9. Acción. Poner en marcha la causa del efecto

28 Ene

 

propositos2013n9

 

Poner en marcha la causa del efecto, actuando para conseguirlo, estando convencidos de los resultados, visualizándolos.

Si deseamos que ocurra un efecto (nuestro propósito) concreto en nuestra vida, deberemos empezar por poner en marcha la causa de ese efecto.

Tenemos la tendencia a esperar que sucedan cosas por las que no hemos hecho nada. Por ejemplo, si después varios meses de buscar trabajo, no lo has encontrado, hay que actuar para conseguir el éxito.

Hemos de estar convencidos de los resultados y, como hemos indicado en el apartado anterior (punto 8: controlar el factor limitante), es importante que no interfiera ningún pensamiento, perjuicio o creencia que contradiga nuestro propósito para que nada se interponga en nuestro camino.

Es necesario visualizar los resultados, cumpliendo los propósitos u objetivos que nos hemos propuesto. Si quieres trabajar comienza a visualizar el momento de tu incorporación en un trabajo en tu mente. Vive tu propia “escena” teniendo éxito y exactamente cómo quisieras que ocurriera. Puedes escribir tu propio guión minuciosamente hasta el más mínimo detalle.

hazquelascosaspasen

Montse García

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: