Archivo | Biología RSS feed for this section

Genes inmunológicos HLA. El amor y los perfumes no son una coincidencia

25 Ene

geneticadelaatraccion

Leyendo la noticia del post sobre Perfumes para buscar pareja compatible genéticamente, quise investigar un poquito más sobre el tema. La noticia ya expuesta anteriormente, la resumo así:

Científicos alemanes crearon un perfume para buscar pareja y su aroma corresponde al olor corporal individual.

Thomas Boehm, director del Instituto Max Planck de Inmunología y Epigenética en Friburgo y jefe del estudio, explicó que el olor corporal desempeña un papel decisivo en la elección de pareja. La fragancia sintética, en la que los científicos han trabajado durante diez años, resalta precisamente este aroma. “El estudio se mueve en los límites entre la inmunología y el comportamiento”, señaló el experto.“Del olor de las potenciales parejas se desprende si son el complemento óptimo a los propios genes inmunológicos. Los descendientes son así resistentes a un amplio espectro de gérmenes patógenos”, explicó.

Este hecho ha sido demostrado ya hace décadas en animales, pero la constatación de que esto ocurre también en los humanos constituye una novedad. Los genes inmunológicos y el olor ligado a ellos es diferente en cada individuo y la elección de pareja a través de la fragancia es un acto inconsciente, subrayó el jefe del estudio.

“Aunque en las personas existen a nivel general varios cientos de tipos diferentes de los llamados genes inmunológicos HLA, cada individuo posee únicamente unas pocas variantes y éstas son las que determinan el típico olor corporal”, precisó el científico Manfred Milinski.

Los expertos decodificaron estos olores, lo que les ha permitido ahora crearlos artificialmente. Al final del estudio, ofrecieron a alrededor de 30 estudiantes universitarias diferentes perfumes, de los cuales las participantes eligieron aquel que se corresponde a su propio olor corporal, generalmente percibido como positivo y agradable.

“Estas conclusiones abren la posibilidad de crear nuevos tipos de fragancias que, al resaltar el olor corporal, indiquen a las potenciales parejas la composición de los genes inmunológicos HLA” de la persona que lo usa, indicó Milinski.

¿Por qué esta vía de investigación para crear un nuevo perfume?

No sirve pensar me quiere no me quiere deshojando una margarita. Estamos ya más sofisticados. Al parecer con una persona que es bastante compatible genéticamente sentiremos esa rara sensación de una química perfecta. Esta es la respuesta receptiva y de bienvenida cuando los sistemas inmunes armonizan y se ajustan el uno al otro. La compatibilidad genética resulta en:

  • una mayor probabilidad de formar una relación duradera y de éxito
  • una vida sexual más satisfactoria
  • un índice de fertilidad superior

geneticaypareja

Posible explicación. Proyecto GenePartner y los genes HLA

El proyecto GenePartner se inspiró en un famoso estudio llevado a cabo por el Prof. Dr. Wedekind de la Universidad de Bern en Suiza. En este estudio, el Prof. Dr. Wedekind reclutó voluntarias femeninas para que olieran las camisetas que un grupo de hombres había llevado puestas durante tres días consecutivos, para después numerarlas por orden de atracción. A continuación analizó la parte específica del ADN que codifica por las moléculas HLA y descubrió que las mujeres preferían las camisetas de esos hombres cuyas moléculas HLA se diferenciaban más de las suyas propias. Detectar y clasificar los genes HLA es algo que nuestros cuerpos hacen de forma automática y subconsciente.

geneticaypareja1

Los genes HLA y el sistema inmune Las moléculas HLA juegan un papel muy importante en el control de la activación de effectors inmunológicos durante una respuesta inmune y son por lo tanto esenciales para la resistencia inmunológica. Una mayor diversidad de genes HLA ofrece una más amplia variedad de posibles respuestas inmunes. En términos evolutivos, esto tiene lógica perfecta: los niños de parejas con una variedad mayor en sus genes HLA (y por ello, respuestas inmunológicas) contarán con mayor protección contra una variedad más amplia de enfermedades. Dicho de manera sencilla, esto significa que sus cuerpos tendrán más armas para luchar contra las enfermedades. Un efecto adicional importante es que comparar genes HLA puede facilitar la identificación de parentesco y prevenir así una potencial endogamia.

geneticaypareja2El método GenePartner

En el 2003, el equipo de GenePartner decidió ir un poco más allá con este descubrimiento y averiguar si existieran modelos específicos de genes HLA que se “atrajeran” más el uno al otro. En colaboración con el Instituto Suizo de Genética Conductual, analizaron los genes HLA de un número importante de individuos (tanto personas en pareja como personas que no estaban dentro de una relación). Los resultados fueron sorprendentes y llevaron al desarrollo de un procedimiento que combina el factor diversidad estudiado por el profesor. Dr. Wedekind, junto con otros varios factores evolutivos investigados y desarrollados por el Instituto Suizo de Genética Conductual.

La fórmula GenePartner mide la compatibilidad genética entre dos individuos y hace una predicción precisa sobre la fortaleza de los cimientos de esa relación de cara a una larga y gratificante relación de pareja.

Compatibilidad genética

Una diversidad importante en componentes específicos del sistema asegura una mayor resistencia contra una variedad de enfermedades. Nuestros cuerpos detectan de forma automática cual es la diversidad de los sistemas inmunes de la gente que nos rodea, y los clasificamos de forma subconsciente dependiendo de como sea la compatibilidad genética con los nuestros.

Con gente que es bastante compatible genéticamente sentiremos esa rara sensación de una química perfecta. Esta es la respuesta receptiva y de bienvenida cuando los sistemas inmunes armonizan y se ajustan el uno al otro.

Los efectos de la compatibilidad genética

La compatibilidad genética resulta en una mayor probabilidad de poder formar una relación duradera y de éxito. Investigaciones también muestran que la vida sexual de parejas con compatibilidad genética es más satisfactoria que las de la media. Además, los índices de fertilidad son más altos en parejas genéticamente compatibles y también tendrán niños más sanos

http://www.youtube.com/watch?v=YRJU-hG5xds&feature=player_embedded

Artículo relacionado: Perfumes para buscar pareja compatible genéticamente

Montse García

Anuncios

Perfumes para buscar pareja compatible genéticamente

24 Ene

perfumesygenetica

 

La fragancia sintética resalta el olor corporal individual y desvela a los posibles amantes si son genéticamente compatibles

Científicos alemanes han desarrollado un perfume para ayudar a buscar pareja y cuyo aroma resalta el olor corporal individual. La fragancia sintética ayuda a desvelar la composición de los genes inmunológicos que los potenciales amantes pueden reconocer inconscientemente como los apropiados para combinar con los suyos, y así tener hijos más resistentes a las enfermedades. La investigación aparece publicada en la revista Proceedings of the Royal Society B.

Según el director del Instituto Max Planck de Inmunología y Epigenética en Friburgo y el jefe del estudio, Thomas Boehm, el olor corporal desempeña un papel decisivo en la elección de pareja.

La fragancia sintética, en la que los científicos han trabajado durante diez años, resalta precisamente el olor corporal de una persona. “El estudio se mueve en los límites entre la inmunología y el comportamiento”, señaló el experto en declaraciones a la prensa alemana.

Según Boehm, los animales indican a través de su olor corporal los genes inmunológicos que portan. “Del olor de las potenciales parejas se desprende si son el complemento óptimo a los propios genes inmunológicos. Los descendientes son así resistentes a un amplio espectro de gérmenes patógenos”, explicó.

Este hecho ha sido demostrado ya hace décadas en animales, pero la constatación de que esto ocurre también en los humanos constituye una novedad. Los genes inmunológicos y el olor ligado a ellos es diferente en cada individuo y la elección de pareja a través de la fragancia es un acto inconsciente, subrayó.

“Aunque en las personas existen a nivel general varios cientos de tipos diferentes de los llamados genes inmunológicos HLA (antígenos leucocitarios humanos), cada individuo posee únicamente unas pocas variantes y éstas son las que determinan el típico olor corporal”, precisó el científico Manfred Milinski. Los expertos decodificaron estos olores, lo que les ha permitido ahora crearlos artificialmente.

Lista para salir al mercado

Al final del estudio, los científicos ofrecieron a alrededor de 30 estudiantes universitarias diferentes perfumes, de los cuales las participantes eligieron aquel que se corresponde a su propio olor corporal, generalmente percibido como positivo y agradable, según los resultados de la investigación.

“Estas conclusiones abren la posibilidad de crear nuevos tipos de fragancia que indiquen a las potenciales parejas, al resaltar el olor corporal, la composición de los genes inmunológicos HLA” de la persona que lo usa, indicó Milinski. En este sentido subrayó que “los perfumes con una eficacia biológica absoluta pueden ser producidos sintéticamente sin tener que recurrir a productos animales”.

La fragancia para la búsqueda de pareja está, en principio, lista para salir al mercado, aunque por el momento no existen planes concretos para una fabricación en serie, puntualizó.

Fuente: ABC.es

Montse García

La importancia de los genes para personalizar tratamientos antienvejecimiento

21 Dic

tratamientogenicoenvejecimiento

El viernes 26 de octubre se celebró en Madrid la Jornada Profesional ANTIAGING 2012. Patrocinada por Syneron Candela, con la colaboración de MEGA NFC International GmbH Berlín y el apoyo de SEMCC-Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética, SEMAL-Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y SEME-Sociedad Española de Medicina Estética. La jornada reunió a reconocidos expertos a nivel nacional e internacional en genética, nutrición, estética y medicina antienvejecimiento.

Entre los principales temas a tratar fueron los últimos avances en genética y antienvejecimiento, la personalización de los tratamientos y la nutrigenómica, abriéndose el debate sobre el valor preventivo de la genética y hasta dónde nuestros genes condicionan nuestra salud.

El evento profesional Antiaging 2012, fue inaugurado por el doctor José Serres, presidente de SEMAL (Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad), quien aseguró que el objetivo de esta jornada fue “intentar decir en qué líneas se está trabajando y que podemos esperar de estas futuras técnicas” de medicina antienvejecimiento, genética y nutrición. El doctor Serres comenzó estableciendo una base fundamental para no dejarse llevar a engaño, y es que “el envejecimiento es un proceso inexorable y no se trata tanto de que podamos llegar al antienvejecimiento pero sí retrasarlo”.

El presidente de la SEMCC (Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética), el doctor Víctor García Jiménez, abrió la ronda de exposiciones bajo el título “Vivir más de 100 años… ¿vivir más o vivir mejor?. Prevención y vida saludable para envejecer mejor más allá de la belleza“. Según el Dr. García Jiménez, la medicina del envejecimiento da la posibilidad de mejorar la calidad de la vida más allá incluso de lo puramente cosmético, “la medicina del envejecimiento también aborda el envejecimiento cutáneo”. Además, -continuó- la piel adquiere cada vez más un papel protagonista y los medios se interesan cada vez más en la Dermatología Cosmética, “a la que hemos aportado el uso de recursos naturales, células madres, plasma, proteínas del plasma y hemos aprendido que ningún tratamiento corrige simultáneamente los defectos de todos los niveles y que la sobrecorrección de un nivel no puede corregir el o los defectos de otros nivel”. En su presentación, el doctor García Giménez, hizo  hincapié en que, además de los signos más evidentes del envejecimiento (arrugas), hay otros “como el aspecto, textura, luminosidad, brillo” que no son tan aparentes pero que todos juntos sí lo son” y ofrecen el aspecto de vejez.

Ante la pregunta “antienvejecimiento y salud, ¿se antepone imagen a salud?, ¿dónde está el límite?”, la doctora Petra Vega, presidenta de SEME (Sociedad Española de Medicina Estética) afirmó rotundamente que “aunque se antepone la imagen a la salud, no puede haber buena imagen si no hay buena salud. No se puede manifestar una buena imagen de verdad si la persona no está bien física y mentalmente”. La doctora Vega aseguró que para mejorar algunos signos del envejecimiento “hemos de estar mejor por dentro y, luego, la medicina estética se convierte en una medicina de armonía entre el bienestar físico y mental”. Además, insistió en “la prevención del envejecimiento desde que nacemos”. Cuando un adolescente va al médico para curar el acné ya no sólo está curando un problema puntual, sino que va a recibir una serie de consejos (acerca de los efectos de la exposición solar, el tabaco, etc. en la piel) que harán que, cuando llegue a los 50 años lo hará con una calidad de piel mucho mejor que si no hubiera realizado esa prevención.

Ante esto, el Dr. Serres ha añadió que “la medicina antienvejecimiento va más allá: desde el embarazo de la madre cuando se la recomienda que no esté expuesta a elementos contaminantes que afectan al feto” y que luego harán que ese bebé no sufra ciertas patologías potenciales.

El Dr. Ramon-R. Vidal y Plana, director de Desarrollo para Europa Mediterránea MEGA NFC GmbH (Berlín), se centró en los valores y beneficios del silicio al que hace muchos años ya, en Rusia, “se le reconocían capacidades buenas para la salud aunque no se sabía por qué”. Con el desarrollo de la nueva técnica de activación del silicio se ha activado su actividad antioxidante y desintoxicante para eliminar toxinas de la piel.

Finalmente el Dr. Carlos San Martín, director médico y responsable de la Unidad de Medicina Estética de la Clínica Londres, indicó que “el hecho de que haya medicina antiaging es porque vivimos mucho más y han aparecido enfermedades que antiguamente no se trataban porque ni siquiera aparecían” (porque la edad de mortalidad era muy baja). Así mismo defendió que la medicina y la cirugía estética sirven “para que las personas sean más felices, se encuentren mejor, y su estado mental o su edad mental acompañe a su edad física”.

El Dr. José Serres, presidente de SEMAL (Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad), planteó la afirmación de que la genética va a ser el futuro, “la revolución no sólo de la medicina antienvejecimiento sino de la medicina en general”.

El Dr. José Mª Ordovás, director del Laboratorio de Nutrición y Genómica en el USDA -Human Nutrition Research Center on Aging en la Universidad de Tufts (Boston), desarrolló una serie de ejemplos y estudios elaborados en la institución en la que trabaja de cómo afectan la genética al ser humano, que puestos en las mismas situaciones sus organismos van a responder de forma diferente a esos estímulos y van a afectar a un envejecimiento más saludable y una mayor o menor esperanza de vida. “Si se restringe el nivel de calorías hay marcadores asociados al envejecimiento que funcionan y mejoran” . Un grupo de personas en el mismo hábitat, con la misma dieta con la misma vida, la tendencia general era la misma pero con diferencias entre ellas y alguna incluso ha seguido una tendencia diferente. Esta variabilidad viene causada por nuestro genoma por lo que hay que pensar e ir más allá de la nutrición como la entendemos hoy en día e ir hacia la nutrigenómica.

La obesidad es complejísima porque no sólo es cuestión de la cantidad de calorías sino de la calidad de las calorías, la importancia de la herencia materna (estrés personal, alimentación, etc…) puede hacernos más propensos a las enfermedades mentales y relacionadas con la obesidad en años posteriores.

Los genes marcan a la persona, especialmente en el tema obesidad, pero también afectan los factores medioambientales, sin embargo, la nutrición puede adaptarse para no sufrir los efectos adversos de esa genética y redirigir el destino genético para tener un peso saludable y un envejecimiento más aptos.

Partiendo de la base de que “no todos somos iguales, somos polimórficos aun dentro de las mismas razas, hay diferencias”, el Dr. José Ignacio Lao Villadóniga, director Médico de GENOMIC GENETICS International IDB y USP (Institut Universitari Dexeus) demostró “por qué las personas responden de forma muy diferentes tanto a los tratamientos médicos como a las enfermedades”.

“Sí es cierto que todos tenemos los mismos genes –afirmó- pero cada uno tenemos diferentes versiones de esos genes, llamados alelos genéticos. Esto nos está llevando a dejar de ver las enfermedades como cuadros clínicos rígidos y a buscar los mecanismos de origen concreto del enfermo”, lo que hace que “nos enfrentemos de forma diferente a enfermedades complejas” asegura el Dr. Lao.

El especialista en Genética Clínica explicó cómo los genes, de versiones diferentes, interactúan, pero no lo determinan todo porque también interactúan con otros factores -no genéticos dependientes del estilo y la forma de vida- que van a determinar la forma en la que “podemos individualizar las estrategias para tener una vida más saludable y longeva”. Por lo cual, concluyó, “no todo vale para todos porque hasta cierto punto la respuesta está en los genes, hay que individualizar los riesgos, tener la predicción como base para la prevención, controlar y monitorizar al individuo”. Por lo tanto hasta para las recomendaciones saludables “todo hay que individualizarlo”.

El Doctor Pablo Naranjo expuso en su una ponencia los últimos avances en técnica láser para la prevención del envejecimiento cutáneo. “Para prevenir hay que diagnosticar” es la afirmación en que el Doctor Pablo Naranjo, director Médico de la Clínica Elite Láser de Madrid y director Médico Internacional de Syneron-Candela, ha basado su exposición sobre los últimos avances en el diagnóstico y prevención del envejecimiento cutáneo mediante el uso de tecnologías láser. Para el doctor Naranjo, un posible envejecimiento cutáneo prematuro diagnosticado a tiempo podría llegar a prevenirse. Planteó la importancia de medios para abordar la prevención como el láser y la radiofrecuencia, ya que la piel es el primer órgano que envejece y, por lo tanto “tratar, ese pre-envejecimiento es fundamental para evitar el envejecimiento del resto de los órganos”.

Fuente: hoymujer.com

Montse García

Teoría molecular sobre en envejecimiento

24 Ago

El envejecimiento se ha tratado de explicar a través de alrededor de 300 teorías. Esto significa que aún no sabemos a ciencia cierta cuál o cuáles son sus verdaderas causas. Sin embargo, bajo un panorama que pareciera ser multicausal y convergente, la mayoría de estas teorías podrían contener una cuota de realidad que mostraría al fenómeno desde distintos ángulos. Se clasifican, según la línea de investigación, en cuatro grandes grupos: evolutivas, moleculares, celulares y sistémicas.

La característica fundamental que define al envejecimiento es una disminución general de la capacidad funcional de diversos órganos como, por ejemplo, el corazón y el cerebro. Esta disminución resulta del deterioro progresivo de la homeostasis, o la estabilidad interna, de las células que constituyen esos órganos. Pero, ¿cómo y dónde se produce este deterioro?; recientes investigaciones en varios laboratorios relacionaron la ruptura de la homeostasis de las proteínas con la declinación de la función celular.

En la revista Science del 2 de febrero de 2012, se publicó un artículo que podría dar un nuevo impulso a las teorías moleculares del envejecimiento (1). Investigadores del Instituto Salk descubrieron que existen ciertas proteínas llamadas “ELLPs” -siglas del inglés: “extremely long-lived proteins”- que se encuentran en la superficie del núcleo de las neuronas, y que tienen una vida útil extremadamente larga; mientras que la esperanza de vida de la mayoría de las proteínas totales del cuerpo duran dos días o menos. En este estudio, estas proteínas en el cerebro de las ratas de experimentación resultaron ser tan antiguas como el propio organismo.

Esta imagen del microscopio (tomada de Brandon Toyama, del Instituto Salk para Estudios Biológicos) muestra las proteínas de muy larga vida, o ELLPs, verde brillante en el exterior del núcleo de una célula de cerebro de rata. El ADN dentro del núcleo se representa en azul. Los científicos del Salk descubrieron que las ELLPs, que forman canales a través de la pared del núcleo, se mantuvieron por más de un año sin que se sustituyeran. El deterioro de estas proteínas puede permitir que las toxinas entren en el núcleo, dando como resultado el envejecimiento celular.

Este es un hallazgo inédito en el campo de la investigación del envejecimiento en que, por primera vez, se descubre la existencia de una maquinaria intracelular cuyos componentes esenciales incluyen proteínas de avanzada edad. Estos resultados sugieren que las proteínas ELLPs identificadas duran toda la vida sin ser reemplazadas. Su larga vida útil podría ser una ventaja si no fuera por el desgaste que sufren a lo largo del tiempo. A diferencia de otras en el cuerpo, las ELLPs no se reemplazan cuando sufren modificaciones químicas aberrantes y otros daños, y esto podría ser un problema ya constituyen estructuras claves de la membrana nuclear de las neuronas.

Estos complejos proteicos forman parte de los canales de transporte que se encuentran en la superficie del núcleo de las neuronas, que son las puertas que controlan los materiales que entran y salen entre el citoplasma y el núcleo celular. Según Martin Hetzer, profesor del Laboratorio Salk de Biología Molecular y Celular, quien dirigió el estudio, el daño a las ELLPs debilitaría la capacidad de los canales de transporte tridimensiones, llamados “complejos de poros nucleares (CPNs)”, los cuales perderían la capacidad para proteger al núcleo celular de las toxinas, que pueden alterar el ADN de la célula y por lo tanto la actividad de los genes, dando como resultado el envejecimiento celular.

Estudios previos revelaron que las alteraciones en la expresión de los genes subyacen en el proceso del envejecimiento, lo cual dieron sustento a las teorías moleculares de la “regulación genética” de la edad que causa cambios en la expresión de los genes que controlan el desarrollo y el envejecimiento (2). Aunque es evidente que muchos genes muestran cambios en su expresión con los años (3-9), algunos autores creen que es poco probable que la selección natural pueda actuar sobre los genes que promueven directamente el envejecimiento (10). Por el contrario, la expectativa de vida parece más bien estar influenciada por la selección de genes que promueven la longevidad (11-14).

Los hallazgos del laboratorio de Hetzer muestran por primera vez que los mamíferos poseen un talón de Aquiles en los complejos de poros nucleares, que permitiría que las toxinas dañen el ADN al entrar en el núcleo. Antes de este descubrimiento, la comunidad científica ha tenido pocos indicios sólidos acerca de cómo se producen estas alteraciones genéticas.

Estos resultados sugieren que el deterioro de la función neuronal podría tener su origen en las proteínas ELLPs, al deteriorarse como resultado del daño sufrido con el paso del tiempo. Se sabe que la mayoría de las células, pero no las neuronas, combaten el deterioro funcional de sus componentes proteicos a través de un proceso de reemplazo o recambio de la dañada, en donde las partes potencialmente deficientes se sustituyen con nuevas copias funcionales.

Según Hertzer, los resultados también sugieren que el deterioro de los poros nucleares podría ser un mecanismo general de envejecimiento relacionado con defectos en la función nuclear, tales como la pérdida del programa de la expresión genética de la juventud.

Hasta el momento no existe ningún tipo de intervención, ya sea a nivel molecular, celular o sistémico, que sea capaz de frenar definitivamente el envejecimiento, aunque existen ciertos procedimientos que, actuando a distintos niveles, demostraron ser efectivos para hacer el proceso más lento; por ejemplo: llevar un estilo de vida saludable, terapia con antioxidantes y antiacidificantes, o el control médico de las pausias (menopausia, andropausia, adrenopausia, somatopausia), entre otros.

Los resultados de la investigación de los científicos del Instituto Salk podrían ser relevantes para entender los orígenes moleculares del envejecimiento y también las enfermedades neurodegenerativas, tales como la enfermedad de Alzheimer y el Parkinson.

Si los hallazgos sobre las proteínas ELLPs llegaran a confirmarse con otros estudios, se abriría un nuevo campo de investigación para intentar intervenir sobre éstas proteínas e impedir de alguna forma su deterioro, con la esperanza de frenar en un fututo el proceso de envejecimiento.

Referencias

1. Savas JN, Toyama BH, Xu T, Yates JR, Hetzer MW. Extremely Long-Lived Nuclear Pore Proteins in the Rat Brain. Science. 2012 Feb 2.

2. Kanungo MS. A model for ageing. J Theor Biol 53: 253-261, 1975.

3. Zou S, Meadows S, Sharp L, Jan LY, and Jan YN.Genome-wide study of aging and oxidative stress response in Drosophila melanogaster. Proc Natl Acad Sci USA 97: 13726-13731, 2000.

4. Pletcher SD, Macdonald SJ, Marguerie R, Certa U, Stearns SC, Goldstein DB, and Partridge L. Genome-wide transcript profiles in aging and calorically restricted Drosophila melanogaster. Curr Biol 12: 712-723, 2002.

5. Reinke V. Functional exploration of the C. elegans genome using DNA microarrays. Nat Genet 32, Suppl: 541-546, 2002.

6. Weindruch R, Kayo T, Lee CK, and Prolla TA.Gene expression profiling of aging using DNA microarrays. Mech Ageing Dev 123: 177-193, 2002.

7. Prolla TA.DNA microarray analysis of the aging brain. Chem Senses. 2002 Mar; 27(3):299-306.

8. Park SK, Prolla TA.Gene expression profiling studies of aging in cardiac and skeletal muscles. Cardiovasc Res. 2005 May 1;66(2):205-12.

9. Curran SP, Ruvkun G. Lifespan regulation by evolutionarily conserved genes essential for viability. PLoS Genet. 2007 Apr 6;3(4):e56. Epub 2007 Feb 27.

10. Kirkwood TB. New science for an old problem. Trends Genet 18: 441-442, 2002.

11. Butler RN, Austad SN, Barzilai N, et al. Longevity genes: from primitive organisms to humans. J Gerontol A Biol Sci Med Sci. 2003 Jul;58(7):581-4.

12. Atzmon G, Schechter C, Greiner W, et al. Clinical phenotype of families with longevity. J Am Geriatr Soc. 2004 Feb;52(2):274-7.

13. Atzmon G, Rincon M, Schechter CB, et al. Lipoprotein genotype and conserved pathway for exceptional longevity in humans. PLoS Biol. 2006 Apr;4(4):e113.

14. Sinclair DA, Guarente L. Unlocking the secrets of longevity genes. Sci Am. 2006 Mar;294(3):48-7.

Fuente: http://drses.com.ar/?p=1398

Montse García