Tag Archives: Perfumes

¿A qué huele la mezcla de muchos perfumes?

10 Mar

mezclaperfumes1iLernert&Sander con el proyecto Everything.

La conocida tienda parisiense Colette ha expuesto, hasta este sábado día 9, Everything, el último proyecto de los holandeses Lernert Engelberts (1977) y Sander Plug (1969). La pareja de artistas recopiló en 2012 casi 1.400 muestras gratuitas de perfumes lanzados ese mismo año (aquí el listado de las que usaron). Las mezclaron todas para dar pie a una nueva fragancia, de más de un litro, que representase un gran aroma.

Everything – Making Of from Wrong on Vimeo.

¿Cómo surgió el proyecto? Ellos mismos cuentan: “Cuando viajamos, siempre vamos a las perfumerías de los Duty Free de los aeropuertos pero, es curioso, siempre salimos sin comprar nada. O somos muy tímidos o nos abruma la cantidad de fragancias que hay. Nos bloquea”, cuentan. A partir de ahí, tocaba investigar un poco más sobre una industria que mueve millones: “Hicimos un pequeño estudio sobre el tema y descubrimos que se lanza la asombrosa cantidad de 1.400 nuevos aromas al año, así que la idea salió pronto: juntarlas todas y reivindincar nuestra propia creación”.

Everything nació de ahí. El olor del jugo que contiene ese gran frasco (soplado en vidrio con el formato de las muestras de perfumes), contrariamente a lo que pueda parecer, recuerda a la entrada de esos mismos duty free que inspiraron el proyecto.”No podemos decir que sea un mal olor, pero es mediocre. Antes de juntar las muestras, soñábamos con que acabase por ser un líquido sin olor (nos gustaba la idea de que todo mezclado acabase siendo nada), pero ha resultado ser un olor notable que, fácilmente, se podría sintetizar y vender.

mezclaperfumes2Everything y las muestras que lo componen.

No es su primera incursión artística en el territorio de la cosmética. Cuando lanzaron el vídeo Natural Beauty, en 2011, también recurrieron al humor y la ironía. En él una modelo se dejaba aplicar 365 capas de maquillaje de modo consecutivo. Se utilizaron siete botes de base líquida, tres labiales, dos frascos de sombra de ojos cremosa y otros dos de colorete. El vídeo tuvo más de un millón de visitas en YouTube.

Sus aportaciones al sector -basadas en la exageración y el esperpento- invitan a la carcajada fácil, pero también hacen hincapié en la necesidad de una reflexión más profunda sobre el devenir de las costumbres en la cosmética. Tanto por parte de las empresas como de los consumidores.

Fuente: EL País Semanal

Montse García

Anuncios

Perfumes para buscar pareja compatible genéticamente

24 Ene

perfumesygenetica

 

La fragancia sintética resalta el olor corporal individual y desvela a los posibles amantes si son genéticamente compatibles

Científicos alemanes han desarrollado un perfume para ayudar a buscar pareja y cuyo aroma resalta el olor corporal individual. La fragancia sintética ayuda a desvelar la composición de los genes inmunológicos que los potenciales amantes pueden reconocer inconscientemente como los apropiados para combinar con los suyos, y así tener hijos más resistentes a las enfermedades. La investigación aparece publicada en la revista Proceedings of the Royal Society B.

Según el director del Instituto Max Planck de Inmunología y Epigenética en Friburgo y el jefe del estudio, Thomas Boehm, el olor corporal desempeña un papel decisivo en la elección de pareja.

La fragancia sintética, en la que los científicos han trabajado durante diez años, resalta precisamente el olor corporal de una persona. “El estudio se mueve en los límites entre la inmunología y el comportamiento”, señaló el experto en declaraciones a la prensa alemana.

Según Boehm, los animales indican a través de su olor corporal los genes inmunológicos que portan. “Del olor de las potenciales parejas se desprende si son el complemento óptimo a los propios genes inmunológicos. Los descendientes son así resistentes a un amplio espectro de gérmenes patógenos”, explicó.

Este hecho ha sido demostrado ya hace décadas en animales, pero la constatación de que esto ocurre también en los humanos constituye una novedad. Los genes inmunológicos y el olor ligado a ellos es diferente en cada individuo y la elección de pareja a través de la fragancia es un acto inconsciente, subrayó.

“Aunque en las personas existen a nivel general varios cientos de tipos diferentes de los llamados genes inmunológicos HLA (antígenos leucocitarios humanos), cada individuo posee únicamente unas pocas variantes y éstas son las que determinan el típico olor corporal”, precisó el científico Manfred Milinski. Los expertos decodificaron estos olores, lo que les ha permitido ahora crearlos artificialmente.

Lista para salir al mercado

Al final del estudio, los científicos ofrecieron a alrededor de 30 estudiantes universitarias diferentes perfumes, de los cuales las participantes eligieron aquel que se corresponde a su propio olor corporal, generalmente percibido como positivo y agradable, según los resultados de la investigación.

“Estas conclusiones abren la posibilidad de crear nuevos tipos de fragancia que indiquen a las potenciales parejas, al resaltar el olor corporal, la composición de los genes inmunológicos HLA” de la persona que lo usa, indicó Milinski. En este sentido subrayó que “los perfumes con una eficacia biológica absoluta pueden ser producidos sintéticamente sin tener que recurrir a productos animales”.

La fragancia para la búsqueda de pareja está, en principio, lista para salir al mercado, aunque por el momento no existen planes concretos para una fabricación en serie, puntualizó.

Fuente: ABC.es

Montse García

Perfumes sexuales

31 Dic

perfumessexuales

¿Existen los perfumes sexuales? ¿Realmente funcionan las feromonas sintéticas? ¿Qué fragancias favorecen la atracción entre sexos?. En Smoda elaboran un artículo muy interesante para saber si existe la esencia del deseo.

“El perfume anuncia la llegada de una mujer y alarga su partida”. Coco Chanel sabía lo que se decía cuando ensalzó el poder de la memoria sensorial como eficaz arma en el juego de la seducción. A lo largo de la historia, las mujeres han sabido potenciar su atractivo sexual a través de los sentidos. Desde la cultura babilónica, a la egipcia y griega, pasando por la tradición islámica -que asegura que el perfume “refuerza los órganos sexuales”-, la alquimia del deseo ha pasado por el olfato. Así lo pensaban las cortesanas europeas del medievo, que utilizaban sus secreciones sexuales como perfume y las colocaban detrás de sus orejas para atraer a clientes; o las seguidoras de la filosofía hindú de Kalika Purana, que siguen al pie de la letra los consejos de ofrecer jazmín a Shiva, para poder “obtener el objeto de su deseo”.

Si en los inicios de la historia se elaboraban perfumes especialmente diseñados para seducir, -utilizando feromonas de origen animal como el almizcle y el ámbar gris- y se juraban cualidades afrodísiacas en las especias orientales y en las flores exóticas; en la actualidad, la mística ha dejado paso a la frialdad tecnológica del marketing de las feromonas sintéticas. No hay que rastrear mucho por la web para poder hacernos con estas sustancias químicas, que prometen “aumentar el atractivo personal”, un “incremento de los contactos con el sexo opuesto” e incluso “mayor número de relaciones sexuales”. Mismas intenciones que en el pasado, pero distinta forma. Lo que nos lleva directamente a preguntarnos ¿Existe una fórmula científica para descifrar el enigma de la atracción sexual?

En pleno auge de la comercialización de la oxitocina (también conocida como la hormona del amor), el Social Issues Research Centre (Sirc) de Oxford, quiso desmentir leyendas. La organización, bajo la tutela de la antropóloga Kate Fox, elaboró entre 2007 y 2011 The Smell Report (el informe del olor), y de entre su lista de conclusiones, cabe destacar las siguientes afirmaciones:

1) Las mujeres incrementan su sensibilidad a las feromonas masculinas hasta 10.000 veces más cuando ovulan que cuando tienen la menstruación.

2) El poder de atracción de las feromonas está sobrevalorado. “No todas las feromonas masculinas son igual de atractivas: la androstenona no es lo mismo que el androstenol. El androstenol es el olor producido por el sudor fresco, mientras que la androstenona se produce cuando el hombre suda tras exponerse al oxígeno, por lo que no resulta placentera a las mujeres (excepto durante la ovulación, cuando su respuesta cambia de ‘negativa’ a ‘neutral’). Por lo tanto, si nos referimos al olor, el sudor de macho-man no será atractivo para la mayoría de las mujeres, la mayoría de las veces”

3) “Aunque la feromona del androstenol ha sido presentada como una sustancia que atrae a las mujeres, los hombres que usan feromonas basadas en este olor no siempre obtienen el efecto deseado. Un experimento con un spray de estas características en una sala de espera demostró que la feromona en cuestión sólo puede detectarse a 45 centímetros de distancia”.

Desmentido el poder de la química pseudocientífica, el informe también destaca la influencia que nuestro propio estado de ánimo tiene sobre el poder de atracción. Especialmente en el sector masculino. “El uso diario de colonias de olor placentero mejora el humor de los hombres de mediana edad, reduciendo la tensión, la fatiga y la confusión, estados asociados a ‘la crisis de la mediana edad’. Esta sensación personal de autoconfianza y buen humor quedará inevitablemente reflejada en su comportamiento, y ayudará a mejorar el atractivo hacia sus parejas potenciales en mayor medida que si usase un spray de feromonas”.

Volviendo a la alquimia más tradicional, los perfumistas apuntan a unas notas específicas recurrentes que sí parecen funcionar en el arte de la atracción: los hombres tiran por composiciones complejas (por lo general desarrollan menos su capacidad para percibir los aromas); mientras que las mujeres prefieren fragancias más sencillas. Así, ellos parecen sentirse atraídos por notas como la lavanda, el jazmín o las fragancias amaderadas especiadas y a ellas les atrae el almizcle y las fragancias acuáticas, como el musk.

Montse García

Un perfume de lujo se paga

30 Dic

perfumedelujosepaga

El lujo se paga. Y una de las más antiguas casas de perfumistas de Inglaterra, Grossmith, lo sabe. Hace cien años se unió con la Maison Baccarat, quien fabricaría los envases de cristal de sus perfumes, para crear una Serie de Luxe que ahora renace. Los moldes originales han sido restaurados, y el resultado es una edición limitada que sólo se produce por encargo. ¿La razón? Su precio: los 85 ml. de extracto del perfume cuestan aproximadamente más de 9.250 euros, y la combinación de sus tres perfumes clásicos, 27.500 euros. Eso sí, cada envase está numerado y grabado con oro puro y envuelto en una caja de madera lacada, como una auténtica joya.

La firma Grossmith siempre ha estado ligada a la realeza. En julio de 1893, la princesa María de Teck y el príncipe Jorge -príncipe de Gales y duque de York- celebraron su enlace matrimonial. El perfume Betrothal fue creado ex profeso para la ocasión, como una fragancia digna de una princesa. Y precisamente este año, Grossmith envió a Kate Middleton una versión contemporánea de este perfume, todo un símbolo de la felicidad de una prometida. Aunque no hubo confirmación por parte de la Casa Real, todo apunta a que la actual duquesa de Cambridge usó Betrothal el día de su boda.

Más de 150 años después de su creación, Grossmith, una de las casas de perfumistas más antiguas de Inglaterra, aterriza en España. Este relanzamiento pretende dar a conocer en nuestro país sus cuatro aromas más clásicos: Betrothal (una versión moderna de la creada en 1893), Hasu-no-hana (floral y de inspiración japonesa), Phul-Nana (un buqué de las flores indias más selectas) y Shem-el-nessim, la esencia de Arabia. Después de varios años en la sombra, el tataranieto del fundador, Simon Brooke, retomó la firma en 2008 para volver a darle un aire familiar. ¿Su respaldo? La calidad de esos perfumes que permanecen en el tiempo para siempre.

Fuente: Yodona

Montse García

Los perfumistas

4 Dic

perfumistasnariz

El Perfume, basada en la novela homónima de Patrick Süskind, puso al descubierto la figura del perfumista. Un profesional no muy conocido hasta ahora, que desempeña un papel fundamental en la sociedad al otorgar un distintivo olfativo a todo aquel que lo desee.

El protagonista de la novela, Jean-Baptiste Grenouille, posee el olfato más desarrollado del mundo pero, además de esta característica, que es tan importante, también de las cualidades con las que debe contar un buen perfumista son “la imaginación, la intuición, la paciencia y el gusto para mezclar”.

Los hombres “nariz”, son el alma de todo buen perfume. Creadores “superdotados” que poseen algo que el resto de los mortales no poseemos: un sentido del olfato terriblemente desarrollado y una excepcional memoria capaz de retener miles de olores. Todo olor produce una sensación y una percepción. Al igual que el escritor debe dominar las palabras antes de jugar con ellas o el músico debe conocer las notas antes de armonizar los acordes, el perfumista debe memorizar las diferentes notas olfativas y sus combinaciones. Esta cultura olfativa le ofrece poder elegir entre innumerables materiales que permiten infinitas combinaciones. La nariz de un perfumista es una herramienta, un instrumento de control y de análisis. Su cerebro es capaz de elegir, clasificar y dosificar los componentes que formarán el acorde deseado. El perfume camina en el espíritu del perfumista.

Existen numerosos nombres en el mundo del perfume. Algunos de los más destacados y sus creacciones son: Jacques Polge, creador de Coco de la firma Chanel y Rive Gauche, Guy Robert, artífice de Madame Rochas, Ernest Beaux, con su Chanel nº 5, Rossend Mateu, nariz de Carolina Herrera, Jean Martel, creador del perfume Paco Rabanne, y creadores españoles como Alberto Morillas, Oliver Cresp o Ramón Monegal.

Por ejemplo, Ramón Monegal se define como perfumista de la siguiente forma: “estructuralmente arquitectónico, me gustan las simetrías y las buenas proporciones. La naturaleza es la mayor fuente de inspiración, el olor existe porque existe la naturaleza y es una forma de definición. Una flor se define con un olor porque tiene su función: atraer insectos para polinizarse. En mi caso los perfumes deben tener una función, comunicar”.

La creación tiene lugar en un despacho, lejos de los olores fuertes del laboratorio de ensayos, con sus miles y miles de frascos que contienen los aceites esenciales, los absolutos y los productos de síntesis.  Siendo el perfume un producto que se evapora con el tiempo, el creador de perfumes cuenta con sustancias volátiles (naturales o sintéticas) como el hexenol, la bergamota, el limón o la lavanda; otras lo son menos como los productos florales: alcohol feniletílico, tuberosa, jazmín, rosa; y finalmente con productos persistentes como las notas amaderadas con el sándalo, el pachulí, los olores dulces como la vainilla, los almizcles, el ámbar (el ámbar es una composición de vainilla y de ládano). Todos los componentes de un perfume ya sean fugaces o persistentes se perciben al abrir el frasco, con el tiempo los más volátiles desaparecen y dejan lugar a los menos volátiles que desaparecen a su vez. De esta manera el perfume es una historia de olores, en ocasiones una poesía del recuerdo.

La formación del perfumista

Antaño se trataba de un gremio y los conocimientos se pasaban de un creador a otro. Hoy la perfumería se ha institucionalizado. Grasse sigue siendo la urbe global pero los aspirantes a perfumistas, sin olvidar que deben completar sus conocimientos y desarrollar su capacidad en los laboratorios de las grandes casas de perfumes, pueden seguir estudios en Francia, en la Ecole Givaudan-Roure de Argenteuil, en el Institut Supérieur International du Parfum, de la’Cosmetique et de l’Aromatique Alimentaire de Versalles y en la Universidad de Montpellier; y en Italia; en la Universidad de La Sapienza de Roma.

Hay otras opciones: empresas como Symrise, proveedor mundial de fragancias, aromas, materias primas e ingredientes activos para el sector de perfumes, cosméticos fundó Perfumer’s Academy (Escuela de Perfumería), con el objetivo de educar de forma continua a sus perfumistas, desde los recién llegados hasta las “narices” más experimentadas. Se persigue mejorar las habilidades básicas para ejercer la profesión como promover su espíritu de descubrimiento y creatividad. Además, también imparten conocimientos sobre el modo en que las tendencias y mercados del mundo de las fragancias son distintos para cada cultura. Asimismo, ofrecen la oportunidad de ampliar sus conocimientos creativos y técnicos realizando las denominadas “expediciones de fragancias”, mediante visitas a los principales países de mayor interés olfativo, para poder conocer los distintos aromas que el mundo les puede ofrecer y así, en el futuro poder aplicar todos estos conocimientos en un perfume final único y maravilloso.

La formación con la que debe contar un buen perfumista es muy variada, desde los lógicos conocimientos químicos, para realizar las mezclas, hasta nociones de diseño con las que poder conjugar un producto perfecto. El perfumista moderno debe poseer unas aptitudes naturales para el olfato y, además, experiencia de laboratorio, conocimientos químicos y farmacológicos adquiridos en una escuela superior, pero también según mi opinión de Marketing y tendencias.

¿Son los perfumes un arte?

A mi parecer y, según mi experiencia, un arte en toda su dimensión. Es un acto creativo, cuya función principal es comunicar.

“Los perfumistas crean belleza. La sociedad no sabe apreciarla porque no conoce bien el lenguaje de los aromas», explica Burr, autor del ensayo The Emperor of Scent. “La naturaleza biológica de cada sentido nos lleva a crear un arte específico. El gusto y el olfato, por ejemplo, son efímeros. El arte musical desaparece cuando se deja de tocar los instrumentos. A los perfumes les pasa algo parecido. Con la pintura, es diferente, porque siempre está ahí”, sentencia el escritor.

Montse García