Diferencias entre Piel Masculina y Femenina

9 Ago


La piel del hombre y la de la mujer son distintas. Principalmente, son tres los factores fisiológicos que las diferencian: el espesor, la firmeza y la secreción sebácea. Es un tipo de piel más grasa que la de las mujeres y cuyo principal problema son los brillos.

Colágeno

Está presente en mayor cantidad en la piel del hombre. Se sintetiza en mayor cantidad y su ratio de acumulación en la epidermis es mayor. Con el paso del tiempo la cantidad de colágeno disminuye, sin embargo, la piel del varón es un 25% más gruesa que la de la mujer durante toda su vida.

Como consecuencia de lo antes descrito, en el hombre las primeras arrugas comienzan a manifestarse entre los 40 y 45 años de edad, mientras que en la mujer se hacen presentes entre los 30 y 35 años.

Estrato Córneo

Es más grueso en el hombre y está distribuido de manera irregular, generando un apeco áspero, rugoso y descuidado de la piel masculina.

Glándulas Sebáceas

Son más abundantes y activas en la piel masculina. La estimulación androgénica de estas glándulas comporta una mayor secreción de sebo entre los varones, por consecuencia, mayor incidencia de acné durante la pubertad.

Por otro lado, esta secreción sebácea aumentada puede prolongarse en el varón hasta bien entrada la vejez. En cambio, en las mujeres la cantidad de andrógenos responsables de la producción sebácea disminuye con la menopausia y provoca la sequedad cutánea, característica de la piel senil, en la piel femenina a edades más tempranas que los varones.

Vello

La aparición de vello es una característica principal del sexo masculino. La barba comienza a hacerse presente en los varones a los 15 ó 16 años, especialmente en la zona del mentón y el bigote. A partir de esta edad y durante su vida el varón va a desarrollar también pelo en el pecho, brazos y piernas. El crecimiento del pelo sigue unos ritmos circadianos: durante el día el crecimiento es superior en un 64% respecto de la noche.

Cabello

El equilibrio hormonal y muchos otros factores provocan una mayor prevalencia de calvicie entre los varones que entre las mujeres. Toda esta suma de circunstancias biológicas, unas pautas de utilización de productos cosméticos mucho más consolidadas y no someter diariamente a las estructuras cutáneas a los microtraumas y agresiones propios del afeitado hacen que se pueda afirmar, de una forma general, que el estado natural de la piel es mejor entre las mujeres que en los varones.

Hábitos distintos

Las características de la piel masculina hacen que los hábitos de higiene sean distintos a los de las pieles femeninas. Esto se debe a que la piel masculina es un 25% más espesa que la de la mujer, por lo que es más resistente. Asimismo, el hombre tiene una piel más firme y envejece más tarde pero, sin embargo, de manera más brusca. Además, la cantidad de grasa cutánea secretada por el hombre es mucho mayor por razones hormonales. Por ello, tiene más imperfecciones y brillos, sobre todo en la zona T. Sin embargo, la piel de las mejillas y el cuello, al estar sometida al afeitado, tiene una mayor tendencia a la deshidratación y la sequedad.

Los factores que afectan de manera negativa a la piel masculina son la edad, el cansancio y el estrés, la contaminación, la dieta desequilibrada, los problemas de salud, no hacer ejercicio físico, fumar y consumir alcohol. Son los mismos que afectan a la piel femenina, sin embargo, inciden de manera diferente en los hombres.

Los cosméticos aconsejables para mantener su piel cuidada en los hombres  son:

  • Una buena limpieza facial con productos específicos para el rostro.
  • Afeitarse después de la ducha y de limpiar la cara con un producto que prepare el rostro para el afeitado.
  • Usar un tratamiento después del afeitado que aporte a la piel frescor y calma.
  • Utilizar tratamientos faciales: hidratantes, nutritivos, anti-arrugas, anti-edad, contorno de ojos, específicos para pieles grasas, etc.
  • Utilizar productos de protección solar para antes, durante y después del sol.
  • Ducharse con productos específicos y usar desodorantes después de la ducha.
  • Utilizar productos contorno de ojos para evitar las ojeras y bolsas.

Los varones se acercan a los productos cosméticos buscando bienestar en inmediatez de acción, en tanto las mujeres prefieren belleza y sofisticación. Además, las mujeres son plenamente conscientes y aceptan mejor que muchos de los resultados sólo son posibles en la utilización de cosméticos a largo plazo.

Según todo lo expuesto, como se trata de una piel diferente y hábitos diferentes, se desarrollan cosméticos específicos para cada uno.


Fuente: http://cosmetologia.macroestetica.com/?p=478

Montse García

Marketing y Comunicación integral

@modernmarketing

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: