Archivo | noviembre, 2012

Hiperpigmentación y Decoloración de la piel

30 Nov

La decoloración y la hiperpigmentación, pueden ser debidas a una variedad de causas diferentes.

La piel clara es el tono más común entre los caucásicos y asiáticos, la piel clara y de media-claridad tiene matices de color beige o amarillo, y la hiperpigmentación es una preocuación común para estas poblaciones. Pueden quemarse fácilmente en el sol, las cicatrices del acné, manchas solares, hematomas y rotura de capilares son más propensos a aparecer en la piel más clara, ya que es más fina y delgada.

Los tipos de piel más oscura como las latinas y las de ascendencia mediterránea, presentas tonos de claridad media u oliva y son más propensas a cicatrices de acné, daño solar e hiperpigmentación prolongada.

Los tipos de piel muy oscura son más comunes en los afroamericanos. Aunque tiene más melanina, la piel muy oscura puede quemarse (aunque no lo aparente mucho), es propensa a los daños del sol, y es más susceptible a desarrollar manchas marrones.

Tanto si la hiperpigmentación es de color marrón, rosada o roja, la parte decolorada de la piel es básicamente la señalización que ha sido dañada.

Por otro lado, la decoloración puede afectar a todos los tonos y tipos de piel.

Una peligrosa costumbre de aclaramiento de piel extendida en Africa: el Khessal

El 67% de las mujeres de Senegal despigmentan sus pieles, este tratamiento estético está tan extendido en África que algunos dermatólogos lo llaman “el trauma poscolonial”.

El Kessal más consumido está elaborado con detergentes, ácidos y lejías. Esta obsesión por aclararse la piel provoca diversas enfermedades entre las que se encuentra el cáncer de piel. El Khessal se fabrica principalmente en Europa, EEUU, Nigeria y Sudáfrica.

Fuente: Guía Cirugía Estética

Montse García

El gran consumo afronta la recta final del año con valores más positivos

30 Nov

carrocompraSegún un estudio de kantarworldpanel nos indica que:

Por primera vez en lo que llevamos de año, el sector del gran consumo ha conseguido crecer más en valor que en volumen. Coincidiendo con la entrada en vigor del nuevo IVA, una cesta con las 2000 primeras refrencias en ventas del mercado es ahora un 2% más cara que el año anterior, hecho que junto con el convencimiento del consumidor de que los precios seguirán subiendo, ha provocado una contención en el consumo de los hogares; en octubre la demanda ha crecido tímidamente (+0,9%), mientras el valor generado ha crecido un + 2.5% en valor. En términos acumulados desde enero, el mercado logra mantener un tímido crecimiento por encima del 1% en volumen y permanece estable en valor con respecto al mismo periodo de 2011.

Menos visitas a las tiendas, menos compras por impulso

El comienzo de la crisis provocó, contrariamente a lo que ocurría en la mayoría de países europeos, un aumento del número de visitas a las tiendas. Hoy, inmerso en la búsqueda constante de ahorro, el consumidor ha reducido su frecuencia de compra, realizando en los diez primeros meses del año 2 cestas menos que en mismo período del año anterior, con el objetivo de reducir al máximo las compras por impulso.

Montse García

La cosmética y perfumería de lujo va resistiendo a la crisis

28 Nov

SModa presenta un artículo muy interesante sobre la resistencia a la crisis de la cosmética y perfumería de lujo.Fragancias serigrafiadas en oro, caviar en serums y frascos joya. Su secreto para el éxito: grandes dosis de imaginación, inversión en tecnología, posicionamiento de marca y expansión en el mercado asiático.

Aunque la crisis ha afectado a casi todos los sectores, lo exclusivo resiste. Ya se ha repuesto del bache sufrido en 2009 cuando bajó en un 8% mundial. El mercado del lujo español cerró 2011 con 4.200 millones de euros y una subida del 20% respecto al año anterior. Es la tónica general en nuestro continente. «Es una fortaleza y una ventaja comparativa para Europa, especializada en la alta gama», comenta María Eugenia Girón, directora del Observatorio del Mercado Premium del IE Business School. Los cosméticos y perfumes premium están de enhorabuena. La proliferación de canales de venta, la modernización y digitalización de la industria, así como la fiebre asiática de poseer el último lanzamiento han evitado su caída.

Su ‘savoir faire’ va más allá de lo económico. «Las empresas de este sector han invertido mucho en los últimos 10 años. Han eliminado intermediarios lo que les permite vender directamente al cliente y profundizar en cuestiones como el estilo de vida. Son un modelo para otras compañías», aseguraba hace poco en la revista Forbes Nate Gilmore, vicepresidente de Shipwire Order Fulfillment, una red internacional de transporte y almacenaje. ¿Y quiénes han hecho mejor sus deberes? Emporios como LVMH o el suizo Richemont. «El grupo francés ha demostrado que su receta funciona. Ha diversificado el negocio, lo que facilita a los inversores repartir el riesgo. Además, cuenta con cadenas como Sephora, de venta directa al público. Estos establecimientos sirven para estudiar los gustos del consumidor y actuar en consecuencia», explica Fabrizio Ferraro, director del departamento de Dirección Estratégica del IESE. De hecho, según la revista The Economist, Bernard Arnault ahorra cada vez que compra una nueva compañía (gasta menos en publicidad, alquiler, etc.). En España, el grupo Puig también predica con el ejemplo. «Ha crecido mucho en los últimos años. Vende perfumes relacionados con marcas que el público identifica rápidamente, como Carolina Herrera, Prada o Paco Rabanne», añade el experto.

La exclusividad del mercado de lujo es única. «La personalización es uno de los vehículos del lujo. Todos nos sentimos diferentes y reclamamos productos a medida, exclusivos. Está relacionado con un impulso humano: la vanidad», señala Anabel Vázquez, de la empresa de cosmética Laconicum. La alta gama es experta en comunicar: «No todo es poder. Para adquirir productos de lujo no basta con tener dinero, es necesario saber. Se deben conocer direcciones, marcas y profesionales», recuerda María Martínez, también de Laconicum.

Las fórmulas de estos productos concentran activos exquisitos y los laboratorios invierten años en dar con ellas. La Prairie, por ejemplo, celebra el 25 aniversario de la línea Skin Caviar, la primera en embotellar los beneficios del mismo. Lo hace con Liquid Lift, un suero a base de perlas de caviar y algas rojas. Su fórmula se basa en péptidos antiedad capaces de acelerar la actividad de las células. Bastan unas gotas para obtener resultados. Otro hito es el suero Future Solution LX de Shiseido. Este tratamiento ha sido premiado con un galardón IFSCC, conocido como el Nobel de la cosmética. Su secreto es el Skingenecell 1P, un elemento capaz de inhibir la acción del Serpin b3, uno de los mayores aceleradores del envejecimiento cutáneo. Y hay más: Anne Möller potencia el efecto bótox con su línea Solution 8 Jours 4D, mientras Dior demuestra que no todo está inventado en técnicas de elaboración. Su crema y aceite Souveraine, a base de rosa soberana, se obtienen tras congelar, triturar, remojar y recuperar los pétalos de la flor. «El objetivo es acceder a una molécula capaz de multiplicar por tres los lípidos naturales de la piel, sin que se oxide la flor», informan desde la compañía.

La firma barcelonesa Natura Bissé lanza este mes un serum antimanchas ultraconcentrado. Todo apunta a que acabará convirtiéndose en un superventas en países como EE UU, donde triunfa la compañía. El secreto de este producto radica en la formulación: un cóctel con una concentración del 20% de ácido glicólico, peróxido, maslínico, fítico y diódico. YSL ha rastreado tierra, mar y aire hasta encontrar un activo único: el ganoderma lucidum, un hongo que concentra péptidos, minerales, esteroles, vitaminas, ácidos grasos y polisacáridos. Esa es la base del nuevo suero regenerante Temps Majeur. Un ejemplo más de la excelencia del sector es la fragancia Crystal Edition Bottle de Francis Kurkdjian. «El precio se debe a la calidad de los ingredientes y a la nobleza de los materiales. El frasco es de cristal de Saint Louis. Se trata de una edición limitada de 20 fragancias grabadas en plata y oro», detalla el perfumista. El capricho cuesta 5.500 euros. «Solo quedan seis por vender», asegura. Dior, por su parte, apuesta por los perfumes-arte. «Mi objetivo es dar a conocer la maestría de los cristaleros de Murano. El maestro cristalero sopla el vidrio; sus ayudantes lo recogen (ese es el término que emplean, como si fuera una flor) y añaden el oro. Es una coreografía perfecta», detalla el artista francés Jean-Michel Othoniel, quien ha firmado una edición especial de J’Adore, el aroma de 1999.

Oriente es el motor principal. «Donde más ha crecido el lujo ha sido en China: Macao, Hong Kong y Taiwán. Generaron 23.000 millones de euros en 2011 para las marcas de lujo (hay 285 en el mundo, según el informe Altagamma). Además, los asiáticos gastan 15.000 millones de euros en productos de alta gama en el extranjero», detalla Girón. A pesar de la fama de España como receptor de turismo chino, el país no lidera (aún) el fenómeno. «El 48% de volumen del lujo en Italia se debe al turismo; en Francia, el 42%. En España, el 28%». Conclusión: queda mucho margen de crecimiento. «Hay potencial, pero faltan algunas facilidades: no existen vuelos directos de ida y vuelta a China», informa Girón. Pero en España hay modelos de buen posicionamiento. «Algunas firmas como Loewe han acertado: se han establecido en Asia y han comunicado sus códigos. Sin construir marca, no se venden perfumes. Loewe tiene previsto abrir 20 tiendas en China», dice Girón, quien añade: «En 2050 se prevé que haya más de 200 ciudades de más de un millón de habitantes en China; hoy son más de 100. El lujo es un fenómeno urbano. Al gigante le queda mucho que decir».

Las costumbres cambian. También la manera de captar clientes. Sephora, por ejemplo, ha anunciado un plan de modernización «a lo Apple». Los dependientes venderán con el iPad en mano. «Las tabletas agilizan la transacción y aumentan la personalización. Además, se adaptan a la nueva forma de vender productos de belleza. Los vendedores se pasean por la tienda y muestran el producto en lugar de quedarse tras el mostrador», recuerda Josep Valor, profesor de Sistemas de Información del IESE.

Pero hay otra revolución algo más silenciosa. La Red ha facilitado el comercio. No hace falta vivir en una gran ciudad para entrar en la rueda del consumo. Basta con acceder a las webs de las compañías o a páginas como lesecretdumarais.com. El ciberespacio sienta bien a cosméticos y perfumes. «Muchas veces, el cliente sabe lo que quiere, no hace falta acudir a un establecimiento para elegir una fragancia y probarla», recuerda Valor. Y añade: «Todo son ventajas. Se eliminan intermediarios, desaparece el alquiler del local y se ahorra en logística. En belleza casi no hay devoluciones como sí sucede en ropa y accesorios, donde se alcanza hasta el 30%». Algunos analistas comparan el impacto virtual con la apertura de los grandes almacenes en el siglo XIX. «Las marcas nicho tienen un gran aliado en Internet. La Red ha alentado el espíritu empresarial, algo difícil en recesión», argumenta Bethany Karlyn, fundadora de Prtty Peaushun, una firma catapultada a la fama gracias al ciberespacio. Las cifras demuestran el tirón virtual. Internet es el canal con mayor crecimiento. «Aumenta en un 20% cada año; en 2011 generó 5.000 millones de euros; es decir, un 3% del volumen total. No es mucho, pero es la categoría que más se desarrolla y que más lo hará en el futuro», augura Girón. La instantaneidad es otra ventaja. La firma británica Topshop Unique retransmitió online su último desfile (P-V 2013). No es la primera ni será la última. La novedad radica en la estrategia. La marca invitaba al internauta a adquirir al momento el maquillaje de las modelos. Bastaba con pinchar con el ratón en el rostro y dar a comprar. El pedido llegaba en 48 horas.

Fuente: SModa de El País

Montse García

Las campañas de Navidad de perfumes y cosmética

26 Nov

coffretsdebelleza

En Navidad, los fabricantes de perfumes hacen su “agosto”. A la par que los juguetes, en estas fechas abundan los anuncios de fragancias. Muestro algunas de las imágenes de campañas de Navidad en cuanto a perfumes se refiere. Muchas tienen más de una versión como el caso de Chanel nº 5 o Dolce & Gabbana ……..y también más de un spot. Carteles publicitarios, displays, spots, sets o coffrets promocionales, ediciones limitadas, promociones en el lugar de venta, muestras, acciones online  …….

coffretsperfumes

Y como no …. las ediciones limitadas, para dar más exclusividad al producto……

limitededition

Coffret edición limitada Sí Lolita

cofreslolita

El coffret presenta la forma de un precioso armario rojo y negro donde en su interior encontramos spray 50 ml del Eau de Parfum y una loción para el cuerpo 100 ml. El frasco reproduce la hoja de un trébol de cuatro hojas con forma de corazón, lleva atado al cuello un precioso foulard de lunares y cubierto con una boina muy chic dorada que lleva el nombre de la fragancia grabado.

El perfume “Haute Couture” Lolita Lempicka es una fragancia con temperamento. Su salida es cítrica con una combinación de mandarina y bayas rojas deliciosa; en el corazón de la fórmula hay acordes de heliotropos y su fondo está compuesto por pachuli, elemí, ámbar y la tan codiciada haba tonka.

Pero no nos olvidemos de las campañas y promociones de cosmética con también sus maravillosos coffrets, artículos promocionales como neceseres, muestras, acciones online, entre otras….. Algunos ejemplos:

coffretscosmetica

Deseo suerte a todas las empresas del sector perfumería y cosmética, porque sé que se trabaja mucho y de forma muy especial en estas acciones para las fechas navideñas.

Montse García

Algunas fragancias sólo para perfumerías nicho

25 Nov

Presento un artículo publicado en  SModa el 15 de Noviembre del 2012, que puede ser una opción para regalar de cara a las fechas que se aproximan, siempre que te lo puedas permitir. El artículo dice así:

La perfumería nicho protagoniza la última revolución del lujo discreto, jaleada por narices tan cool como inconformistas.

Existe un divorcio extraño entre quienes esperan de las marcas de gama alta algo más que la pura fachada, y quienes no buscan incesantemente ese plus indefinible. Un añadido que puede resultar algo incomprensible para la casi totalidad de los consumidores de la industria de lujo, que sólo busca pasar un buen rato y sentirse bien. Pero como en todo, los eternos cenizos a los que nada les satisface acaban regalándonos una mejora de la experiencia, sea cual sea el campo que tratemos. Hay que darles las gracias, ya que a ellos les debemos que podamos contar con una alternativa revolucionaria a la religión obligatoria. En este caso, invisible a los ojos. Disponible únicamente a través de tu olfato.

La millonaria industria de la cosmética -y la perfumera en particular- cuenta con un contrapunto fantástico conformado por una pequeña selección de nombres casi desconocidos. Frente a las marcas masivas, encontramos joyas que se caracterizan por su mínima producción o por su inexistente inversión en publicidad. Son las llamadas marcas nicho, que nacen para satisfacer a insatisfechos que raramente dejarán de serlo. Sin embargo, no debemos olvidar a Ernest Beaux -padre de Chanel Nª5-, Francis Kurkdjian -nariz de Dior Homme, Lanvin o Elie Saab- o Jean-Claude Elena -el genio tras los eau de Hermès o Van Cleef & Arples-, que constituyen el grueso de los pesos pesados de las marcas tradicionales, y que son quienes han ideado algunas de las mejores creaciones olfativas de la historia. Una labor impagable a la que seguramente nunca llegaremos a rendir suficiente tributo. Pero esta vez toca hablar de los que nunca hablamos. Toca aguar la fiesta a quienes nunca desearon ser mentados.

Pero esto de los perfumes nicho no es una novedad reciente. A lo largo de la historia hemos visto como han ido triunfando perfumes especiales, que no llegaban a la gran masa. Tras una sorprendente -por inesperada- e incontestable colaboración con Tiffany’s, en 1984 la diseñadora de joyas Paloma Picasso -hija del artista malagueño- creó una fragancia homónima que aún hoy se vende y cuenta con una clientela fiel. Mujeres de todo el mundo han acabado sucumbiendo a notas oflativas ciertamente particulares -y fortísimas- donde reinan el jazmín, el pachuli o el cilantro. Además, el diseño del frasco -en rojo, negro y oro- se encuentra expuesto en algunos museos de artes decorativas y de diseño. Todos estos elementos hacen de éste un ejemplo palmario del tipo de producto que estamos tratando. Aromas que se distribuyen de forma limitada y que ofrecen en conjunto una experiencia total. Como Fracas, otro perfume francés de similar factura. Con más de 60 años de historia, esta ocurrencia de la casa Robert Piguet -creada por el nariz Germain Cellier- traicionó el destino de su nombre convirtiéndose en todo menos un fracaso. Este otoño incluso han contratado a la actriz Isabelle Hupert para lanzar una edición limitada de la sexagenaria fórmula.

La lista de los clásicos la completan Acqua di Parma -apuesta ganadora desde 1916-, Panama 1924 -homenaje familiar al barbero Antonio Boellis- o Floris, cuya tienda londinense es desde 1730 parada obligatoria de los bon viveur más exclusivos -¡también de James Bond!-. Su historia nace en Menorca, en la isla natal de José Floris -el fundador-, donde los aceites esenciales del Mediterráneo encontraron acomodo en el imaginario de esta casa. Actualmente, la firma sigue en perfecto estado de forma gracias a Edward Bodenham, de la novena generación de la familia, que sigue atendiendo los pedidos de medio mundo desde el emplazamiento original en el corazón de la capital británica: Jermyn Street, 89. A miles de kilómetros de allí, otra leyenda parecida comenzó a gestarse en 1853. Acqua di Genova, creada por Stefano Frecceri, nació para dar respuesta a la imperante necesidad de llamar la atención de la Casa Real de Saboya. Limón, bergamota y naranja forjan la esencia de un icono de la perfumería decimonónica -y de plena actualidad-. ¿Más clásicos? Courrèges, por ejemplo. El diseño de sus frascos son puro arte contemporáneo. Otra referencia -esta vez en suelo patrio- es el agua fresca de Álvarez Gómez, una firma madrileña que celebra su centenario este año y que se vende en Nueva York o Londres como una experiencia de puro lujo.

Dicen que la veteranía siempre es un grado, pero las fragancias nicho están completamente condicionadas por la innovación y los nuevos actores que desean aparecer. En la última década han surgido grandes nombres en el sector, como Byredo -probablemente la mejor casa de Europa en estos momentos-, que nació hace ocho años en Suecia y ya se ha convertido en uno de los productos estrella de la sección de belleza de Colette Paris. Annick Goutal -su línea de productos se vende sólo en los mejores concept stores-, Ramón Monegal -toda una referencia en nuestro país- o Ys Uzac -un capricho suizo de 150 euros- son otras de las criaturas más jóvenes de nuestro particular -y ciertamente esnob- bazar olfativo. ¿La joya de la corona? El proyecto Editions de parfums de Frederic Malle, descendiente directo del padre de Christian Dior Parfums, Serge Heftler. 19 esencias diferentes, creadas por los mejores perfumistas del mundo y veneradas por los expertos más respetados.

Acceder a estos nombres propios es mucho más fácil de lo que parece. En nuestro país, la tienda barcelonesa JC Apotecari (c/ Major de Sarrià, 96) ofrece una completa colección de firmas como las de arriba, como lo hace la almeriense Muguete (c/ Concepción Arenal 19). En Madrid, BoMonde (c/ Campoamor, 10) cuenta con una cuidada selección de productos, y la perfumería donostiarra Urbieta (c/ Urbieta, 14), especializada en firmas nicho, cuenta a su vez con referencias en cosmética como Aesop, Dr. Sebagh o Malin+Goetz. Además, la perfumista Ana Corsini dispone en su tienda de El Jardín de Hermosilla de una gran variedad de creaciones propias que pueden satisfacer hasta el olfato más exquisito. Si dentro de un mes aún no sabes qué hacer con los regalos de Navidad, puedes elegir alguna de estas propuestas. Seguramente, la probabilidad de que coincidas con alguien en el regalo es prácticamente nula.

Fuente: SModa de el País

Montse García