Cosméticos en miniatura: versiones ‘mini’ para viajar

1 Mar

cosmeticosenavion

En relación al equipaje de mano, según nos indica viajejet, en los últimos años se han ido dando modificaciones dentro de la normativa de lo que está o no permitido en él a fin de evitar cualquier tipo de amenaza dentro del avión. Desde finales de 2006 se han aplicado nuevas normas de seguridad en todos los aeropuertos pertenecientes a la Unión Europea (incluyendo a Noruega, Islandia y Suiza), estas son aplicables a cualquier pasajero que transite por los aeropuertos de la UE sin importar su destino.Las normas están relacionadas con la restricción sobre la cantidad de líquidos (o sustancias de consistencia similar) que cada pasajero puede llevar en su equipaje de mano para que pasen los controles de seguridad dentro del aeropuerto. Para evitar imprevistos debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Son considerados líquidos: geles, pastas de dientes, lociones, jarabes, sopas, perfumes, aerosoles, espumas de afeitar, y similares.
  • Todos los líquidos deben encontrarse en contenedores que no superen los 100ml cada uno (un litro en total) y los mismos estar empaquetados dentro de una bolsa plástica de autocierre cuya dimensión no sobrepase los 20×20 cm. (si contamos con envases que superen estas medidas debemos enviar los mismos al equipaje de bodega).
  • Están fuera de esta medida los alimentos o medicamentos que requiera el pasajero para su salud mientras esté a bordo del avión (alimentos por si el pasajero es alérgico, para bebés, o medicinas). Tanto si las medicinas son usadas o no bajo receta médica, se recomienda tener a mano el comprobante de venta por si es solicitado en alguno de los puntos de seguridad.
  • Si vas a realizar un viaje con conexión en la UE ten en cuenta que la seguridad del aeropuerto sólo permitirá en tu equipaje de mano los productos que se encuentren debidamente empaquetados en una bolsa de plástico que se encuentre sellada y que tenga adjunto el recibo de compra. Cualquier otro producto comprado en un aeropuerto que no pertenece a la UE será confiscado en los puntos de seguridad del aeropuerto. Ten en cuenta que las compras realizadas en las tiendas de los aeropuertos, una vez pasados los controles de seguridad, no se ven sujetas a estas normas.

Las firmas de belleza son conscientes de las restricciones para facturar y cada vez apuestan más por las versiones ‘mini’ de sus productos

miniaturasparaviajar

Cada vez más firmas de belleza ofrecen a sus clientes la posibilidad de comprar sus productos en tamaño mini. Sin embargo, muchas veces no acabamos de dar el paso porque pensamos que nos saldrá mucho más rentable compar el tamaño más grande de nuestra crema favorita, posiblemente debido a que los volúmenes de producción de dichos formatos no son tan grandes.

La cuestión del precio puede parecer una frivolidad, pero desde que se implantaron las nuevas normativas de seguridad aérea, muy restrictivas en cuanto al tamaño de los frascos para líquidos (sí, los temidos 100 ml como máximo), quienes pretenden no facturar no tienen más remedio que pasar por el aro y comprar miniaturas. O de otros que valgan como sustitutos, tampoco nos pongamos exquisitos. Al menos de esos que, de ninguna forma, se pueden rellenar en casa (pasta de dientes, laca, desodorante en spray…). Con los champús y la hidratante no hay problema: lo habitual es rellenar un bote de hotel o incluso los que astutamente ya se venden en Sephora o Muji vacíos y listos para rellenar.  Esto da pie a armarte un minibote hasta con tu tratamiento de cuidado facial y eso que toda usuaria que haya leído las páginas de belleza de cualquier revista femenina sabe que manipular las cremas sin la debida asepsia es puede ser problemático.

Con los sprays o los productos en tubo no son de fácil recargo. Las firmas de belleza lo saben y cada vez son más los productos en versión mini para viajeras.  Lo que más se demanda son cremas de manos y desodorantes, y no solo para viajar, también para llevar en el bolso. Pasamos muchas horas fuera de casa y eso nos obliga a trasladar al bolso algunos productos que antes guardábamos en el armario del baño, y cuanto más pequeños más cómodo se hace su uso.

Como nos indica un artículo de SModa, el sector lujo observa atónito la necesidad y tanta preocupación por los precios y más aún ese afán por rellenar frasquitos. En la higiene corporal estábamos acostumbrados a usar productos de gran consumo que se presentaban en tamaños grandes (1000 ml.) y aprovechar las muestras de 50 ó 100 ml que regalan las marcas pero en países donde se viaja con mucha frecuencia como EEUU o Reino Unido las marcas lanzan pequeños neceseres con lo esencial (gel de ducha, crema corporal, champú, acondicionador…) para facilitar a sus clientes que puedan seguir usando sus productos y no depender de las amenities de los hoteles. Por ejemplo, el Essential Kit de Malin & Goetz con seis miniaturas de 29 ml que incluyen desde una limpiadora facial al acondicionador para el cabello (35 €). O el Tata Harper Deluxe Beauty Set con ocho chiquitiminiaturas de entre 4 ml y 15 ml donde no falta ni el sérum ni la mascarilla facial (67 €).  Glossy Box,  por 15 € al mes, los socios reciben una caja con cinco miniaturas con novedades de firmas cosméticas de prestigio, por ejemplo Metropolitan Chic, un beauty kit para viajeras exigentes, con un neceser multiusos y una guía con los sitios más cool del mundo.

La filosofía de Clarins pasa por lo que llaman “el derecho a probar”: toda usuaria que se acerque a un especialista de belleza de la firma francesa recibirá siempre de manera gratuita muestras del tratamiento prescrito adecuado a su piel. Además regalan neceseres con miniaturas por compras superiores a 80 € y miniaturas a quienes compran en su tienda online. En esa línea Estée Lauder cuenta con una promoción en la que regala dos minitallas por la compra de productos en su web. En Sephora es habitual que obsequien a sus clientas con muestras de novedades e incluso, de perfumes que recargan en pequeños frasquitos. Y aquí hay quienes las usan para probar o para viajar. Total, puestas a probar, tanto da hacerlo en casa o en la habitación de un hotel. Si gusta al final se acabará comprando el formato grande. Y al final, todos ganan.

Montse García

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: