Fuentes de Ácido Hialurónico

16 Nov

El AHA puede ser de origen animal (se extrae de las crestas del gallo con cadena más larga y mayor peso molecular) o de origen bacteriano (por biotecnología de fermentación de la bacteria Streptoccoccus ssp. con cadena más corta y menor peso molecular).

Hasta ahora se ha obtenido la mayor cantidad de AHA con fines comerciales en el mundo de la estética y la medicina mediante fuentes animales: los ojos de los peces y las crestas de las gallos así como esternón de pollo. También de las articulaciones de las vacas, los residuos del procesado de pescado (intestinos, ojos..), piel y la aleta de tiburón.

Hay fuentes que se encuentran sometidas a fuertes reservas: el humor vítreo (partes oculares e bovino) y líquido sinovial de las articulaciones de ganado vacuno. A raíz de la problemática que se generó con las vacas locas, se encuentra muy restringida. Lo mismo sucede con los cordones umbilicales (actualmente en desuso).

La aparición de algunas enfermedades de transmisión animal y los problemas de alergias ha provocado que en la actualidad se utilicen en menor medida (sólo los más fiables), ya que las nuevas tecnologías hacen posible conseguir AHA de plantas o bacterias (mediante técnicas de bioingeniería con procesos de fermentación bacteriana). Por lo tanto, la elección actual es mayoritariamente la fermentación bacteriana.

Su desarrollo y la fabricación de compuestos derivados de AHA está promoviendo la elaboración de numerosas patentes. Ejemplos:

  • Plantas

El Ácido Hialurónico no nace naturalmente en la vida de las plantas. Se produce en los procesos corporales de los animales. Sin embargo, se concedió una patente en los Estados Unidos en el 2009 para un método de producción de AHA utilizando células de plantas genéticamente modificadas, presentadas por un grupo de inventores japoneses. Se supone que esto sería una manera más eficiente y menos costosa de usar el polisacárido para fines biomédicos o comerciales, como el que ahora se extrajo a partir de cartílago animal.

  • Plantas

La presente invención se refiere principalmente a un procedimiento de producción de AHA por las células transformadas  introduciendo el gen de la Ácido Hialurónico sintasa, de espermatofita, pteridofita, briofita o liquen o espermatofita, pteridofita, briofita o liquen. Las plantas transgénicas se pueden prepararse transplantando los plantones, enraizándolos al suelo y cultivándolos.

El AHA obtenido puede ser utilizado para los componentes de los cosméticos y productos farmacéuticos o biomateriales. En concreto, el Ácido Hialurónico puede utilizarse útilmente como un componente hidratante en los productos cosméticos o agentes terapéuticos para la artritis, la artritis reumatoide, lesiones por quemaduras y lesiones por corte, o un componente de colirios.

  • Bacterias

La presente invención se refiere a un procedimiento para la producción de AHA de alto peso molecular mediante técnicas de fermentación, utilizando estreptococos (Streptococcus del grupo A o del grupo C) y otras bacterias capaces de producir Ácido Hialurónico, y un medio de cultivo semidefinido que comprende un digesto de harina de soja, una mezcla de peptona y una fuente de carbono, bajo condiciones que promuevan la formación de Ácido Hialurónico.

Montse García

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: