Criterios de certificación de la cosmética natural

10 Ago

La creciente demanda por lo verde ha revolucionado la cosmética. Las firmas naturales van más allá y ya no se contentan con poseer tan sólo composiciones naturales. El packaging, las fórmulas y los compromisos medioambientales son referencias indiscutibles para vender naturaleza cosmética.

Con el mercado de lo ecológico, biológico y natural en plena expansión, numerosas firmas se sirven del término natural cuando los productos contienen pocos ingredientes naturales y aún menos ecológicos. El segmento de los consumidores ecológicos es muy atractivo para las empresas de cosmética dedicadas a un sector con mucha competencia y muy poco regulado.

El problema es que no hay ninguna norma o ley que especifique qué productos cosméticos pueden considerarse naturales y cuáles son los criterios a tener en cuenta. El Reglamento Europeo que regula la producción agraria ecológica sólo se refiere a productos alimentarios y deja fuera a cualquier proceso que, aunque utilice materias primas procedentes de la agricultura o la ganadería, no tenga como objetivo la producción de alimentos. Por tanto cualquier fabricante puede anunciar su cosmética como natural sin ningún tipo de control.

La propia Unión Europea ya es consciente de este problema y a través del Comité de Salud Pública del Consejo de Europa publicó una nota informativa a los consumidores sobre cosméticos naturales en la que apuntaba: “En el mercado europeo encontramos numerosos cosméticos calificados como naturales aunque frecuentemente contienen ingredientes que no son naturales. La utilización de la expresión “cosmético natural” difiere de un país a otro y pasa lo mismo en lo que se refiere a las directrices aplicables a la fabricación, la comercialización y el etiquetado. Es necesario poner a punto una definición uniforme y establecer principios directores para los cosméticos naturales en Europa”.

Actualmente en la Unión Europea no existe ninguna normativa que detalle los requisitos que debe cumplir este tipo de cosméticos. Ante la ausencia de legislación, los fabricantes de cosméticos se someten a los criterios de empresas privadas de certificación, que garantizan el carácter natural o ecológico de los cosméticos. Cada organismo certificador tiene sus propios criterios de exigencia para los productos cosméticos. Un cosmético certificado muestra el sello o logo del organismo certificador. Es posible obtener más de una certificación, y por tanto, varios sellos pueden aparecer en el mismo cosmético.

Control en otros países europeos

La respuesta de las empresas más consolidadas y prestigiosas de la cosmética natural ha sido agruparse y trabajar con organismos de control ya existentes y dedicados a la certificación de productos ecológicos o biológicos para establecer unas normas y un sistema de control específico para los productos cosméticos.

Los principales organismos certificadores europeos son Ecocert y Cosmebio en Francia, BDIH en Alemania, Demeter o Soil Association en el Reino Unido.

Los criterios utilizados por las estar entidades para otorgar su certificación son muy similares y existe, incluso, el deseo de llegar a una armonización de estos cinco referentes que pueda ser utilizada en Europa.

En la actualidad, algunas de estas asociaciones europeas están trabajando para establecer unos estándares comunes en el proyecto COSMOS-standard (www.cosmos-standard.org).

A continuación detallaré los requerimientos que deben cumplir estos tipos de cosméticos y los organismos que velan por su control varían según la región del mundo que se contemple.

B.D.I.H

La asociación BDIH, es la federación de empresas industriales y comerciales farmacéuticas, de productos dietéticos, complementos alimenticios y cosméticos creada en 1951. En 1996, trabajando conjuntamente con las empresas más importantes de cosmética natural, establecieron unas directivas que permitieran definir y certificar una cosmética auténticamente natural de acuerdo con las expectativas de los consumidores. Pautas internas para el control de los productos naturales que han dado las directrices del actual sistema de certificación. Certifica cosméticos naturales pero no orgánicos. El certificado BDIH exige que los ingredientes de origen vegetal sean ecológicos, aunque admite excepciones siguiendo criterios de disponibilidad y calidad; los ingredientes de origen animal no están permitidos si se trata de vertebrados. Los productos que cumplen estos requisitos son certificados como “Producto cosmético natural controlado” y están evaluados por Ecocontrol, un laboratorio independiente.

Pautas B.D.I.H.:

  • Cosméticos fabricados a partir de materias primas naturales, animales y vegetales
  • Prioridad a los vegetales de cultivo biológico.
  • Bases limpiadoras y emulgentes de origen vegetal, obtenidas con técnicas “suaves” (hidrólisis, esterificación).
  • Pruebas sobre personas voluntarias o cultivos de células.

Utilización muy limitada de algún conservador suave (ácido benzoico, ácido sórbico). La utilización debe mencionarse: “conservado con…”

Prohibidos:

  • Los productos de la petroquímica
  • Los colorantes o perfumes de síntesis
  • Las bases limpiadoras o emulgentes etoxilados
  • La irradiación
  • Las materias primas genéticamente modificadas (OGM)
  • Las materias primas de origen animal (vertebrados), excepto resultantes del animal vivo (p.ej.: lano)
  • La carne de ballena o colágeno animal.
  • Las pruebas sobre los animales

B.D.I.H. ha creado la Corporación Internacional de Cosméticos Orgánicos y Naturales (the International Organic and Natural Cosmetics Corporation (IONC GmbH), cuya finalidad es organizar globalmente el control de los cosméticos para garantizaar que cumplen el estádar B.D.I.H.

SOIL ASSOCIATION

Soil Association, principal organismo de certificación de productos ecológicos en Inglaterra, empezó a certificar productos cosméticos en el 2002.

Es una asociación no gubernamental que controla y promociona la agricultura orgánica y sustentable. Sus criterios también se aplican a la industria cosmética e incluyen requerimientos sobre el contenido de ingredientes orgánicos y de síntesis, y el impacto medioambiental de la fabricación, entre otros aspectos. Solamente certifica productos orgánicos. Su objetivo es certificar productos cosméticos que incluyan el máximo de ingredientes ecológicos, que hayan sido procesados mínimamente y que dispongan de un etiquetado claro.

ECOCERT

Ecocert es la principal entidad certificadora en Francia y posee numerosas sucursales en diferentes países del mundo. Su incorporación a la certificación de productos cosméticos también es reciente y ha sido por la demanda de los profesionales del sector y conjuntamente con ellos como han desarrollado dos tipos de avales: “Cosmética eco” y “Cosmética bio” que se diferencian en función del origen de los ingredientes.

Es uno de los organismos más importantes de certificación en Europa. ECOCERT Está presente en 50 países del mundo, entre ellos España, y cuenta con 80.000 productos certificados.

El nivel de exigencia de ECOCERT es más riguroso que la reglamentación convencional sobre los productos cosméticos, lo que garantiza un práctica de respeto al medio ambiente a lo largo de toda la cadena de producción para lograr productos de calidad ecológica superior.

Ecocert certifica dos categorías de productos cosméticos:

• Cosmético natural. Es el que reúne las siguientes condiciones: un mínimo del 95% del total de los ingredientes (incluyendo el agua) es natural o de origen natural. Como máximo el 5% restante pueden ser ingredientes de síntesis (éstos forman parte de una corta lista restrictiva que incluye algunos conservadores y sustancias auxiliares). Como mínimo el 5% del total de los ingredientes procede de agricultura biológica, que representa como mínimo el 50% de los ingredientes vegetales.

• Cosmético natural y ecológico. Es el que reúne las siguientes condiciones: como mínimo el 95% del total de los ingredientes es natural o de origen natural. Como máximo el 5% restante pueden ser ingredientes de síntesis que forman parte de la lista restrictiva. Un mínimo del 10% del total de los ingredientes procede de agricultura biológica, que representa como mínimo el 95% de los ingredientes vegetales.

El Sistema de Referencias de los Cosméticos Naturales y Orgánicos de Ecocert garantiza el respeto al medio ambiente en toda la cadena de fabricación del cosmético, incluida la distribución. Los elementos controlados por Ecocert son:

  • Las etapas de fabricación y acondicionamiento se controlan con el fin de garantizar que se respetan la rastreabilidad y la protección del medio ambiente cercano.
  • El fabricante, puesto que hay un control del transporte y almacenamiento de los ingredientes y de los productos acabados: higiene y limpieza, gestión de la energía, las emisiones y los residuos (clasificación selectiva y reciclado), trazabilidad y autocontrol.
  • El producto acabado, atendiendo a los ingredientes y procedimientos utilizados: porcentaje mínimo de ingredientes de origen natural y orgánico, compromiso de los proveedores sobre las materias primas entregadas, verificación del embalaje utilizado y control del etiquetado.

El etiquetado de los cosméticos naturales y orgánicos certificados por Ecocert garantiza la transparencia frente al consumidor. El etiquetado es comprobado por Ecocert e indica los porcentajes de ingredientes de origen natural e ingredientes ecológicos, con el fin de garantizar la transparencia para el consumidor.

La única prueba de la certificación es la siguiente mención y que aparece sobre los productos certificados: COSMÉTICO ECOLÓGICO Y BIOLÓGICO CERTIFICADO POR ECOCERT SAS- BP LOS 47- 32600 ISLE JORDÁN

  • Los ingredientes procedentes de la Agricultura Biológica se señalan con un * en la lista INCI que envía a la mención: * ingredientes procedentes de la Agricultura Biológica”
  • No hay prueba sobre los animales de los productos terminados
  • Están prohibidos los perfumes de síntesis, los colorantes de síntesis, las siliconas y los glicoles. Se autorizan sólo algunos ingredientes de síntesis indispensables y aun no disponibles en origen natural.
  • La certificación: Con el fin de respetar las exigencias del aval, un auditor Ecocert controla al fabricante 2 veces al año. Estos controles se refieren a la comprobación de los productos, su obtención, su acondicionamiento y su etiquetado. Los operadores certificados reciben una licencia relativa a la empresa, autorizándoles a fabricar y/o distribuir cosméticos certificados.

Representante ECOCERT encargado de España:

AMBICERT SL (Grupo ECOCERT)

Plaça Pra Bernadi, 26, 2n

08560 Manlleu, Barcelona Catalunya

Tel: +34 93 851 54 30

Fel: +34 93 851 54 31

Email: info@ambicert.cominfo@ambicert.com

Web: http://www.ambicert.com

COSMEBIO

Cosmebio es la Asociación Profesional Francesa de la Cosmética Biológica y Ecológica. Creada en 2002, agrupa a proveedores de materias primas, laboratorios, distribuidores y profesionales del sector que desean comprometerse con este tipo de cosméticos. Con objeto de poder certificar los cosméticos biológicos, Cosmebio ha establecido dos avales.

El logotipo verde certifica:

  • Un mínimo del 95% de los ingredientes es natural o de origen natural.
  • Un mínimo del 95% de los ingredientes vegetales es de origen biológico.
  • Un mínimo del 10% de los ingredientes del producto terminado es biológico.

El logotipo azul certifica:

  • Un mínimo del 95% de los ingredientes es natural o de origen natural.
  • Un mínimo del 50% de los ingredientes vegetales es de origen biológico.
  • Un mínimo del 5% de los ingredientes del producto terminado es biológico.

Cosmebio define de la siguiente manera cuáles son las especificaciones a seguir para que un cosmético sea certificado como biológico:

• Respecto al producto. Promueve materias primas vegetales biológicas y prohíbe los ingredientes derivados de la petroquímica, las materias primas animales (excepto la cera de abeja y la lanolina), los aceites minerales (paraffinum), y sintéticos (siliconas), los perfumes y los colorantes sintéticos. Promueve excipientes naturales: aceites vegetales, hidrosoles, aceites y ceras vegetales, etc. Limita el uso de tensioactivos de síntesis (p. ej., el sodium laureth sulfate) y el uso de conservadores sintéticos (exclusión total de conservantes de síntesis como los parabenes o el Phenoxyethanol.) a una lista restrictiva de conservadores naturales. Sin OGM (organismos genéticamente modificados) y sin tratamientos ionizantes.

• Respecto a las personas. La comercialización de los productos debe considerar dar información clara, exhaustiva y transparente sobre el producto.

• Respecto al medio ambiente y a la biodiversidad. El respeto a la naturaleza debe ser completo. Los productos no pueden ser ensayados sobre animales y los envases y embalajes deben ser biodegradables o reciclables. Los métodos de obtención son no contaminantes, respetando al entorno.

• Respecto a la sociedad. Las empresas que trabajan con productores de países en desarrollo deben favorecer el desarrollo sustentable y el comercio justo.

El porcentaje de ingredientes naturales y el porcentaje de ingredientes ecológicos se indica claramente sobre todos los envases de los productos certificados que llevan las etiquetas BIO y ECO.

Diferencias entre el Logo Bio y Eco:

BIO: Este logotipo indica que al menos el 95% de los ingredientes son naturales o de origen natural, de los cuales:

  • Un mínimo del 10% de los ingredientes son procedentes de la agricultura biológica.
  • Un mínimo del 95% de los ingredientes certificables son procedentes de la agricultura biológica
  • Máximo del 5% de ingredientes de síntesis, contenidos en una lista restrictiva de ingredientes autorizados.
  • Este logotipo indica que al menos 95% de los ingredientes son naturales o de origen natural

ECO:

  • Un mínimo del 5% de los ingredientes son procedentes de la agricultura biológica.
  • Un mínimo del 50% de los ingredientes certificables son procedentes de la agricultura biológica.
  • Máximo de un 5% de ingredientes de síntesis, contenidos en una lista restrictiva de ingredientes autorizados.

DEMETER

La certificación Demeter está basada en el método biodinámico de agricultura, desarrollado a partir del planteamiento original de Rudolf Steiner en 1924. Es decir, que el aval se utiliza en la agricultura ecológica y por tanto en los aceites esenciales.

La asociación ecológica Demeter se fundó en 1997, representa a 3.500 productores de 40 países y es la única que ha creado una red internacional de organismos independientes de certificación.

Se trata de una organización  sin ánimo de lucro que busca facilitar la cooperación en los ámbitos legal, económico y espiritual. Actualmente, Demeter Internacional está compuesta por 18 miembros provenientes de Europa, América, África y Nueva Zelanda.

En Demeter, al igual que muchos de los anteriormente citados, todos los ingredientes deben estar enumerados según el sistema internacional de nomenclatura (INCI) pero además si alguno es de origen convencional llevará la abreviatura “Conv.” Si el ingrediente de origen agrario no está disponible en calidad Demeter, se pueden utilizar ingredientes ecológicos certificados o que cumplen el reglamento UE 2092/91. Las materias primas silvestres recolectadas han de estar certificadas según el Reglamento UE 2092/91 y se consideran equivalentes a los productos ecológicos certificados.

Demeter tiene tres niveles de etiquetado: bajo, medio y alto. En el medio y alto no pueden utilizarse aceites vegetales sulfatados (por ejemplo de ricino y de oliva), alcoholes grasos, alcoholes grasos sulfatados, alcohol de lanolina, ácidos del aceite de ricino, etanol, glicerina (máximo 10%), goma xantana, dióxido de titanio, óxido de zinc, lecitina, ácido cítrico, alginatos ni sorbitol y estos productos han de elaborarse de acuerdo con las normas Demeter para alimentación.

Por un etiquetado veraz y claro

Teniendo en cuenta la dificultad para sustituir determinados ingredientes, todas las normativas aceptan el uso de algunos productos de síntesis química. Se intenta evitar aquellos más problemáticos como los perfumes de síntesis, los colorantes de síntesis, las siliconas y los derivados del petróleo.

Otros aspectos que se tienen en consideración son la prohibición de utilizar ingredientes modificados genéticamente, que hayan sido irradiados o que hayan sido testados en animales.

El etiquetado también es un aspecto fundamental ya que estos avales han nacido con el espíritu de ofrecer una mayor transparencia a los consumidores. En el proceso de control no sólo se supervisa el origen de los ingredientes y el proceso de fabricación sino que la etiqueta debe ser aprobada por el organismo de control para garantizar que ofrece una información veraz.

Las dificultades actuales para la elaboración de productos cosméticos ecológicos 100% se ponen de manifiesto en el carácter abierto y evolutivo que estos organismos han pretendido dar a sus normativas, con la intención de mejorarlas a medida que sea más sencillo encontrar la materia prima y que tanto la industria cosmética como el mercado estén mejor preparados.

Otros organismos destacados en la Unión Europea son, con reconocimiento y prestigio en la industria cosmética internacional:

AIAB en talia: En su propuesta de formulación no se admite una lista de mil 350 sustancias prohibidas y también se marcan las condiciones para el etiquetado y el material de acondicionamiento.

CCPB en Italia

ICEA en Italia

Eco Garantie en Bélgica

Bioforum en Bélgica

Respecto a Estados Unidos no existe una normativa específica para productos cosméticos orgánicos, por lo que las empresas cosméticas están utilizando los estándares establecidos para alimentación. Según el Programa Orgánico Nacional (NOP) del Departamento de Agricultura (USDA), el sello USDA Organic puede aparecer en ciertas condiciones en el etiquetado del producto, en concreto, cuando el 95% como mínimo de sus ingredientes procedan de agricultura ecológica. Si el porcentaje es inferior, el logo no puede aparecer en el embalaje. Respecto al término “natural”, éste no está regulado por la FDA para productos cosméticos, por lo que cosméticos que se publicitan como “completamente naturales” o “derivados de plantas” pueden incluir otro tipo de ingredientes.

Montse García

Marketing y Comunicación integral

@modernmarketing

Anuncios

2 comentarios to “Criterios de certificación de la cosmética natural”

Trackbacks/Pingbacks

  1. La cosmética natural vende « Marketing y Comunicación sector perfumería y cosmética. - agosto 11, 2010

    […] El problema es saber qué productos son verdaderamente naturales o que grado o porcentaje de pureza poseen. Por ello, han surgido a lo largo de los años organismos privados de medición, a falta de una legislación gubernamental mundial o europea (en el próximo post explicaré el tema de certificación). […]

  2. ISABEL: REQUERIMIENTOS LEGALIZACIÓN COSMÉTICOS | Fabricar Cosméticos - enero 19, 2014

    […] https://marketingcosmeticaperfumeria.wordpress.com/2010/08/10/criterios-de-certificacion-de-cosmetica… […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: