Jóvenes artificiales frente a Maduritas naturales

21 Nov

Parece que el canon de belleza no encuentra su ideal para los tiempos que vivimos. De jóvenes escondidas tras capas y capas de maquillaje a famosas viviendo lo opuesto a la crisis de los 40.

La moda del ‘heroin chic’ de los 90 y principios del siglo XXI en las que las modelos se mostraban escuálidas y desaliñadas tuvo sus últimas secuelas con la Kate Moss de Pete Doherty. Ya solo quedan las hermanas Olsen y la editora de belleza estadounidense Cat Manrell como sus últimos exponentes.

Ahora parece que la industria de la moda nos quiere vender un canon de belleza ‘healthy’ con modelos delgadas pero con curvas por obra y gracia de la genética, no de los trastornos alimenticios. 

En cuanto a las marcas de belleza, estas no lo tienen tan claro a la hora de elegir el rostro que las identifiquen. Unas apuestan por una belleza natural y sin artificios, exaltando las virtudes de la mujer, mientras que otras abogan por el extremo totalmente opuesto: bellezas artificiales creadas a base de acrílicos, extensiones y plástico. 

Lo extraño de todo esto es que son las más jóvenes las que esconden su lozano rostro tras capas y capas de maquillaje que las transforman en otras personas y las famosas de mayor edad lucen más guapas y estupendas que nunca. Paradojas del mundo de la belleza.

Jóvenes y artificiales

Cuando jovencitas como Taylor Swift pasen la barrera de los cincuenta y vean sus fotos de hoy se echarán las manos a la cabeza maldiciendo el momento en el que se les ocurrió que su ‘lei motiv’ era ir pintada como una puerta como si fuera una mujer de los años 40 bailando ante las tropas. 

Sin embargo, hay marcas que ven esta antinaturalidad en las jovencitas como un filón convirtiéndolas en imagen de sus marcas. Es el caso de Lady Gaga para Sephora y Lana del Rey para H&M –y se rumorea que también para Versace-.

La cantante británica Jessie J es seguida por millares de jovencitas que para parecerse a sus “ídolas” invierten su paga en uñas de plástico, mechones postizos para el pelo, pestañas de quita y pon y demás sucedáneos acrílicos.

La pregunta es: ¿porqué las marcas hacen apología de esta belleza artificial y no dejan a las jóvenes ser jóvenes?

Maduritas y de muy buen ver 

Muchas de las celebs consagradas estrenan imagen de marca esta temporada y todas ellas ya han pasado la barrera de los 40: Gwyneth Paltrow, Jessica Chastain, Naomi Wats o Julia Roberts.

Todas ellas están mejor que nunca y lucen una belleza 100% real –o por lo menos es la imagen que dan- con tintes naturales, maquillajes nude y tierra, peinados nada excesivos y lo que más nos gusta de todo: no tratan de camuflar la edad que tienen. Incluso a Julia se le adivinan unas entrañables arruguitas en las comisuras de los labios cuando sonríe en el anuncio de su fragancia.

En cambio campañas como la de Natalie Portman para Dior son censuradas en el Reino Unido por el abuso del retoque fotográfico, cuando la actriz es famosa por su belleza natural con cara de niña.

Fuente: mujerhoy.com

Montse García

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: