¿Cómo elegir un perfume?

4 Ene

elegirunperfume

Hay un perfume para cada momento y cada mujer. Los perfumes huelen diferente según la persona que los use. Los olores de nuestro cuerpo se mezclan con la fragancia creando un aroma que es solamente nuestro.

Un perfume no solo debe oler bien, sino que su composición olfativa debe tener carácter, personalidad y un lenguaje propio que le permita diferenciarse del resto, al mimo tiempo que nos otorgue un sello personal.

Precisamente por eso, los perfumes hablan muchos lenguajes para satisfacer los deseos y las exigencias de la mujer. “El perfume es una obra de arte que pertenece al patrimonio de la intimidad”, explica el nariz Francis Kurkdjian, creador de los aromas de “le Parfum”, de Elie Saab y “Le Male”, de Jean Paul Gaultier.

Elegir un perfume es un acto muy personal que requiere tiempo y un buen estado de ánimo, tanto es así que muchos perfumistas se han lanzado a crear talleres donde elaboran fragancias personalizadas que encierran en sí mismas el carácter y la personalidad de la persona que lo solicita. Sin embargo, tenemos otras muchas opciones para seleccionar un perfume que vaya acorde a nuestra piel, personalidad, ocasión y posibilidades económicas.

A veces no hay una segunda oportunidad para causar una primera impresión. Nuestro olor es parte de nuestra identidad, por lo que la elección de un perfume adecuado es una parte importante de nuestra tarjeta de presentación. Todas las personas tenemos una piel particular y única, la química de nuestro cuerpo se combina con la fragancia, dando como resultado nuestro aroma particular. Por ello, un mismo perfume no huele igual en todas las personas  y es muy importante realizar pruebas antes de su adquisición. La decisión de elegir un perfume debe siempre realizarse según los criterios personales.

atomarnota

Consejos a la hora de elegir un perfume

  • Acertar con el aroma que mejor se adapte a cada uno de nosotros no es una simple cuestión estética, sino que provoca ciertas reacciones químicas en nuestro cerebro y en el de las personas que se crucen en nuestro camino. Por eso es tan importante conocer algunos consejos a la hora de elegir nuestros perfumes.
  • Es aconsejable acudir en busca del perfume o fragancia perfecta a primera hora de la mañana, cuando las facultades olfativas están más sensibles, es decir cuando nuestro sentido del olfato está más agudo, y no se han contaminado con otros olores. Es recomendable que ese día no llevemos ningún perfume puesto. Otra posibilidad es es ir varios días a probar un mayor número de perfumes.
  • Nunca hay que comprar un perfume porque nos gustó como le huele a algún conocido. El aroma del perfume suele alterarse con la química del cuerpo debido a diversos factores y, por lo tanto, oler muy diferente de una persona a otra. Un mismo perfume cambia al combinarse con nuestra piel.
  • Un perfume se prueba en la muñeca y en el doblez del codo (ponerse unas gotas, o dar un golpecito de vaporizado, después agitar). Hay que esperar unos minutos para que devuelva el olor definitivo de cada piel, porque sólo transcurrido ese tiempo la fragancia empieza a mostrar su verdadero aroma. ¿Por qué sucede esto?. Todos los perfumes se componen de tres notas: de salida, de corazón y de fondo. Las notas de salida son la presentación del producto y marcan su estilo propio, pero son las que antes desaparecen. Las de corazón deciden a qué familia olfativa pertenece la fragancia (floral, frutal, amaderado, ambarado, especiado u oriental…), y, por tanto, qué tipo de perfume es. Por último, las notas de fondo son la base de la mezcla, las más persistentes que pueden llegar a durar todo el día. Por lo tanto, las notas de salida son las que olemos nada más aplicarlo, pero sólo si esperas unos minutos podrás oler su verdadero aroma.
  • Un error muy común al comprar un perfume, es fijarse sólo en que su olor inicial es agradable y no observar cómo evoluciona en contacto con nuestra piel. Lo probamos, esperamos unos segundos para que se evapore el alcohol y oler para identificar la llamada “nota de salida” o de primera impresión. A posteriori, esperamos unos segundos más, y volver a oler para percibir la segunda impresión, que será diferente de la anterior y horas más tarde comprobaremos que aún persiste el perfume. Por tanto, si nos gusta un perfume, lo mejor es probarlo y esperar un ratito para observar cómo van cambiando su olor e intensidad a medida que pasa el tiempo.
  • No es aconsejable oler un perfume sólo en el papel de muestra que suelen ofrecer en algunas perfumerias, porque no va a oler igual que en nuestra piel. Tampoco oler el perfume directamente del envase. También está desaconsejado echar perfume en la ropa o sobre cualquier joya de metal, pues se modifica el aroma original.
  • Se aconseja realizar una primera selección sobre una muestra de papel y si nos agrada, es preferible probar el perfume y olerlo sobre nuestra piel, especialmente en la muñeca o en el doblez del codo, o vaporizando un poco en el aire, pero siempre en la distancia. Si lo aplicas en las muñecas, nunca en las manos, no hay que frotar las muñecas, ya que sólo conseguirás romper la estructura del perfume, destrozar su composición y aumentar su evaporación por lo que no podrás apreciar todas sus notas según vayan apareciendo. Conviene esperar unos segundos antes de olerlo para dejar que se evapore el alcohol y que se asiente en nuestra piel.
  • Se recomienda no probar más de tres perfumes seguidos porque a partir de esa cifra, la nariz se satura y nuestro olfato tiende a mezclar y confundir los olores, no podrá distinguir los aromas. Después del tercer perfume, nuestro olfato ya no distingue bien las notas del aroma, e incluso podemos llegar a sentir un ligero mareo. Hay que esperar al menos un minuto entre una prueba y otra.
  • Es importante no llevar puesto ningún perfume para evitar mezclas o referencias olfativas.
  • Cada persona ha de tener en cuenta factores propios:
  1. El precio puede condicionar la compra, pero es un error creer que cuanto más caro sea, más calidad y duración tendrá un perfume. En la actualidad la mayoría de las fragancias están supeditadas por las botellas exclusivas, el éxito publicitario o la relación con alguna celebrity (diseñadores, cantantes, actores, etc.). No se trata de comprar un perfume caro y ponértelo sin más.
  2. Cuando elijas un aroma piensa que su olor se asociará a tu persona. Hay tantos tipos de perfumes en el mercado que alguno debe coincidir con nuestra personalidad y, por tanto, elegiremos aquel que refleje mejor nuestra esencia. Nuestra propia personalidad debe condicionar la elección. Los aromas transmiten señales diferentes y activan distintas respuestas hormonales dependiendo de las mezclas.
  3. Los recuerdos que evoca en la memoria son importantes para tomar una decisión, pues un aroma puede quedarnos identificado con una época de nuestra vida o una persona concreta y satisfacernos o desagradarnos según nuestro pasado.
  4. La reacción que produce en cada piel el encuentro con la fragancia, pues un mismo perfume huele de una forma distinta y única en cada persona. El aroma varía y dura según la genética, pH de la piel, tipo de piel, la cantidad de agua de la epidermis, la temperatura corporal, la secreción sebácea o tipo de sudor, la alimentación, el estrés o el estilo de vida. No se debe caer en el error de creer que un perfume olerá de igual manera que lo hace en otra persona y decidirnos por ello.
  5. En función tipo de pieles y hábitos poco saludables como consumo de tabaco:

piel

Si bien es cierto que el aroma de una fragancia, su intensidad y duración, están sujetos a diversos factores como genética, dieta, estrés, ambiente…, los factores que condicionan en mayor medida el que un mismo perfume huela diferente dependiendo de la persona son el tipo de piel y los niveles de PH.

Pieles grasas: su exceso de aceite interactua con la fragancia realzando su aroma, volviéndolo más intenso y duradero. En ocasiones, la grasa (al igual que el sudor) puede llegar a fusionarse con las esencias y producir olores desagradables. En las personas con este tipo de piel los aromas se fijan con más facilidad, por lo que deben utilizar una menor cantidad de fragancia, sobre todo durante el día, y decantarse por aromas frescos y ligeros (cítricos y florales).

Pieles secas: los aromas se disipan más rápido en este tipo de pieles. Puedes utilizar aromas más fuertes, o aplicarlas con mayor frecuencia. Elige fragancias con una base oleosa o aplica crema hidratante o aceite corporal en la zona donde quieras echar el perfume, consiguiendo una absorción más lenta y duradera.

Pieles sensibles: lo ideal será utilizar perfumes y colonias libres de fragancias sintéticas, elaboradas sólo con ingredientes naturales.

Personas que fuman: el tabaco provoca una menor persistencia de los aromas en las personas que fuman, además de influir en la degradación del perfume con la mezcla de olores.

  • No hay reglas absolutamente ciertas, pero sabemos que el perfume que usemos dice mucho de nuestra personalidad. Es más, el perfume que llevamos es parte de nuestra personalidad y es que como olemos es como nos sentimos. Por ello, elegir una fragancia que nos acompañe en toda ocasión no es nada fácil y, a veces necesitamos tener dos o tres preferencias en función de la ocasión, debemos elegir ese olor que tenga que refleje nuestra personalidad y buen gusto en cada momento.

perfumepersonalidad

  • Hay muchísimos tipos de perfumes, sin embargo eligiremos aquel que refleje mejor nuestra esencia. Nuestra propia personalidad debe condicionar la elección. Por ejemplo, una persona discreta no suele usar un perfume fuerte, pero si se trata de alguien de personalidad arrolladora, se podría permitir algo más contundente y duradero. Con evocadoras historias, aromas frutales, cítricos o amanerados,……, presentados en cristales y envases de diseño, los perfumes hablan de nosotros y, por suerte, existe uno para cada mujer: sofisticada, sexy, amante del deporte………..En base a ello, y, a modo de ejemplo se puede establecer algunas relaciones:
  1. Para las mujeres que son delicadas y muy femeninas, lo mejor es que acompañen toda su delicadeza con un perfume que contenga notas florales, almibaradas con un toque de cítricos……
  2. Para las mujeres extrovertidas, divertidas y espontáneas es aconsejable elegir perfumes que contengan notas cítricas extraídas de frutas como naranja, mandarina, bergamota o limón……
  3. Para mujeres de carácter firme, sexy y con mucha seguridad no hay nada mejor que una fragancia que transmita esto, y para ellas no hay mejor elección que un perfume que contenga esencia de bergamota, pachulí, rosas, madera quemada….
  4. Para mujeres caracterizadas por su armonía, seguridad y el equilibrio, puede ser interesante los perfumes amaderados, de sándalo cedro mezcladas con pachulí…..
  5. Para mujeres jóvenes que transmiten relajación, frescura, tranquilidad y calidez, no hay nada mejor que una fragancia que contenga una combinación como la de lavanda, bergamota y un toque de musgo, este tipo suelen ser los perfumes del bosque…….
  6. Para las mujeres muy femeninas de personalidad fuerte y alegres, perfumes orientales que deben usarse de manera moderada ya que su olor es muy fuerte.
  7. Para las más jovencitas surgen las fragancias frescas, suaves y joviales por ejemplo compuestas a base de frambuesa, piña amarilla y freesia. Así como hojas de manzano verde, mandarina italiana, magnolia e iris blanco, …….. ,que predominen las notas cítricas, el bambú y la rosa blanca……
  8. Las deportistas y amantes de la vida al aire libre quieren aromas que evoquen la naturaleza y para ellas surgen los perfumes con esencia de menta, limón, pimienta rosa, madera de cedro, bergamota, limones y naranjas……
  9. Una mujer romántica se inclina por notas florales, orientales y cálidas con un final dulce. Las magnolias, las peonías, los nardos, lirios del valle, rosas y jazmines configuran algunos de los ‘bouques’ aromáticos de los últimos perfumes…….
  10. Para las amantes de la ciudad surgen perfumes audaces y eclécticos con aromas de líneas puras y muy elegantes que no pasan desapercibidos. Almizcle e iris, vainilla, madera de caoba, almendras, ámbar …. o  perfumes donde sobresale el aroma de la grosella y el te, acompañando a la mujer en la urbe.
  11. Las más elegantes pueden escoger  hoja de violeta, jazmín de Sambac y mandarina ……Evoca clasicismo unos apuntes de caramelo, lirio empolvado y rosa Cenrifolia…..
  12. A las mujeres más sofisticadas les interesan las notas de jazmín negro, pimienta rosa, mirra y maderas preciosas……
  13. Para mujeres sexys y divertidas, perfumes que reivindique su toque sensual a base de rosa, nerolí y especias de jengibre….

perfumeocasion

  • Los perfumes también tienen sus horas y sus momentos, al igual que no te pones la misma ropa para ir a trabajar, tus ratos de ocio o una cena especial. El lugar y momento en el que va a utilizarse determina su elección, si se va a usar en el trabajo, de fiesta, para el día o la noche. El calor evapora más rápido el perfume y el frío lo mantiene, pero también que el calor húmedo intensifica las fragancias.
  1. Para la oficina lo más aconsejable son fragancias no muy intensas que se huelan nada más que a distancias cortas, recordar que es un lugar cerrado donde comparte mucha gente y tal vez no todos tienen nuestro mismo gusto.
  2. Para un momento de relax o de serenidad, es recomendable perfumes suaves como por ejemplo con lavanda, que nos reflejen tranquilidad.
  3. Para salir o fiestas dependerá del estado de ánimo, lugar, del propósito que tengamos y de con quien vayamos.
  • Es muy importante la intensidad del perfume y la familia olfativa que nos gusta, pero también es importante saber también para que ocasión o estación del año se va a utilizar el perfume, si es para la noche o para todo el día, si es para el invierno o el verano. Como sabemos, sobre gustos no hay nada escrito pero si existe una especie de protocolo para saber que perfume seria para cada ocasión: en general para el invierno son recomendables las fragancias más cálidas e intimas, aromas intensos y profundos ya que el frío hace que los aromas permanezcan más tiempo y se evaporen más lentamente, en cambio en verano se evaporan mas rápido por el calor y lo mas recomendable son fragancias florales o cítricas, cuanto menos intenso y profundo el olor mejor, debería ser algo mas light.

 

  • Una vez adquirido el perfume, se aconseja perfumarse con moderación y permitir a la fragancia actuar por sí misma.

Montse García

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: