Archivo | packaging RSS feed for this section

Cosméticos en miniatura: versiones ‘mini’ para viajar

1 Mar

cosmeticosenavion

En relación al equipaje de mano, según nos indica viajejet, en los últimos años se han ido dando modificaciones dentro de la normativa de lo que está o no permitido en él a fin de evitar cualquier tipo de amenaza dentro del avión. Desde finales de 2006 se han aplicado nuevas normas de seguridad en todos los aeropuertos pertenecientes a la Unión Europea (incluyendo a Noruega, Islandia y Suiza), estas son aplicables a cualquier pasajero que transite por los aeropuertos de la UE sin importar su destino.Las normas están relacionadas con la restricción sobre la cantidad de líquidos (o sustancias de consistencia similar) que cada pasajero puede llevar en su equipaje de mano para que pasen los controles de seguridad dentro del aeropuerto. Para evitar imprevistos debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Son considerados líquidos: geles, pastas de dientes, lociones, jarabes, sopas, perfumes, aerosoles, espumas de afeitar, y similares.
  • Todos los líquidos deben encontrarse en contenedores que no superen los 100ml cada uno (un litro en total) y los mismos estar empaquetados dentro de una bolsa plástica de autocierre cuya dimensión no sobrepase los 20×20 cm. (si contamos con envases que superen estas medidas debemos enviar los mismos al equipaje de bodega).
  • Están fuera de esta medida los alimentos o medicamentos que requiera el pasajero para su salud mientras esté a bordo del avión (alimentos por si el pasajero es alérgico, para bebés, o medicinas). Tanto si las medicinas son usadas o no bajo receta médica, se recomienda tener a mano el comprobante de venta por si es solicitado en alguno de los puntos de seguridad.
  • Si vas a realizar un viaje con conexión en la UE ten en cuenta que la seguridad del aeropuerto sólo permitirá en tu equipaje de mano los productos que se encuentren debidamente empaquetados en una bolsa de plástico que se encuentre sellada y que tenga adjunto el recibo de compra. Cualquier otro producto comprado en un aeropuerto que no pertenece a la UE será confiscado en los puntos de seguridad del aeropuerto. Ten en cuenta que las compras realizadas en las tiendas de los aeropuertos, una vez pasados los controles de seguridad, no se ven sujetas a estas normas.

Las firmas de belleza son conscientes de las restricciones para facturar y cada vez apuestan más por las versiones ‘mini’ de sus productos

miniaturasparaviajar

Cada vez más firmas de belleza ofrecen a sus clientes la posibilidad de comprar sus productos en tamaño mini. Sin embargo, muchas veces no acabamos de dar el paso porque pensamos que nos saldrá mucho más rentable compar el tamaño más grande de nuestra crema favorita, posiblemente debido a que los volúmenes de producción de dichos formatos no son tan grandes.

La cuestión del precio puede parecer una frivolidad, pero desde que se implantaron las nuevas normativas de seguridad aérea, muy restrictivas en cuanto al tamaño de los frascos para líquidos (sí, los temidos 100 ml como máximo), quienes pretenden no facturar no tienen más remedio que pasar por el aro y comprar miniaturas. O de otros que valgan como sustitutos, tampoco nos pongamos exquisitos. Al menos de esos que, de ninguna forma, se pueden rellenar en casa (pasta de dientes, laca, desodorante en spray…). Con los champús y la hidratante no hay problema: lo habitual es rellenar un bote de hotel o incluso los que astutamente ya se venden en Sephora o Muji vacíos y listos para rellenar.  Esto da pie a armarte un minibote hasta con tu tratamiento de cuidado facial y eso que toda usuaria que haya leído las páginas de belleza de cualquier revista femenina sabe que manipular las cremas sin la debida asepsia es puede ser problemático.

Con los sprays o los productos en tubo no son de fácil recargo. Las firmas de belleza lo saben y cada vez son más los productos en versión mini para viajeras.  Lo que más se demanda son cremas de manos y desodorantes, y no solo para viajar, también para llevar en el bolso. Pasamos muchas horas fuera de casa y eso nos obliga a trasladar al bolso algunos productos que antes guardábamos en el armario del baño, y cuanto más pequeños más cómodo se hace su uso.

Como nos indica un artículo de SModa, el sector lujo observa atónito la necesidad y tanta preocupación por los precios y más aún ese afán por rellenar frasquitos. En la higiene corporal estábamos acostumbrados a usar productos de gran consumo que se presentaban en tamaños grandes (1000 ml.) y aprovechar las muestras de 50 ó 100 ml que regalan las marcas pero en países donde se viaja con mucha frecuencia como EEUU o Reino Unido las marcas lanzan pequeños neceseres con lo esencial (gel de ducha, crema corporal, champú, acondicionador…) para facilitar a sus clientes que puedan seguir usando sus productos y no depender de las amenities de los hoteles. Por ejemplo, el Essential Kit de Malin & Goetz con seis miniaturas de 29 ml que incluyen desde una limpiadora facial al acondicionador para el cabello (35 €). O el Tata Harper Deluxe Beauty Set con ocho chiquitiminiaturas de entre 4 ml y 15 ml donde no falta ni el sérum ni la mascarilla facial (67 €).  Glossy Box,  por 15 € al mes, los socios reciben una caja con cinco miniaturas con novedades de firmas cosméticas de prestigio, por ejemplo Metropolitan Chic, un beauty kit para viajeras exigentes, con un neceser multiusos y una guía con los sitios más cool del mundo.

La filosofía de Clarins pasa por lo que llaman “el derecho a probar”: toda usuaria que se acerque a un especialista de belleza de la firma francesa recibirá siempre de manera gratuita muestras del tratamiento prescrito adecuado a su piel. Además regalan neceseres con miniaturas por compras superiores a 80 € y miniaturas a quienes compran en su tienda online. En esa línea Estée Lauder cuenta con una promoción en la que regala dos minitallas por la compra de productos en su web. En Sephora es habitual que obsequien a sus clientas con muestras de novedades e incluso, de perfumes que recargan en pequeños frasquitos. Y aquí hay quienes las usan para probar o para viajar. Total, puestas a probar, tanto da hacerlo en casa o en la habitación de un hotel. Si gusta al final se acabará comprando el formato grande. Y al final, todos ganan.

Montse García

Anuncios

Origen y actualidad del Perfume

1 Dic

historiayactualidadperfume

Pueblos como el egipcio, el árabe o el griego convertían en auténticos rituales el hecho mismo de perfumarse. Faraones, grandes califas e incluso reconocidos pensadores dedicaron buena parte de su tiempo a este menester.

Como si se tratase de auténticas joyas, los perfumes siempre han ocupado un lugar privilegiado entre los artículos de belleza para hacer más agradable la vida de quien lo lleva.
Los inicios de la perfumería se remontan a la Edad de Piedra, cuando los hombres incineraban maderas aromáticas para complacer con humo (per fumum) a sus divinidades.
El perfume es en cada época el testigo de una sociedad y nos aporta cierta formación relativa a su tipo concreto de comercio, de medicina, de rituales y también de sensualidad. Un mundo sin perfume sería un mundo sin historia.

Origen

En las antiguas civilizaciones, desde Egipto hasta Grecia, los “perfumes” no existían como tales. Flores, plantas aromáticas y resinas eran ante todo materias primas que se dedicaban al culto de los Dioses, y durante la Edad media, los Cruzados traían de Oriente materias primas y técnicas de perfumería.
Llegados de España y sobre todo de Italia con los Medicis, los perfumistas extranjeros se instalan en París y los guantes perfumados invaden Francia.
En la época Dorada, la corte de Louis XV fue bautizada “la corte perfumada” y el uso de un perfume por día está de moda. Montpellier y Grasse se pelean por el cultivo de las hierbas medicinales y de las flores (clavel, violeta, lavanda, jazmín, rosa o tuberosa), y mejoran las técnicas de la extracción y de la destilación. En Colonia, Jean-Antoine Farina lanza el agua de Colonia.
El comercio de lujo se instala y la perfumería se define poco a poco como un verdadero arte.
La química de síntesis con sus notas inéditas provoca una revolución olfativa. Ha nacido la perfumería moderna.

Algunas fechas a destacar:

1900 – 1920
Estamos en la Belle Epoque. La gente se entusiasma por el “Art Nouveau”. Para los perfumes, Coty, creador vanguardista asocia sus talentos con los de Lalique y convierte el perfume en un verdadero producto de lujo. En la alta costura: Poiret crea la nueva silueta de la mujer.
1920 – 1930
La mujer “al estilo” de los años locos encuentra en los perfumes con aldehido una frescura inédita. Los aldehidos aportan frescura y dinamismo a los perfumes.
1930 – 1950
En los años 30, nacieron fragancias llamadas “cuero”, con notas secas recordando el olor del cuero e inflexiones florales.
Christian Dior lanza el New Look que inicia los nuevos tiempos. Los costureros imponen las fragancias con carácter: cada uno con su estilo, se lleva el perfume de alta costura para singularizarse.
1950 – 1960
En los años 50, la perfumería francesa estaba en su apogeo. Detrás de Poiret, Chanel, Worth, Lanvin y Patou, todos los grandes nombres de la moda se habían concentrado en el perfume. Nacen las “eaux de toilette” masculinas y el perfume americano.
Los perfumes también son más asequibles: se democratizan y sus fragancias son más leves y simples de llevar. Se crean los perfumes masculinos. Lavanda y vetiver dan lugar a una elegancia discreta y acompañan al hombre que se afeita.
1960 – 1970
La revolución de las costumbres y rebeldía se acompañan de una nueva fragancia olfativa.
El pachuli invade las calles pero las casas de alta costura no hacen caso. Aparecen las aguas frescas para cumplir con un deseo de suavidad o quizás como rechazo del perfume.
1970 – 1980
La mujer de los años 70 reivindica su diferencia y usa un perfume que corresponde a su estilo de vida. El hombre accede al mundo del perfume fuera del momento de afeitarse.
En Francia como en Estados Unidos nacen los perfumes conceptuales que seducen a la mujer sofisticada y provocadora o natural y romántica. Los que no han captado la tendencia, no se mantienen. Después de las “eaux de toilette”, verdaderos perfumes masculinos aparecen en el mercado; el hombre disocia definitivamente perfumarse y afeitarse.
1980 – 1990
El perfume de los años 80 es fuerte como las sensaciones fuertes que buscan los adeptos del Surf… y los yupis.
El perfume masculino exalta el cuerpo del hombre, frente a los elementos naturales. Las mujeres marcan el territorio de sus conquistas profesionales luciendo chaquetas de hombreras anchas y fragancias fuertes, casi agobiantes.
Venidas de Estados Unidos, las fragancias afrutadas ofrecen un nuevo tipo de perfume para hombres y mujeres.
1990 – 2000
Algunos perfumes intentan tranquilizar con fragancias de vuelta a la infancia. Asocian dulzura del gusto y del olor: vainilla, caramelo, leche… El hombre se abre al mundo de las emociones, se perfuma para seducir. En reacción a los años 80, las nuevas “aguas” huelen a agua como para satisfacer un afán de pureza.
Perfumes marinos, acuáticos, vegetales y naturales para volver hacia lo esencial: la tierra, el fuego, el agua y el viento.
Siglo XXI
Si el perfume del siglo XX se ha enriquecido con los avances de la química en los olores, el del siglo XXI deberá resistir las modas, la facilidad, e incorporar tecnologías tan revolucionarias como la genética. Todo esto sin perder de vista que procede de unos principios artísticos y siempre acompañado de la moda.

Creación de un perfume

La realización de un perfume es, actualmente, muy diferente a como era en la antigüedad. Los adelantos científicos y técnicos nos han permitido realizar fórmulas cada vez más complejas que antes se llevaban a cabo únicamente mediante la experimentación. La elección de materias primas de calidad, las técnicas de destilado y el trabajo de los profesionales son las claves del éxito.
Existen infinidad de materias primas utilizadas en la fabricación de un perfume, pero se pueden dividir básicamente en productos naturales (vegetales, animales o minerales) y productos sintéticos.
La idea no es mezclar aromas afines al azar en una probeta para conseguir algo que huela bien, sino combinarlos en las proporciones adecuadas teniendo en cuenta que ciertas esencias no son compatibles con otras, y que se pueden alterar las propiedades de ambas en la mezcla.
Los hombres “nariz”, son el alma de todo buen perfume: un sentido del olfato terriblemente desarrollado y una excepcional memoria capaz de retener miles de olores.

Actualidad del perfume

Como si se tratase de auténticas joyas, los perfumes siempre han ocupado un lugar privilegiado entre los artículos de belleza para hacer más agradable la vida de quien lo lleva.
Con el objetivo de encontrar las mejores fórmulas que respondan a los deseos y gustos del momento, los Maestros Perfumistas pasan muchas horas en los laboratorios para conseguirlo.
Pero con el perfume no sólo se busca un buen aspecto exterior sino que su influencia llega más allá. Los expertos en psicología opinan que el uso de estas ricas esencias aumenta la autoestima y favorece las relaciones sociales.
Una persona, sea hombre o mujer, se perfuma para encontrarse bien con ella misma pero también con los demás. Es un elemento relevante de la personalidad, de ahí la gran oferta de perfumes que se adapta a todo tipo de persona con una proyección social mayor de lo que puede parecer a primera vista. Basta recordar la importancia del perfume a lo largo de la Historia y en todas las civilizaciones.

Fuente: La Academia del Perfume

Montse García

Las campañas de Navidad de perfumes y cosmética

26 Nov

coffretsdebelleza

En Navidad, los fabricantes de perfumes hacen su “agosto”. A la par que los juguetes, en estas fechas abundan los anuncios de fragancias. Muestro algunas de las imágenes de campañas de Navidad en cuanto a perfumes se refiere. Muchas tienen más de una versión como el caso de Chanel nº 5 o Dolce & Gabbana ……..y también más de un spot. Carteles publicitarios, displays, spots, sets o coffrets promocionales, ediciones limitadas, promociones en el lugar de venta, muestras, acciones online  …….

coffretsperfumes

Y como no …. las ediciones limitadas, para dar más exclusividad al producto……

limitededition

Coffret edición limitada Sí Lolita

cofreslolita

El coffret presenta la forma de un precioso armario rojo y negro donde en su interior encontramos spray 50 ml del Eau de Parfum y una loción para el cuerpo 100 ml. El frasco reproduce la hoja de un trébol de cuatro hojas con forma de corazón, lleva atado al cuello un precioso foulard de lunares y cubierto con una boina muy chic dorada que lleva el nombre de la fragancia grabado.

El perfume “Haute Couture” Lolita Lempicka es una fragancia con temperamento. Su salida es cítrica con una combinación de mandarina y bayas rojas deliciosa; en el corazón de la fórmula hay acordes de heliotropos y su fondo está compuesto por pachuli, elemí, ámbar y la tan codiciada haba tonka.

Pero no nos olvidemos de las campañas y promociones de cosmética con también sus maravillosos coffrets, artículos promocionales como neceseres, muestras, acciones online, entre otras….. Algunos ejemplos:

coffretscosmetica

Deseo suerte a todas las empresas del sector perfumería y cosmética, porque sé que se trabaja mucho y de forma muy especial en estas acciones para las fechas navideñas.

Montse García

Innovación en la industria del envase y embalaje del sector cosmética-perfumería

23 Jun

innovacion packaging

La innovación se ha convertido en una seña de identidad de la industria cosmética, tanto en lo que se refiere a productos como a envases. Perfumería y cosmética es un sector que parece inmune a la crisis, como demuestra la estabilidad de la facturación en los últimos años. Un sector que, por consolidado, no deja de sacar nuevos productos con las más vanguardistas aplicaciones.

La cosmética ha conseguido que los efectos del tiempo se detengan o que los hombres nos despojemos de prejuicios y estemos convencidos de que un buen aspecto físico es una ayuda en nuestro trabajo.

La I+D es una seña de identidad de la industria cosmética en formulación de producto, pero también en envases y sistemas de envasado. La cosmética busca en el envase un valor añadido que potencie las cualidades del producto, hasta el punto que el material del envase y el diseño del mismo conforman el propio tratamiento, siendo parte inseparable del cosmético.

El producto cosmético no sólo debe cumplir las expectativas del usuario, sino que está sujeto a una rígida normativa que restringe el uso de diversos materiales bien en el propio producto, bien en el envase, que puedan resultar nocivos. Incluso recientemente se ha incorporado el concepto de fecha de utilización preferente como medida preventiva, tal y como ocurre en la industria alimentaria.

La formulación compleja del producto cosmético hace que cualquier interacción pueda alterar sus cualidades. Por ello, la investigación en el envase se ha centrado en la óptima protección del producto. Conceptos que se aplican a la industria alimentaria, como los envases activos, se trasladan al desarrollo de envases con valor añadido para el sector cosmético.

Los nuevos envases cosméticos suponen un avance impresionante en cuanto a aplicaciones. Hay envases que son capaces que son capaces de activar y reformular el producto que contienen haciéndolo más efectivo en el momento de la aplicación.

El envase activo en cosmética también tiene en cuenta factores más sensoriales, como la capacidad de conservar o potenciar una de las características más determinantes del producto: el aroma, o la incorporación de la tecnología LED para, por ejemplo, recordar el momento en el que se debe aplicar o la cantidad de producto restante.

Soluciones innovadoras para una industria que tiene más de 250.000 referencias en el mercado. Soluciones para un sector que abarca todos los segmentos del mercado, desde el lujo más exclusivo a las marcas blancas. Envases que deben ser vehículo para reflejar, según los casos, la voluntad de innovación, la imagen o la vocación sostenible de la marca.

La industria cosmética también lleva la innovación al terreno de la sostenibilidad mediante la puesta en práctica de las recomendaciones del ecodiseño: reducción de materiales; materiales biodegradables y procedentes de fuentes renovables. Así tenemos la introducción intensiva de bioplásticos como material de envase que cumple dos condiciones: procede de una fuente renovable y es biodegradable.

El envase ha aportado muchas soluciones y mejoras a la industria cosmética. Ha sabido responder a retos, como la masiva incorporación del hombre como consumidor, un nuevo cliente que exige productos y envases adaptados a sus gustos y necesidades.

La industria del envase y embalaje ha sabido dar respuesta a los múltiples desafíos que han surgido desde el sector de cosmética y perfumería: envases genéricos multimarca personalizables en la última fase de envasado que optimiza largas tiradas para distintos envasadores; maquinaria que permite la flexibilidad de la producción, adaptándose a distintos materiales y diferente volumen de producción o la introducción de nuevos materiales y diseño que contribuyan a la reducción de costes.

No sabemos con qué nos sorprenderá la industria en los próximos tiempos, pero sí estoy seguro que un sector tan dinámico y con tan elevada inversión no se estancará. Envase y embalaje están preparados para aportar nuevas soluciones a las nuevas necesidades que, sin duda, nos planteará el sector cosmético.

Fuente: ITENE

Montse García

Packaging en cosmética y perfumería

29 Mar

En el anterior post hablé del envase y ahora lo haré de las cajitas o estuches. No olvidemos que ambos han de comunicar el mismo concepto con armonía.

La caja o estuche es otros de los elementos de una importancia decisiva en la composición de la imagen de marca y producto. De hecho, esta segunda vestidura, de cartel, madera, metal, cuero o plástico completa y enriquece el perfume y el cosmético, a la vez que realza su originalidad.

Desde luego, es sorprendente la creatividad que se genera en este sector. Hablamos de productos que generan ilusión y todo el envoltorio (frasco, cajita) ayudan a transmitirla.

En cuanto a fragancias o perfumes, destaco algunos ejemplos:

Y en cosmética:

 

Montse García

Especialista desarrollo productos sector cosmética y perfumería

Marketing y Comunicación integral

@modernmarketing