Archivo | agosto, 2010

Cosmética del bronceado

18 Ago

La investigación cosmética en el campo de los protectores solares y bronceadores ha experimentado en los últimos años una auténtica revolución, incorporándose de lleno a la cosmética de tratamiento y a la cosmética del color. Ha surgido toda una nueva generación de solares para antes, durante y después de la exposición al sol con fórmulas estudiadas que permiten además de broncear, nutrir e hidratar la piel. Se han creado fotoprotectores que se toman por vía oral, que complementan la acción del bronceador, protegiendo zonas que no están al alcance del método tradicional, se han creado bronceadores específicos para sol artificial.

A las cremas más o menos elaboradas de aceites suavizantes y ceras vegetales protectoras se han unido, ahora, todos los componentes más sofisticados y exclusivos de los cosméticos de tratamiento, que han convertido a los bronceadores en auténticos productos de belleza y en el tratamiento más importante del verano. La cosmética del color ha creado toda una serie de productos especiales para los días de sol y agua: lápices de labios con filtros solares de alta protección; polvos, eye liner, sombras de ojos, mascarillas de pestañas resistentes al agua, y coloretes especiales para rostros bronceados

Sin embargo, la elección del protector solar adecuado no debe ser tomada a la ligera. Es necesario utilizar uno que cubra cabalmente las necesidades de cada tipo de piel. Cada persona es distinta una de otra, así como son distintas sus reacciones ante los estímulos externos del clima; por tal motivo, algunas personas son más propensas a la aparición de manchas en la piel causadas por la exposición a los rayos solares, otras personas son más resistentes a quemaduras por el sol, etcétera. Estas diferencias se deben a factores genéticos que condicionan que nuestros melanocitos (las células que producen la melanina, el pigmento que protege de la radiación ultravioleta del sol) produzcan melanina de mejor o peor calidad. Así, posiblemente entre otros, hay un gen que tiene muchas variantes y algunas de ellas son las que son las que hacen que una persona sea pelirroja. Con la finalidad de tener un parámetro unificado en la relación daños-piel, se cuenta con la clasificación de fototipos cutáneos y se aconseja un determinado Factor de Protección Solar en función del tipo de piel.

El FPS es un número que indica cuál es el múltiplo de tiempo al que se puede exponer al Sol la piel protegida para conseguir el mismo efecto eritematoso que se obtendría si no se hubiese aplicado ninguna protección. De esta manera se evita el eritema, en comparación con el mismo tiempo de exposición pero sin la protección del filtro solar. Por ejemplo, si una persona puede exponerse al sol el primer día 10 minutos sin tener enrojecimiento ni quemaduras, un FPS 15 utilizado adecuadamente la protegerá del sol durante 150 minutos (10 x 15), aunque no es tan correlativo. Este factor se calcula dividiendo la dosis eritematógena mínima (DEM) con la aplicación del filtro solar, entre la DEM sin filtro solar. Cada persona tiene que saber cuál es el tiempo que se puede exponer al Sol sin riesgo de quemaduras.

Además, a las ya existentes tradicionales cremas que colorean la piel, se han sumado recientemente los sprays bronceadores DHA, cuyo uso cada vez está más extendido. La dihidroxeacetona (DHA), que se obtiene de la remolacha y de la caña de azúcar, fue aprobada por la agencia estadounidense del medicamento (FDA, según sus siglas en inglés) en 1973, que la añadió a la lista de productos cosméticos.

La coloración de la dermis se logra con estos cosméticos porque la DHA tiñe la capa córnea de la piel. Se trata de la más externa de la epidermis donde están las células muertas. Precisamente por este motivo es un producto seguro que, además, proporciona una pequeña protección contra los rayos UVA.

El mecanismo de acción se basa en la conocida “reacción de Maillard” que es responsable de muchos de los colores (por ejemplo, la coloración marrón que adquieren el pollo o la carne al cocinarse) y sabores existentes en algunos alimentos.

Su aplicación se realiza a través de la micropulverización, lo que permite broncear la piel desde la primera sesión. El moreno permanece lo que tarda en renovarse la dermis, un proceso natural que dura unas tres semanas.

Sin embargo, y, antes de su aplicación es importante saber que dado que la DHA se fija en la capa córnea suele aumentar la coloración de las manchas de la piel producidas por el sol. También su efecto es más intenso en las zonas donde ésta es más gruesa, como los codos o las rodillas. Se debe valorar asimismo que si la capa córnea no es un uniforme, el bronceado tampoco lo será por lo que se recomienda la realización de una exfoliación previa antes de su aplicación. Todo sin olvidar que, pese a que la piel tiene un aspecto bronceado se debe proteger del sol, porque sino la dermis se quema.

Los fabricantes de productos cosméticos están investigando para añadir a sus productos la dihidroxiacetona, además de elementos con propiedades antienvejecimiento. Así, por ejemplo, algunas cremas hidratantes advierten también sobre su capacidad para broncear gracias a que contienen pequeñas cantidades de DHA, lo que produce un efecto gradual pero acumulativo tras su empleo repetido.

Otras compañías están apostando por dar respuesta a la demanda de productos naturales y están añadiendo ingredientes botánicos. Así, alguna de las cremas más vendidas, contienen también cacao y las llamadas “micro perlas” que confieren un tono más luminoso a la piel.

En los últimos diez años, la venta de productos autobronceadores ha aumentado porque se ha mejorado mucho su calidad y ya no dejan ese color anarajando en la piel.

Todos los bálsamos, cremas, leches y geles para después del sol contienen elementos calmantes, antiinflamatorios, hidratantes, suavizantes y regeneradores del epitelio, con lo que además de reparar e hidratar la piel, evitan o mitigan la sensación de dolor, tirantez, ardor y prurito. Poseen, además, un ligero efecto antibacteriano con el objeto de evitar infecciones por microbios. y sobre todo un efecto protector y fijador del bronceado al evitar la descamación. Actualmente todas las firmas de alta cosmética y mass market, tienen productos para después del sol.

 

Una piel bronceada ahora es símbolo de moda y belleza pero no hay que abusar del sol, por ello unas recomendaciones

 

Sigue leyendo

Anuncios

El Colágeno en cosmética

17 Ago

¿Qué es el colágeno?

El Colágeno es la proteína natural más abundante en el cuerpo humano. Se encuentra en huesos, cartílagos, piel y tendones.

Es la proteína que en mayor proporción se encuentra presente en la piel y posee propiedades hidrofílicas (capacidad de absorber, almacenar, ceder y rodear de agua los tejidos) generando un óptimo nivel de hidratación, regeneración, tersura, firmeza y constante renovación celular. Motivo por el que adquiere un papel primordial en todos aquellos tratamientos que busquen paliar de manera global los signos de envejecimiento.

Cuando somos jóvenes, nuestro Colágeno conserva su naturaleza y todas sus propiedades inalterables, pero con el paso de los años y con la ayuda de factores como la exposición solar, la genética, los cambios hormonales, el tabaco, el estrés, etc…, el colágeno de la piel se va degradando y sufriendo modificaciones, volviéndose menos absorbente y menos flexible en su funcionamiento. La manifestación externa más visible de esta degradación es la deshidratación de la piel y, en consecuencia, la aparición de las temidas arrugas y líneas de expresión, así como la pérdida de firmeza y luminosidad del rostro. Por ello, en cosmética, una de las preocupaciones más importantes de los investigadores ha sido desde siempre obtener un buen tratamiento a base de colágeno, capaz de ser absorbido por la piel y mantener intactas todas sus propiedades.

Cuanto mas puro y exento de aditivos sea el producto en cuestión, tendrá más calidad, y por tanto se regeneraran con más rapidez los tejidos. De hecho, el colágeno puro se utiliza en muchos institutos de belleza por sus excelentes resultados.

Ya sabemos lo que la cosmética del colágeno nos puede ayudar. Pero ¿Cómo se sintetiza el colágeno? ¿Cómo se forma? ¿Función? ¿Qué tipos de colágeno hay?

Síntesis del colágeno

Sigue leyendo

Algunos consejos de cosmética. Glosario

17 Ago

La mayoría de los productos cosméticos incluyen los principales componentes de su fórmula en el prospecto interior  y en el propio envase. Leer esta información es muy importante para conocer si se está eligiendo el producto más adecuado a las necesidades de nuestra piel, pero también lo es saber cuáles son y de qué modo actúan los ingredientes.

Algunos de los ingredientes que más se utilizan en el mundo de la cosmética son: Ácido hialurónico, Alfahidroxiácidos, Colágeno, Ceramidas, Elastina, Glicerina, Lecitina, Liposomas, Matrixylà, N.M.F.: siglas de “Natural Moisturizing Factor” (Factor Natural de Hidratación), Oligoelementos, Pantenol, Queratina, Retinol, Tocoferol, Filtros UV, Vitamina E.

Otros consejos en cosmética:

Una adecuada conservación de las cremas y productos de belleza es básica para garantizar su eficacia.

  • Es conveniente cerrar herméticamente el producto para que no penetren las bacterias del ambiente y lo estropeen.
  • No colocar los cosméticos cerca de ventanas o lugares donde se filtren los rayos solares. Guardarlos siempre en un lugar seco y fresco.

Un producto cosmético presenta el PAO que nos indica el tiempo máximo de uso después de su apertura.

A continuación os detallo un vocabulario de términos en temas de cosmetología.

Glosario de cosmetología

Sigue leyendo

Cosmética “masstige”

16 Ago

El  concepto “masstige” es un que combina un diseño de producto único orientado a un mercado de masas intermedio.
La influencia del masstige ha llegado al área de belleza, donde los cosméticos de un precio accesible son combinados con un prestigio y estilo que se encuentra generalmente en los detalles de packaging.

Es muy importante desarrollar envase y packaging con diseños distintivos, ya que estos elementos actúan como una parte fundamental del prestigio al que se apunta. La diferencia entre el mercado de masas y el mercado exclusivo de lujo reside más en la terminación de un producto que en su funcionalidad.

El diseño de packaging es la forma más accesible de diferenciarse en un mercado tan competitivo para los fabricantes. Actualmente se ve desplegada toda la creatividad e innovación en los envases de productos de belleza. La firma L’Oréal y Physicians Formula son dos ejemplos de marcas que han salido a competir con nuevas y únicas ideas de packaging. La “Volume Shocking Mascara” de L’Oréal o su “Illuminations mess-free shimmer powder for eyes” son algunos casos. Se apuntan a esta tendencia firmas como Burberry, Hermès o Commes des Garçons.

En resumen, los atributos que destacan al packaging de belleza de masas son la accesibilidad, durabilidad, portabilidad y funcionalidad. A las mujeres les gusta los envases que pueden tirar en sus carteras o bolsos sin preocuparse de que pueda perder, además de que se distinga de los otros envases del mercado. En el cuidado facial de la piel el packaging ha evolucionado para mantenerse a la altura de los productos de alto precio que vienen en cajas. Por ejemplo, cartones con ventanas y envoltura de celofán son utilizados para distinguir los productos de una gran cantidad de botellas singulares. Esto además tiene la ventaja de permitir incluir más información de producto e instrucciones de uso. Los colores metálicos están destacándose en el diseño y gráfico de los productos, como símbolo de alta calidad de terminación.

Cada marca utiliza diversos tipos de packaging con elementos como botellas de aluminio, reminiscentes de aquellas usadas por los perfumes franceses, envases plásticos transparentes y compactos metalizados de maquillaje diseñados para atraer la atención de adolescentes y mujeres de la moda.

Las empresas que apuntan a este nuevo mercado de masstige diseñan marcas que lucen y se sienten como sus hermanas mayores, las marcas de lujo, pero sin el precio de las tiendas exclusivas departamentales. Los productos cosméticos son un mimo que la consumidora se brinda a sí misma, y si el packaging luce y se siente al nivel de las marcas de prestigio, pero a un precio intermedio, es seguro que los productos tendrán éxito en el mercado de masas.

Masstige: lo último en marketing

Sigue leyendo

La cosmética Premium price

14 Ago

En español mal traducido Premium Price es algo así como “prima de precios” o “precio preferencial”. Es la cantidad de dinero adicional que el consumidor está dispuesto a pagar por un producto o marca porque considera que merece la pena.

Es la cosmética que se basa en valores tangibles como la calidad, altas prestaciones o características, gran resultado o eficacia, buen servicio post-venta, etc., o en valores intangibles: prestigio de llevar esa marca, imagen o distinción, es original, exclusiva, moderna, dinámica, elegante, mágica, tradicional, tierna…  Gran parte de las veces que compramos o consumimos marcas, lo hacemos para dar a entender a los demás aspectos de nosotros mismos que simbolizan dichas marcas. Por tanto, fundamentamos principalmente nuestro consumo en lo emocional y a que actualmente la mayoría de productos son buenos, bien fabricados y de calidad. Y muchos de nosotros pagamos un extra para conseguir eso material que es un conjunto de símbolos, valores y sentimientos inmateriales.

Cosmética de las marcas más caras del mundo

Ciertas marcas de cosmética selectiva juegan con el precio desorbitado como principal elemento diferenciador y exclusivo de cierto personal a quien los precios entre 500 y 600 euros el frasco es puro símbolo de su estatus. El sólo hecho del precio eleva a esta cosmética a la categoría de artículo de lujo, a objeto de culto, deseado por el resto de los mortales, porque comprarla significa que eres rico. Este segmento de la población, que son pocos pero rentables, no se ve tan afectado por la crisis, aunque tampoco crece en número de clientes. Por ello, marcas cuya gama de productos ronda como media los 250 euros por artículo como La Mer, La Prairie, Kanebo, Estée Lauder, Sisley, Guerlain, Massumeh y similares, no registran cambios sustanciales en la facturación de estas líneas de producto. Es más, les ayudan a vender referencias más baratas.

El premium price es una estrategia de precios que hay que saber dominar. Si se pone precio elevado a un producto o servicio sin justificación suficiente como para ser comprado, que cumpla lo que promete, y que el cliente quede satisfecho a pesar del precio elevado, no venderemos.

Hay que darle un valor añadido a la cosmética Premium: debe aportar obviamente beneficios tangibles como eficacia, tratamiento de la piel, envase, diseño, así como innovación en ingredientes, tests clínicos que acrediten su eficacia, pruebas de seguridad, etc. También, aportar magia, valores, sentimientos. Indudablemente esto significa inversión en imagen de marca, comunicación y publicidad que, a su vez, repercute en el precio.

Fuente parcial: Esthetic world

Montse García Díaz

Marketing y Comunicación integral

@modernmarketing