reguladora y una acción drenante que, según sus usuarias, las tiene de constantes visitas al baño a evacuar líquidos en la primera semana de uso. Ahora, que eso es un mal menor teniendo en cuenta que, si se siguen a rajatabla las instrucciones de uso (llevarlas puestas al menos 8 horas al día durante 28 días), se pueden perder dos centímetros de contorno en las zonas de conflicto habitualmente rebeldes. O sea, nalgas, muslos o vientre. Pero aún hay más: las fibras del tejido llevan una pequeña proporción de plata con acción bactericida y aniquiladora de malos olores que traducido al idioma de la vida cotidiana significa que solo hay que lavarlos cada 15 días.

Ojo, que esto tampoco es tan revolucionario: ya hay en el mercado calcetines deportivos como los de la firma X-Socks con fibras de plata pero hasta ahora no se habían empleado en prendas que nos valgan para ir a por el pan. Por si aún quedan incrédulas los de Proskins tiran de esa artillería pesada e incuestionable que son las estadísticas: un 76% de las que lo han probado juran haber adelgazado, un 65% que se redujeron los nódulos de grasa, un 63% dio esquinazo a la celulitis, un 67% se percató de que entraba mejor en sus vaqueros y un 72% confesó sentir las piernas más ligeras. En cuanto al repertorio, de lo más variado: desde leggings negros y discretos a otros con estampados temerarios, mallas boot cut, shorts, bodies y camisetas. En versión mujer y también para hombre. El precio medio son unos 84 €. El negocio, al parecer, va viento en popa tanto que para esta primavera ya tienen previsto sacar guantes, fulares, máscaras antiarrugas para el contorno de ojos y hasta pijamas reductores.

El mercado de los dermotextiles está en proceso de ebullición y son muchas las marcas comerciales que se apuntan a lanzar al mercado prendas que parecen de ciencia ficción. Como los panties de My Shapes confeccionados con Emana, una nanofibra con cristales minerales bioactivos que absorben el calor del cuerpo y se lo rebotan en forma de rayos infrarrojos. El resultado: estimulación de la microcirculación sanguínea y activación del metabolismo celular. Hablando en plata: reducción de la celulitis y piel más tonificada. También ofrecen sujetadores, leggings y camisetas. Eso sí, para que el milagro suceda hay que llevarlos puestos mínimo seis horas diarias durante 30 días. La compañía Scala Bio-Fir ofrece tecnología parecida.

Los hay que han encontrado en el cobre la madre de todas las batallas en la reducción de arrugas, la lucha contra la hiperpigmentación y la estimulación del colágeno. Esa es la receta de la americana Cass & Co. Así que dicho y hecho: han patentado el tejido Cupron y ya han lanzado prendas que comprimen todas las zonas fofas posibles, incluido un top con escote que recubre los brazos, esa zona traicionera que a partir de cierta edad no supera la prueba del salero (si al echar sal se te mueven como si fueran de gelatina ya sabes de qué se trata).

Peachy Pink, Macom Medical, Medisana Slimpro y así una larga lista de compañías también se han sumado al noble arte de crear prendas cosmético-reductoras. En el término medio, vamos, que implican hacer algo de ejercicio, las prendas deportivas de Zaggora que generan un calor adicional mientras se hace deporte y eso parece que es letal para los nódulos de celulitis.

Pero no todo son leggings y prendas interiores. Hace un par de meses Wrangler lanzaba los Wrangler Denim Spa Molly Skinny Jeans: vaqueros con aceite de oliva, aloe vera o una fórmula especial “piernas suaves” con propiedades reductoras.

Como su efectividad depende de las nanopartículas activas y éstas se van gastando con el uso y los lavados la francesa Skin-Up ofrece un spray de recarga que prolonga 30 días la vida quemagrasas de sus prendas. Y llegados a este punto muchas potenciales clientas se preguntarán si no sería más fácil pulverizar sus propias prendas y dejarse de leggins ajenos. La respuesta la tienen en Ahrtcosmetics: una especie de suavizante para lavadora, hipoalergénico y que convierte cualquier prenda en una guerrera anticelulítica. La carga según parece es tan potente que aguanta entre 3 y 4 lavados sin perder su poder reductor.

En España también se inventa. Ahí está Pillow Bra, el primer sujetador antiarrugas del mercado. Su creadora, Marta Fernández Cuevas, obsesionada con las arrugas del escote empezó a dormir con una almohada entre los senos. Luego cosió una almohadilla a un sujetador deportivo y, tras 10 años de pruebas depuró el prototipo hasta crear este sujetador que previene la caída del pecho y las arrugas del escote. Con estadísticas: el 100% de las usuarias percibe una reducción de arrugas, el 89% se ve con menos flacidez y hasta un 74% señala alivio en el pecho durante la menstruación o embarazo. “No es un producto glamouroso pero sí es efectivo”, reconoce humildemente esta emprendedora que acaba de ver cómo ginecólogos de renombre como el Dr. Ignacio Zapardiel del Hospital USP San José de Madrid empieza a recomendárselo a algunas de sus pacientes.

La imaginación en esto de crear prendas con propiedades cosméticas parece no tener fin. Visto así, aquellos guantes y patucos de Bliss para hidratar pies y manos parecen el Pleistoceno de la cosmética.

pillowbraPillow Bra, el primer sujetador antiarrugas del mercado, tiene diseño español y lucha contra el envejecimiento del escote.

Fuente: SModa

Motse García

Maquillaje y belleza en la Prehistoria

7 mar

maquilajeprehistorico

Se han encontrado rastros de arcilla roja en algunos restos arqueológicos. Los hombres y mujeres prehistoricos ya conocían y usaban el maquillaje, aunque hay especulaciones sobre su posible finalidad: si lo usaban para realzar la belleza, para celebrar un acto fúnebre o para iniciar un ritual, o bien una combinación de los tres ejemplos citados.

Se podría decir que los orígenes de la estética se remontan a la prehistoria. A través del arte y de los instrumentos de uso cotidiano que han llegado a nuestros días, podemos ver como ya entonces existía una preocupación por la belleza.

La mujer de la edad de piedra se hacía en la cara manchones de barro de color (posiblemente rojo). Entre los hallazgos más antiguos que hacen alusión al incipiente interés femenino por la belleza, encontramos un grabado en las cercanías de Oslo, Noruega, que reproduce la figura de una mujer embadurnándose con grasa de reno, animal que esta al lado de la figura femenina. Según deducen de la interpretación de las pinturas rupestres las mujeres del paleolítico, ya usaban mejunjes para colorear de marrón rojizo las diferentes partes del cuerpo.

Los productos de que disponía la mujer prehistórica se limitaban, prácticamente, a la arcilla, tierras de pigmentos colorantes o toscos productos elaborados a partir de grasas animales. El afeite más antiguo que se conoce estaba compuesto de sulfuro de antimonio.

En otros lugares también se han hallado representaciones de mujeres simbolizando la preocupación de estas por el cuidado de su belleza, por ejemplo en Austria, la conocida Venus de Willendorf, y en la Costa Azul francesa, La Venus de Grimaldi.

maquillajeprehistoria

En la edad del bronce los cazadores y danzantes se teñían parte de su anatomía de rojo y negro, y se embadurnaban el pelo con alguna arcilla. Se han hallado pequeños contenedores de huesos vaciados con pastas coloreadas hechas de grasas y óxidos de hierro o magnesio que pueden haber sido utilizados en la prehistoria para proteger el cuerpo de los rayos del sol.

Lo neandertales se colgaban collares hechos con conchas, se maquillaban y, por si fuera poco, se adornaban con vistosas plumas de aves, según un estudio internacional en el que participó el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). El empleo de plumas de córvidos y rapaces como ornamentación para el cuerpo refuerza la idea de que tenían pensamiento simbólico y los acerca aún más al Homo sapiens.

Dentro de la historia del maquillaje, los principales registros de su utilización se remontan a los antiguos imperios de Egipto y Roma.

Montse García

Historia del maquillaje en diferentes épocas y civilizaciones

6 mar

historiadelmaquillaje

El concepto de la belleza depende de cada civilización, variando enormemente según la época y el lugar. Ha ido evolucionando a través de la historia, según las circunstancias y las culturas.

Origen del maquillaje

El origen del maquillaje se remonta en la aparición del hombre, los primeros vestigios que nos llegan indican que las pinturas que utilizaban eran substancias tomadas de la naturaleza, simulaban los colores y formas de la flora y fauna, en ocasiones para transmitir sus estados anímicos o su papel social (viudez, luto, virginidad, despojamiento, brujo, consejero, cacique, etc), y más frecuentemente en actos colectivos (de toda la tribu) u actos especiales.

Estos antecedentes nos indica que el maquillaje desde su origen ha sido instrumento de comunicación según el papel que el hombre/la mujer juega en su entorno social; influyendo este en su ámbito político, económico y psicológico.

El maquillaje es una expresión del lenguaje corporal, no verbal. Su uso se remonta a la prehistoria cuando se aplicaban arcilla en la cara y también lo usaban para diversos rituales. Este lenguaje corporal no es sólo propiedad de la mujer, el hombre también lo ha utilizado y utiliza, aunque en menor medida. Los faraones se depilaban y maquillaban. En el siglo XVII-XVIII los hombres usaban pelucas y se pintaban la cara blanca para diferenciar la jerarquía social. Sólo las clases pudientes podía disfrutar de él. Incluso actualmente podemos ver algunas tribus cuyos hombres lo hacen para sus ritos de iniciación o celebración, también cuando van a la guerra para intimidar al enemigo. Incluso es utilizado por algunos cantantes, determinadas tribus urbanas o cualquier hombre que le apetezca.

hombresmaquillados

hombremaquilladostribus

Actualmente, el maquillaje en la mujer del primer mundo tiene un importante papel de “arma” de seducción, es indudable que es más atractivo un rostro bien maquillado porque con ello se pueden realzar los rasgos más bonitos y esconder los menos agraciados.

maquillajearmaseducir

Pero no en todas las razas y culturas se emplea de la misma forma el maquillaje, ni tiene porque tener el mismo significado.  Por ejemplo:

maquillajesotrasrazas

Creo interesante realizar un “viaje en el tiempo” y por antiguas civilizaciones para observar cómo hicieron uso de los cosméticos y de qué forma los obtenían. Teniendo también en cuenta los aspectos históricos-evolutivos de los cosméticos empleados con el fin de maquillar.

Maquillaje en diferentes épocas y civilizaciones

En cada una de las etapas que se ha dividido la historia encontramos que el hombre diseñaba con el maquillaje la imagen que creía justa para el momento que vivía, la cual identificaba su posición social y su filosofía ante la vida. De esta se puede diferenciar con facilidad el maquillaje de cada etapa histórica en el desarrollo de cada civilización, el que marcó época.

Destaco algunas de las etapas:

  • Prehistoria
  • Egipto
  • Grecia
  • Roma
  • Edad media
  • Renacinimiento
  • Revolución francesa
  • Era moderna: años 20 a 50
  • Era moderna: años 60 a 90
  • Actualidad

Montse García

historiadelmaquillaje

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 110 seguidores