Técnicas de dermopigmentación

18 Mar

dermopigmentacion

Las técnicas de dermopigmentación (tatuaje y maquillaje permanente) consisten en la introducción de pigmentos de distintos tonos bajo la piel. Para ello se requieren pequeñas y finas agujas conectadas a un dermógrafo, que transmite movimientos de vaivén que facilitan la microimplantación del pigmento a una profundidad máxima de 0,8-1,6 mm. Suelen utilizarse cabezales que incorporan un número variable de agujas (1, 3, 5, 8) en función del tipo y tamaño de trabajo que se tendrá que realizar.

Dada la invasividad de la técnica, hay un requisito previo a la realización de la dermopigmentación: la realización de una cuidada y minuciosa desinfección de la zona de trabajo mediante una solución antiséptica de uso tópico. Adicionalmente, y con el fin de minimizar las molestias o sensaciones dolorosas propias del proceso, éste puede realizarse con anestesia local —de administración tópica o subcutánea—. En este supuesto será necesaria la intervención de un médico.

Tintes y pigmentos

Los pigmentos destinados para utilizarse en tatuajes y maquillajes permanentes deben satisfacer una serie de requerimientos que garanticen que la salud y la seguridad de las personas y el medio ambiente no van a presentar daños, por lo que será necesario que cada producto tenga una evaluación del riesgo basada en datos toxicológicos. Una Resolución del Consejo de Europa (Resolution ResAP(2003)2 on Tattos and Permanent Make-up) dicta una serie de recomendaciones, entre las que cabe destacar:

  • Limitar la composición de los tintes para tatuajes, teniendo en cuenta una serie de listas negativas
  • Garantizar la esterilidad del producto hasta el momento de su aplicación; para ello, el tipo de envase es un parámetro crítico. El tamaño del envase deberá ser el adecuado para contener producto únicamente para una sola aplicación y un mismo consumidor.
  • Los productos deberán estar acompañados de los datos necesarios para identificar al fabricante y al producto (descripción, composición, número de lote, fecha de caducidad, esterilidad), así como informar sobre las condiciones de uso y advertencias.

Todas estas medidas son especialmente importantes, ya que las técnicas de tatuaje o maquillaje permanente suponen, dado su forma de aplicación (implante intradérmico), una ruptura o alteración de las barreras naturales del organismo. Por ello, su aplicación y las instalaciones en las que deba practicarse deben reunir una serie de requisitos higiénicos concretos, legalmente establecidos. Los profesionales que los practican deben tener formación adecuada en las técnicas que tienen que realizar y muy especialmente una formación sanitaria elemental que garantice el buen uso del material y minimice el riesgo de infección o contagio. Adicionalmente, los profesionales deberán hacerse responsable de la idoneidad de los equipos y pigmentos que van a utilizar y de su esterilidad antes de su uso.

Fuente: macroestética

Montse García

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: