Epiluminiscencia para la detección precoz del melanoma

3 Feb

Se trata de una técnica que requiere experiencia y formación específica que solo reciben los dermatólogos. La microscopía de epiluminiscencia digitalizada, además de ser una técnica no invasiva, es el método más moderno y preciso para detectar cambios en las lesiones pigmentadas cutáneas. Las lesiones pigmentadas cutáneas, como lunares o nevus, pueden desembocar en un cáncer de piel (melanoma). Por este motivo es tan importante realizar un seguimiento periódico y muy preciso de su evolución.

Los factores de riesgo para el desarrollo de melanoma son:

  • Tener un gran número de lunares.
  • Tener la piel y los ojos claros (fototipo claro).
  • Tener antecedentes familiares o personales de melanoma. Sufrir cambios significativos en los lunares.
  • Haber sufrido quemaduras importantes en la infancia o adolescencia. Realizar actividades o trabajos frecuentes al aire libre.

Aunque todas las lesiones pigmentadas deberían vigilarse, hay algunos signos de alerta que indican que la lesión está activa. Esta serie de signos se conoce como la regla ABCD:

  • A: Asimetría del lunar.
  • B: Borde irregular.
  • C: Coloración poco uniforme.
  • D: Diámetro superior a los 6mm.

abcdevolucion

La cirugía del cáncer de piel basada en el simple hecho de un examen visual no es lo más apropiado puesto, que hoy en día, existe tecnología y conocimiento, que debe ser aplicado para dar al paciente las máximas garantías.

Actualmente, la microscopia de epiluminescencia digitalizada o control digital de nevus se considera la técnica reconocida con mayor grado de eficacia para el diagnostico precoz del melanoma y la detección de mínimos signos de malignización en un nevus, que sin el apoyo de la monitorización podrían pasar desapercibidos. Por tanto, aumenta la fiabilidad del diagnóstico tanto de las lesiones malignas y premalignas, como la reducción de la extirpación de lesiones benignas innecesariamente ante la existencia de dudas diagnósticas.

La técnica se basa en la existencia de un equipo informático especializado junto con una cámara de video de alta resolución, que toma las fotografías a través de la dermatoscopia digital y las archiva permitiendo al dermatólogo su análisis y comparación evolutiva más detallado.

Esta técnica se realiza periódicamente a centenares de personas, bien para detectar precozmente el melanoma, para realizar seguimiento de lesiones sospechosas o en pacientes con antecedentes familiares. En otras ocasiones, la epiluminiscencia permite detectar con precisión los límites del tumor antes de empezar a operar y el cirujano podrá realizar la extirpación con garantias.

estudioepiluminiscencia

Mi experiencia

A mi me han realizado en dos ocasiones el estudio de la piel por este método, en la primera ocasión la doctora me detectó un melanoma maligno, que fue extirpado al poco tiempo después de su conocimiento. La epiluminiscencia digitalizada permitió estudiar las estructuras de mi piel y los patrones de pigmentación invisibles a simple vista in vivo, es decir, sin necesidad de extraer muestras de mi piel. Realizaron una exploración microscópica de toda la superficie cutánea, localizaron las lesiones, las fotografiaron y representaron en mapas corporales completos. Al final del estudio, tras un corto período de tiempo, me entregaron un informe con las imágenes microscópicas de todas mis lesiones pigmentadas, lo que ayudó al dermatólogo a controlarlas, decidir cual extirpar y diagnosticar de manera precoz un melanoma. Se produjo una primera extirpación y, tras un estudio histológico de la muestra, se detectó que había un melanoma maligno con un principio de metástasis, por lo que a posteriori el dermatólogo realizó una segunda extirpación limpiando la zona, con un margen de seguridad. El posterior estudio histológico mostraba que estaba todo correcto. La observación microscópica en sí misma ayuda a diagnosticar las lesiones de alto riesgo, tal y como sucedió conmigo.

Pero además, la técnica de epiluminiscencia incorpora un sistema de archivo de las imágenes, que permite compararlas en exploraciones sucesivas. Asi se puede detectar más fácil y objetivamente cambios mínimos en la forma o el color, que son indicadores de posible malignidad. Recientemente me realizaron el segundo estudio, en el cual se detectó el crecimiento de un lunar, el resto estaba igual que el primer estudio (excepto el melanoma maligno extirpado que queda una gran cicatriz). De hecho, tengo que volver al dermátologo para que decida sobre la evolución de este segundo estudio, ya dispondrá de las imágenes microscópicas de todas mis lesiones pigmentadas y su evolución, lo que le ayudará a controlarlas y decidir cuáles extirpar si procede o bien diagnosticar de manera precoz un nuevo melanoma en mi piel (espero que otro no).

El estudio de epiluminiscencia digitalizada completo se lleva a cabo en tan sólo una sesión, que se repite con frecuencia anual o semestral en función del riesgo que tenga la persona de desarrollar un melanoma. En mi caso lo repito cada 6 meses y, como la prueba no es en absoluto invasiva, puedo volver inmediatamente a mi actividad normal.

 

 

Montse García

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: