Publicidad en cosmética. Legislación

19 Mar

De acuerdo al capítulo V artículo 16- Publicidad- del  REAL DECRETO 1599/1997, de 17 de Octubre, SOBRE PRODUCTOS COSMETICOS (modificado por RD 2131/2004, de 29 de octubre, RD 209/2005, de 25 de febrero y RD 944/2010, de 23 de julio), la publicidad de los productos cosméticos ha de contemplar los siguientes requisitos:

1. Sin perjuicio de lo establecido en las normas reguladoras de la publicidad, el texto, denominaciones, marcas, imágenes y otros signos, gráficos o no, que figuren en el etiquetado, los prospectos y la publicidad de los productos cosméticos no atribuirán a estos características, propiedades o acciones que no posean o que excedan de las funciones cosméticas señaladas en el artículo 2, como propiedades curativas, afirmaciones falsas  o que induzcan a error.

2. El responsable de la puesta en el mercado del producto cosmético sólo podrá mencionar en el envase del producto, o en cualquier documento, rótulo, etiqueta, anilla o collarete que acompañe o se refiera a dicho producto, que no ha sido experimentado en animales, cuando ni el fabricante ni sus proveedores hayan realizado o encargado experimentos en animales del producto acabado, su prototipo o alguno de los ingredientes que lo componen, ni hayan utilizado algún ingrediente que haya sido experimentado por terceros en animales para desarrollar nuevos productos cosméticos. A estos efectos, el Ministerio de Sanidad y Consumo publicará las directrices que se adopten en el marco comunitario.

3. Las denominaciones de los productos cosméticos no podrán ser iguales, semejantes o inducir a confusión con medicamentos, especialidades farmacéuticas, productos sanitarios, biocidas o productos alimenticios, ni hacer referencia a nombres de patologías.

4. La forma, aspecto, color, olor, presentación o etiquetado de los productos cosméticos o de sus envases, así como las imágenes y alusiones efectuadas en la publicidad, serán tales que no puedan dar lugar a confusión con alimentos u otros productos de consumo, con el fin de evitar riesgos para la salud o la seguridad de los consumidores.

5. La presentación de los artículos destinados a utilizarse en el baño y normalmente con las manos mojadas no debe realizarse en envases de vidrio o de cualquier otro material que se rompa con facilidad al golpearse y pueda ocasionar cortes o heridas.

6. Las Administraciones públicas, en el ámbito de sus competencias, realizarán un control de la publicidad y propaganda comerciales para que se ajusten a criterios de veracidad en lo que afecta a la salud, y limitarán todo aquello que pueda constituir un perjuicio para ella, así como en lo que afecta a la experimentación animal, y vigilarán el cumplimiento de lo señalado en este artículo.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios vigilará el cumplimiento de lo establecido en este artículo, y para ello podrá adoptar las medidas previstas en el artículo 11.

Además, se ha de tener en cuenta ley general de publicidad, 34/1988 de 11 de noviembre,  que define como ilícita a la “publicidad engañosa”, es decir “la que induce o puede inducir a error a sus destinatarios (…).”

Mi pregunta es: realmente se hace todo esto en empresas cosméticas?. Se comunica la realidad? Se hacen promesas que se pueden contrastar, demostrar científicamente?


Hay muchísima publicidad engañosa en este sector promesas milagro contra celulitis, acne, manchas, arrugas ……, pestañas infinitasssss, imágenes de antes y después tratadas con Photoshop, conceptos que no se entienden , eso sí parecen, muy tecnológicos ……….

Yo apoyo a una empresa cosmética que basa sus productos en una investigación científica y en unos estudios clínicos en colaboración con dermatólogos. Apoyo a la marca cosmética que comunica lo que está avalado por test in vitro y testado dermatológicamente, estas marcas son las que pueden comunicar unos efectos que han sido probados.

Muchos de los productos milagro que se anuncian no resisten al más mínimo análisis científico y ofrecen al consumidor expectativas que luego no pueden cumplir. Además, suelen sobrevalorar sus efectos positivos y ocultar los negativos.

Yo apuesto por empresas y marcas de cosmética-perfumería éticas en su comunicación. Así es como me gusta trabajar a mí, así es como yo trabajo.

 

Montse García

Marketing y Comunicación integral

@modernmarketing

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: