La clasificación de los perfumes. Familias olfativas

3 Dic

familias olfativas

La clasificación de los perfumes según indica el Museo International de la Perfumería de Grasse.

Los perfumes, tanto femeninos como masculinos, se clasifican por lo general en siete grupos fundamentales o familias de olores dentro de las cuales existen subdivisiones o subfamilias. La elaboración técnica de una fórmula es idéntica tanto para un perfume femenino como para un eau de toilette masculina. Las diferencias aparecen en la elección de las subfamilias.

La siguiente clasificación es la que ha establecido el Comité Francés del Perfume aunque existen otras.

Hesperidada

Son aceites esenciales obtenidos tras exprimir la cáscara de frutas como la bergamota, el limón, la naranja, la mandarina, etc. En este grupo es donde se encuentran las primeras Aguas de Colonia. Esta familia se subdivide en hesperidado floral chiprado, hesperidado especiado, hesperidado amaderado y hesperidado aromático.

Floral

Esta importante familia reagrupa perfumes cuyo tema principal es una flor. Se subdivide en soliflora, soliflora lavanda, bouquet floral, floral verde, floral aldehídico, floral amaderado y florar afrutado.

Helecho

Esta denominación de fantasía que no pretende hacer referencia al olor de los helechos, comprende un acorde generalmente realizado con notas de lavanda, musgo de roble, cumarina, bergamota, geranio, etc. Esta familia se subdivide en helecho ambarino suave; helecho floral ambarino, helecho especiado y helecho aromático.

Chipre

Este nombre proviene del perfume así bautizado por François Coty en 1917. El éxito de “Chypre” lo ha convertido en el dirigente de una gran familia que reagrupa perfumes basados principalmente en acordes de musgo de roble, de jara-ládano, de pachulí, de bergamota, de rosa, etc. Esta familia se subdivide en chipre floral, chipre floral aldehídico, chipre afrutado, chipre verde, chipre aromático y chipre cuero.

Amaderada

Son notas cálidas u opulentas como el sándalo y el pachulí, a veces secas como el cedro y el vetiver. Al principio se constituye, la mayoría de las veces, con notas de lavanda y hesperidadas. Esta familia se subdivide en amaderado conífero hesperidado, amaderado aromático, amaderado especiado, amaderado especiado cuero y amaderado ambarino.

Ambarina

Bajo la denominación “ambarinos”, a veces llamados “orientales”, se han agrupado los perfumes de notas suaves, empolvadas, avainilladas y de jara-ládano muy marcadas. Esta familia se subdivide en ambarino floral amaderado, ambarino floral especiado, ambarino suave, ambarino hesperidado y semiambarino floral.

Cuero

Se trata de una fórmula muy particular tratándose de una idea de la perfumería un poco diferente de lo que se concibe por regla general, con notas secas y a veces muy secas intentando reproducir el olor característico del cuero (ahumado, madera quemada, abedul, tabaco…) y notas de cabeza con inflexiones florales. Esta familia se subdivide en cuero floral y cuero tabaco.

RECOPILACIÓN de otras clasificaciones

En perfumería todas las materias primas con las que se construye cada fragancia están reunidas en grupos llamados “Familias olfativas”, estas ayudan a clasificar cada perfume según la familia que más predomine en cada creación. Conociendo las principales familias, sabremos escoger la familia preferida para escoger nuestra próxima fragancia o perfume.

CÍTRICOS

Son las fragancias basadas en los aceites esenciales de bergamota, naranja, limón, lima, pomelo y aldehídos, son frescos, limpios y muy volátiles, o sea que por lo general tienen menos duración.

FLORALES

Bouquet de flores de una sola variedad o diferentes. Rosa, violeta, flor de naranjo, jazmín etc. La familia floral es de lejos la más amplia y sus notas entran, como base o complemento en más de la mitad de los perfumes que se comercializan hoy en día.

FOUGERE / HELECHO

Traduce HELECHO, pero no significa que la fragancia trate de reproducir el olor a helecho, sino de evocar el ambiente de un bosque. Se realiza en general con notas de lavanda, musgo, madera y cumarina. A esta base se pueden añadir matices aromáticos, florales o afrutados, cilantro, tomillo, romero o artemisa, que combinan a la perfección. Se siente el cítrico desde la salida, lavanda, cumarina, como componentes de la firma con musgo, madera y almizcle como matices. Da la idea de algo medicado, ungüento. Es una familia tradicionalmente masculina que adopta el nombre de un perfume francés ya desaparecido, “Fougère Royale” , de Houbigan (1884), que evocaba el aroma de los bosques. El éxito de este perfume convirtió la combinación de lavanda, musgo, encina, maderas, bergamota en punto de partida para multitud de fragancias.

CHIPRE

Salida cítrica o frutal con un predominante fondo de madera, musgo de roble, pachulí y sándalo. Esta familia recibe su nombre de un perfume fabricado en Chipre y famoso en la Antigua Roma. François Coty lo redescubrió a finales del siglo XIX y creó “Chypre” en1917.

MADERA

Se trata de notas calientes, como el pachulí, el aroma del cedro o el vetiver. La madera del sándalo, el cedro, el pino o el ciprés, el pachulí, el vetiver y el guayaco forman parte de las esencias utilizadas para crear perfumes de esta familia.  Para decir que un perfume pertenece a esta familia, las notas amaderadas deben encontrarse en el corazón de éste o entre las notas de salida.

ORIENTAL / AMBARADOS

Se trata de notas de fondo. Las fragancias de esta familia evocan especias y esencias exóticas , y se obtienen de la mezcla de vainilla, maderas sensuales, ámbar y almizcle. Deben su nombre al ámbar gris, una secreción de los cachalotes muy utilizada en perfumería a comienzos del siglo XX y que actualmente se sustituye por elementos sintéticos. El almizcle tambiénse obtiene secando la secreción de los folículos prepuciales del ciervo almizclero. El buey almizclero, la rata almizclera que va mas alla del olfato humano y el caimán de Florida segregan sustancias similares. Son unos perfumes intensos y dulces, lo que los hace especialmente adecuados para las noches, y para clima frio.

FLORIENTAL

Esta familia está tipificada como un concepto  floral dulce con toques exuberantes que lo redirigen a un perfumes mas fuerte casi oriental. Notas florales con un fondo muy oriental y elementos dulces. Los florientales tuvieron un renacimiento en los 80`s y los 90`s con perfumes como Poison y Amarige.

FRUTAL

Son aquellos perfumes que tienen elementos frutales bastante notables, sea una mezcla en las notas de salida o  como tema central del corazón de la fragancia. Los perfumes frutales tienes una suave frescura que eluden juventud y felicidad. Frutas como manzanas, peras, bananas, melones, duraznos, mangos y lechyes entre otras son bastante usadas.

Familias olfativas divididas en femeninas y masculinas, a su vez, subdivididas en:

Femeninas

Frescas: se caracterizan por sus notas cítricas (bergamota, limón, naranja), que por su sencillez suelen combinarse con notas florales transparentes, notas verdes o de té, o con notas frutales aciduladas.
A esta familia pertenecen las antiguas aguas de colonia y las actuales “Eau Fraiches”.

Florales: la más importantes de las familias, a ella pertenece el 60% de las fragancias femeninas.
También es la que más variedades permite, desde floral transparente o marino, hasta floral amaderado, rico y cálido.
Suelen sumarse las frutas, para dar confort, a maderas que le aportan riqueza y tenacidad.

Orientales: segunda familia en importancia después de las florales.También llamadas ambarinas o ambar.
Se caracterizan por sus notas de fondo suaves, vainilladas, empolvadas, que pueden ser exquisitas o especiadas.
Apreciadas por su confort envolvente.

Masculinas

Frescas: son muy apreciadas por su discreción y naturalidad.
Se caracterizan por sus notas cítricas (bergamota, limón, naranja).
Fragancias clásicas, siempre adecuadas.

Amaderadas: las primeras fragancias de este tipo se basaron en Vetiver, y hoy continuan asociadas al sándalo, cedro y notas síntesis.
Su evocación típicamente masculina satisface las expectativas de: solidez, fuerza y carácter.
Se caracterizan por su calidez auténtica, muy personal, sin la connotación sensual de las orientales.

Orientales: segunda familia en importancia después de las florales. Llamadas ambarinas o ambar.
Se caracterizan por sus notas de fondo suaves, vainilladas, empolvadas, que pueden ser exquisitas o especiadas.

En función de la materia prima que provoca la nota predominante. Según ésta se pueden clasificar los perfumes en tres grandes grupos:

Florales: elaborados a partir de extractos de flores como rosa, lila, jazmín, peonía o clavel. Al resultar los extractos naturales muy caros, con el tiempo se han sustituido por extractos florales sintéticos que, además de abaratar el coste del perfume, ofrecen una mayor duración.

Vegetales: con notas predominantes desde las plantas aromáticas (lavanda, melisa, salvia, romero, cantueso, espliego, tomillo, mejorana…), agrios (naranja, limón, mandarina, pomelo), algas y líquenes (musgos y algas marinas), especias (cardamomo, cilantro, clavo), granos y semillas (anís, eneldo, alcaravea), cortezas y raíces (canela, jengibre, vetiver, angélica, cálamo), bálsamos y resinas (estoraque, incienso, mirra), maderas (abedul, cedro, ciprés, pino, sándalo) y otros aromas (tabaco, manzanilla, verbena). Son perfumes frescos y naturales, con el inconveniente de ofrecer una corta duración olfativa en la piel.

Orientales: se elaboran con sustancias como vainilla, sándalo o patchuli. Proporcionan perfumes potentes y densos, y en la sociedad occidental suelen estar reservados para perfumar el ambiente más que la piel.

Montse García

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: