Genética y belleza

23 Nov

Interesante noticia en ABC.es donde se narra la situación de un marido extrañado al ver una hija no muy agraciada, incluso llegando a pensar en una infidelidad por parte de su mujer. Pero el fondo de la cuestión es que su mujer se realizó varias cirugías estéticas y  la genética no engaña. La belleza está en los genes, luego un buen bisturí puedo solucionarlo casi todo.

La noticia dice así:

Un chino denuncia a su esposa por infiel tras tener «una hija fea que no parecía suya»
La mujer deberá pagar 120.000 dólares a Jian Feng, que alegó en el juicio que su esposa era tan fea que se sometió a varias operaciones de cirugía estética con un coste de 100.000 dólares

Esposa de Jian Feng, antes y despues de las cirugías plasticas

Una mujer china debe pagar el equivalente a 120.000 dólares después de ser denunciada por su marido porque la hija de ambos no ha heredado ni en una pizca la ya de por sí cuestionable belleza de su madre. Éste fue el motivo que él esgrimió antes de denunciar a su esposa, a la que acusó también de ser fea y ganó por este motivo la causa de divorcio.

En uno de los casos más sorprendentes que se recuerdan, a principios de año, Jian Feng, un hombre que reside en el norte de China demandó a su mujer y alegó que la belleza y ella estaban reñidas. El juez ha fallado a su favor, concediéndole el derecho al divorcio y además tendrá que recibir de su expareja unos 120.000 dólares. El togado tuvo en cuenta los motivos y problemas aducidos por Jian Feng, cuando él y su mujer tuvieron a su primer bebé.

El hombre describió a su hija como «muy fea» y le dijo a la corte que no se parecía a ninguno de los padres, por lo que emitió un dictamen particular acerca de que la niña «no era suya». Empezó a acusar a su esposa de adulterio y engaño, y se aferró a este dato hasta que a la postre admitió que su reticencia podría tener algo que ver con la apariencia del bebé.

La esposa de Jian Feng también era fea y luego se sometió a varias operaciones de cirugía estética que costaron unos 100.000 dólares y mejoró su aspecto en la forma que muestran las imágenes anteriores. Jian Feng consideró que se había casado con ella por amor, aunque cuando nació su primera hija «se asustó» de tan fea como era. Feng acusó a su mujer de infidelidad y ganó el pleito, aunque en las redes sociales el caso ha tenido un gran eco y no todas a favor del hombre.

Fuente: ABC.es

Montse García

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: