La importancia de los genes para personalizar tratamientos antienvejecimiento

21 Dic

tratamientogenicoenvejecimiento

El viernes 26 de octubre se celebró en Madrid la Jornada Profesional ANTIAGING 2012. Patrocinada por Syneron Candela, con la colaboración de MEGA NFC International GmbH Berlín y el apoyo de SEMCC-Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética, SEMAL-Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y SEME-Sociedad Española de Medicina Estética. La jornada reunió a reconocidos expertos a nivel nacional e internacional en genética, nutrición, estética y medicina antienvejecimiento.

Entre los principales temas a tratar fueron los últimos avances en genética y antienvejecimiento, la personalización de los tratamientos y la nutrigenómica, abriéndose el debate sobre el valor preventivo de la genética y hasta dónde nuestros genes condicionan nuestra salud.

El evento profesional Antiaging 2012, fue inaugurado por el doctor José Serres, presidente de SEMAL (Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad), quien aseguró que el objetivo de esta jornada fue “intentar decir en qué líneas se está trabajando y que podemos esperar de estas futuras técnicas” de medicina antienvejecimiento, genética y nutrición. El doctor Serres comenzó estableciendo una base fundamental para no dejarse llevar a engaño, y es que “el envejecimiento es un proceso inexorable y no se trata tanto de que podamos llegar al antienvejecimiento pero sí retrasarlo”.

El presidente de la SEMCC (Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética), el doctor Víctor García Jiménez, abrió la ronda de exposiciones bajo el título “Vivir más de 100 años… ¿vivir más o vivir mejor?. Prevención y vida saludable para envejecer mejor más allá de la belleza“. Según el Dr. García Jiménez, la medicina del envejecimiento da la posibilidad de mejorar la calidad de la vida más allá incluso de lo puramente cosmético, “la medicina del envejecimiento también aborda el envejecimiento cutáneo”. Además, -continuó- la piel adquiere cada vez más un papel protagonista y los medios se interesan cada vez más en la Dermatología Cosmética, “a la que hemos aportado el uso de recursos naturales, células madres, plasma, proteínas del plasma y hemos aprendido que ningún tratamiento corrige simultáneamente los defectos de todos los niveles y que la sobrecorrección de un nivel no puede corregir el o los defectos de otros nivel”. En su presentación, el doctor García Giménez, hizo  hincapié en que, además de los signos más evidentes del envejecimiento (arrugas), hay otros “como el aspecto, textura, luminosidad, brillo” que no son tan aparentes pero que todos juntos sí lo son” y ofrecen el aspecto de vejez.

Ante la pregunta “antienvejecimiento y salud, ¿se antepone imagen a salud?, ¿dónde está el límite?”, la doctora Petra Vega, presidenta de SEME (Sociedad Española de Medicina Estética) afirmó rotundamente que “aunque se antepone la imagen a la salud, no puede haber buena imagen si no hay buena salud. No se puede manifestar una buena imagen de verdad si la persona no está bien física y mentalmente”. La doctora Vega aseguró que para mejorar algunos signos del envejecimiento “hemos de estar mejor por dentro y, luego, la medicina estética se convierte en una medicina de armonía entre el bienestar físico y mental”. Además, insistió en “la prevención del envejecimiento desde que nacemos”. Cuando un adolescente va al médico para curar el acné ya no sólo está curando un problema puntual, sino que va a recibir una serie de consejos (acerca de los efectos de la exposición solar, el tabaco, etc. en la piel) que harán que, cuando llegue a los 50 años lo hará con una calidad de piel mucho mejor que si no hubiera realizado esa prevención.

Ante esto, el Dr. Serres ha añadió que “la medicina antienvejecimiento va más allá: desde el embarazo de la madre cuando se la recomienda que no esté expuesta a elementos contaminantes que afectan al feto” y que luego harán que ese bebé no sufra ciertas patologías potenciales.

El Dr. Ramon-R. Vidal y Plana, director de Desarrollo para Europa Mediterránea MEGA NFC GmbH (Berlín), se centró en los valores y beneficios del silicio al que hace muchos años ya, en Rusia, “se le reconocían capacidades buenas para la salud aunque no se sabía por qué”. Con el desarrollo de la nueva técnica de activación del silicio se ha activado su actividad antioxidante y desintoxicante para eliminar toxinas de la piel.

Finalmente el Dr. Carlos San Martín, director médico y responsable de la Unidad de Medicina Estética de la Clínica Londres, indicó que “el hecho de que haya medicina antiaging es porque vivimos mucho más y han aparecido enfermedades que antiguamente no se trataban porque ni siquiera aparecían” (porque la edad de mortalidad era muy baja). Así mismo defendió que la medicina y la cirugía estética sirven “para que las personas sean más felices, se encuentren mejor, y su estado mental o su edad mental acompañe a su edad física”.

El Dr. José Serres, presidente de SEMAL (Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad), planteó la afirmación de que la genética va a ser el futuro, “la revolución no sólo de la medicina antienvejecimiento sino de la medicina en general”.

El Dr. José Mª Ordovás, director del Laboratorio de Nutrición y Genómica en el USDA -Human Nutrition Research Center on Aging en la Universidad de Tufts (Boston), desarrolló una serie de ejemplos y estudios elaborados en la institución en la que trabaja de cómo afectan la genética al ser humano, que puestos en las mismas situaciones sus organismos van a responder de forma diferente a esos estímulos y van a afectar a un envejecimiento más saludable y una mayor o menor esperanza de vida. “Si se restringe el nivel de calorías hay marcadores asociados al envejecimiento que funcionan y mejoran” . Un grupo de personas en el mismo hábitat, con la misma dieta con la misma vida, la tendencia general era la misma pero con diferencias entre ellas y alguna incluso ha seguido una tendencia diferente. Esta variabilidad viene causada por nuestro genoma por lo que hay que pensar e ir más allá de la nutrición como la entendemos hoy en día e ir hacia la nutrigenómica.

La obesidad es complejísima porque no sólo es cuestión de la cantidad de calorías sino de la calidad de las calorías, la importancia de la herencia materna (estrés personal, alimentación, etc…) puede hacernos más propensos a las enfermedades mentales y relacionadas con la obesidad en años posteriores.

Los genes marcan a la persona, especialmente en el tema obesidad, pero también afectan los factores medioambientales, sin embargo, la nutrición puede adaptarse para no sufrir los efectos adversos de esa genética y redirigir el destino genético para tener un peso saludable y un envejecimiento más aptos.

Partiendo de la base de que “no todos somos iguales, somos polimórficos aun dentro de las mismas razas, hay diferencias”, el Dr. José Ignacio Lao Villadóniga, director Médico de GENOMIC GENETICS International IDB y USP (Institut Universitari Dexeus) demostró “por qué las personas responden de forma muy diferentes tanto a los tratamientos médicos como a las enfermedades”.

“Sí es cierto que todos tenemos los mismos genes –afirmó- pero cada uno tenemos diferentes versiones de esos genes, llamados alelos genéticos. Esto nos está llevando a dejar de ver las enfermedades como cuadros clínicos rígidos y a buscar los mecanismos de origen concreto del enfermo”, lo que hace que “nos enfrentemos de forma diferente a enfermedades complejas” asegura el Dr. Lao.

El especialista en Genética Clínica explicó cómo los genes, de versiones diferentes, interactúan, pero no lo determinan todo porque también interactúan con otros factores -no genéticos dependientes del estilo y la forma de vida- que van a determinar la forma en la que “podemos individualizar las estrategias para tener una vida más saludable y longeva”. Por lo cual, concluyó, “no todo vale para todos porque hasta cierto punto la respuesta está en los genes, hay que individualizar los riesgos, tener la predicción como base para la prevención, controlar y monitorizar al individuo”. Por lo tanto hasta para las recomendaciones saludables “todo hay que individualizarlo”.

El Doctor Pablo Naranjo expuso en su una ponencia los últimos avances en técnica láser para la prevención del envejecimiento cutáneo. “Para prevenir hay que diagnosticar” es la afirmación en que el Doctor Pablo Naranjo, director Médico de la Clínica Elite Láser de Madrid y director Médico Internacional de Syneron-Candela, ha basado su exposición sobre los últimos avances en el diagnóstico y prevención del envejecimiento cutáneo mediante el uso de tecnologías láser. Para el doctor Naranjo, un posible envejecimiento cutáneo prematuro diagnosticado a tiempo podría llegar a prevenirse. Planteó la importancia de medios para abordar la prevención como el láser y la radiofrecuencia, ya que la piel es el primer órgano que envejece y, por lo tanto “tratar, ese pre-envejecimiento es fundamental para evitar el envejecimiento del resto de los órganos”.

Fuente: hoymujer.com

Montse García

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: