Materias primas de todos los orígenes en perfumería

3 Dic

materiasprimasperfumeria

Las materias primas perfumadas constituyen la “paleta” del compositor de perfumes que dispone de esta manera de: unas doscientas materias primas naturales de origen vegetal y animal, varios millares de productos sintéticos.

En perfumería, se utiliza todo o parte de las materias primas vegetales: flor, pepita, fruto, raíz, cáscara, hoja, musgo, madera y goma-resina. 
Las materias primas animales, muy costosas y que a menudo formaban parte de la composición de los perfumes de alta gama, hoy en día se reemplazan con frecuencia por productos sintéticos: el ámbar gris, secreción patológica del cachalote, el castóreo, extracto de glándulas que se encuentran entre las patas traseras del castor, el gato de Algalia, secreción de una glándula del animal que lleva el mismo nombre, el almizcle, que se encuentra en las glándulas situadas entre las patas traseras de la cabra macho.

La aparición de la síntesis orgánica, a finales del siglo XIX, revolucionó la composición en perfumería enriqueciendo las posibilidades del perfumista con una nueva gama de olores. En efecto, permite: preparar olores equivalentes a los naturales a partir de compuestos diferentes,  crear olores nuevos que no existen en la naturaleza, reproducir complejos olorosos naturales como el lila y el lirio de los valles que se han resistido hasta este momento a cualquier intento de extracción directa. 

Por otra parte, las materias olorosas de los perfumes y de los cosméticos sintéticas sustituyen modelos naturales que resultan indispensables desde el punto de vista económico y ecológico:  palian la producción de materias primas naturales, insuficiente para responder a las necesidades mundiales, aseguran a un precio razonable un aprovisionamiento de materias primas seguro, abundante, insensible a las fluctuaciones del mercado y de calidad constante, permiten reducir los costes de fabricación y al mismo tiempo una democratización de los perfumes y de los cosméticos.

Aunque las fórmulas perfumadas contienen hoy en día un porcentaje preponderante de componentes sintéticos, no se puede hablar de competitividad sino de complementariedad y de especificidad entre materias primas naturales y sintéticas. El futuro sigue abriendo sus puestas a las sustancias olorosas de origen vegetal que aportan a las composiciones perfumadas riqueza y dinamismo.

Fuente: Museo internacional de la perfumería

Montse García

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: