Tag Archives: Superación

Tú decides. ¿Quieres ser roble o bambú?.

1 Ene

robleobambu

Hay algo muy curioso que sucede con el bambú japonés y que lo transforma en no apto para impacientes: siembras la semilla, la abonas, y te ocupas de regarla constantemente pero durante los primeros meses no sucede nada apreciable. En realidad, no pasa nada con la semilla durante los primeros siete años, a tal punto que, un cultivador inexperto estaría convencido de haber comprado semillas infértiles.

Sin embargo, durante el séptimo año, en un período de sólo seis semanas la planta de bambú crece más de 30 metros. ¿Tardó sólo seis semanas crecer.? No, tardó siete años y seis semanas en desarrollarse.

Durante los primeros siete años de aparente inactividad, este bambú estaba generando un complejo sistema de raíces que le permitirían sostener el crecimiento, que iba a tener después de siete años. Se estaba preparando para después ser capaz de alcanzar el mayor de los éxitos y ser la planta con el crecimiento más rápido que existe en todo el reino vegetal. Ser el número uno no es fácil, hay que prepararse mucho para ello, y el bambú lo consigue gracias a siete años de profundizar sus raíces.

Entonces se hace tan poderoso que en un mes crece 32 metros, y aún cuando lo cortes seis veces, seguirá creciendo hasta los 32 metros en un solo mes. Por eso es tan apreciado. Porque sabe prepararse para triunfar, y si la desgracia cae sobre él, sabe renacer de sus cenizas y llegar otra vez a lo más alto empezando desde casi cero. Porque sus siete años de raíces le dan la fuerza para ello, su vida reside en su raíz, y aunque cortes el tallo, este seguirá creciendo.

Al cortar un Roble o un Pino jamás vuelven a brotar. Ellos no se prepararon tanto como el bambú y acaban pagando eso con su vida, con su fracaso. Sin duda alcanzan un primer éxito más rápido que el bambú, a los pocos meses ya tienen un tallo fuera de la tierra. Sin embargo un roble de siete años aún es un árbol pequeño, joven y delicado. Si le azota una tormenta lo arrancará y morirá; jamás podrá soportar que lo corten a la mitad horizontalmente, porque entonces morirá.

Las personas somos como los árboles, con la diferencia de que nosotros podemos elegir entre ser Robles o Bambúes.

Algunos quieren el éxito rápido, hacerse ricos rápido y sin esfuerzo. Son como el Roble, se posan sobre la tierra y esperan triunfar de una forma rápida y fácil, no quieren dedicar tiempo a prepararse, no desean perder el tiempo con esas cosas, quieren resultados rápidos y a la menor adversidad fracasan, mueren profesional y emocionalmente.

Otras personas son mucho más sabias, son los triunfadores que alcanzan todo lo que desean en la vida. ¿Cómo actúan? Hacen como el sabio bambú, primero se preparan, saben profundizar y reforzar las raíces del conocimiento, de la moral, de lo espiritual y de sus habilidades en su mente, durante el tiempo que sea necesario para, cuando por fin están preparados, crecer de una forma asombrosamente rápida, ser los mejores y conseguir el éxito. Un éxito sólido y duradero que ninguna tormenta es capaz de vencer a estos triunfadores, tanto da que la mayor de las desgracias caiga sobre ellos, renacen una y otra vez de sus cenizas, porque tienen los recursos internos necesarios para hacerlo.

De lo expuesto se deduce que:

  • Muchas veces queremos encontrar soluciones rápidas y triunfos apresurados, sin entender que el éxito es simplemente resultado del crecimiento interno y que éste requiere tiempo.
  • De igual manera, es necesario entender que en muchas ocasiones estaremos frente a situaciones en las que creemos que nada está sucediendo y esto puede ser extremadamente frustrante. En esos momentos, recordaremos el ciclo de maduración del bambú japonés y aceptaremos que sí está sucediendo algo, dentro de nosotros: estamos creciendo, madurando.
  • Quienes no se dan por vencidos, van gradual e imperceptiblemente creando los hábitos y el temple que les permitirá sostener el éxito cuando éste al fin se materialice.
  • Si no consigues lo que anhelas, no desesperes porque probablemente sólo estés echando raíces para luego crecer y triunfar.

Montse García

Marketing y Comunicación integral

Anuncios

Si puedes soñarlo, puedes hacerlo

1 Ene

motivate

Si puedes soñarlo, puedes hacerlo.

Algunas frases memorables de Walt Disney que nos ayudan a motivarnos:

  • No duermas para descansar, duerme para soñar. Porque los sueños están para cumplirse.
  • El valor de la fuerza de voluntad abre caminos.
  • Piensa, cree, sueña y atrevéte.
  • Mickey Mouse apareció salió de mi mente en una libreta de dibujo, en un tren de Manhattan a Hollywood, en un momento en que la empresa de mi hermano Roy y mía estaba en el punto más bajo y el desastre parecía a la vuelta de la esquina.
  • Ideas proceden de la curiosidad.
  • La forma de empezar es dejar de hablar y empezar a hacerlo.
  • Para crear lo fantástico, primero debemos entender lo real.
  • Sólo espero que nunca perder de vista una cosa: que todo empezó por un ratón.
  • Todos nuestros sueños pueden convertirse en realidad si tenemos el coraje de perseguirlos.
  • Una persona debe fijar sus objetivos cuanto antes y dedicar toda su energía y talento a ellos.
  • Coraje es la principal cualidad del liderazgo, en mi opinión, no importa dónde se ejerza. Por lo general, implica algunos riesgos, especialmente en las nuevas empresas.
  • Todas las adversidades que he tenido en mi vida, todos los problemas y obstáculos, me han fortalecido…Uno no se da cuenta de cuando sucede, pero una patada en los dientes puede ser la mejor cosa que le puede suceder en un momento dado.
  • Son muchas las manos y los corazones que contribuyen al éxito de una persona
  • El valor de la fuerza de voluntad abre caminos.

Montse García

Lo que pensamos determinará lo que nos suceda

30 Dic

Lo que pensamos determina lo que nos sucede, si queremos cambiar nuestras vidas, necesitamos expandir nuestra mente“. Anónimo

  • Nuestra mente puede crear el cambio que deseamos en nuestras vidas sólo si le permitimos hacerlo. Las únicas limitaciones que existen son las que nos imponemos nosotros mismos conscientemente e inconscientemente, pero cuando pensamos sin tales limitaciones las cosas positivas ocurren.
  • Si enfocamos clara y persistentemente un objetivo, será más fácil la forma de aprovechar oportunidades para poder superar obstáculos.
  • Nuestra vida refleja nuestro universo personal. Si queremos cambiar nuestra vida, debemos comenzar por cambiar el tipo de pensamientos que estamos generando habitualmente. Nuestros logros se manifiestan cuando los expresemos libremente en nuestro universo personal.
  • Somos totalmente responsables por lo que pensamos. Y podemos cambiar el modo en el que aplicamos nuestra responsabilidad.

puedoporquepiensoquepuedoMontse García

Innovación, adaptación y lucha por la superación

18 Dic

Quiero seguir transmitiendo ánimo y para superar este escenario difícil que vivimos ahora. Escribí un artículo en otro blog sobre la actitud de Einstein ante la crisis, quiero resaltar de nuevo sus ideas, que fueron las siguientes:

No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar superado.

Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penuria, violenta su propio talento y respeta más a los problemas que las soluciones. La verdadera crisis, es la crisis de la incompetencia. El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla y callar la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla.”

superarcrisis

Los momentos de crisis exigen una adaptación de nuestras neuronas para crear nuevos enlaces (sinapsis). Estas nuevas uniones generan una memoria a corto plazo, que pueden convertirse en uniones adicionales que crean nuevas experiencias y ,a su vez, amplían las experiencias y rutas de pensamiento.

Cuando pasamos momentos de crisis se origina tensión porque nos enfrentamos a la situación de romper las barreras del pensamiento racional ya establecido y, a la vez, cuando creamos ideas nuevas, estamos sintetizando e integrando nuevos datos en nuestra mente para hacer frente a ellas. A nivel cerebral se trataría de un éxito que se almacena y logra desinhibir las barreras de la creatividad, pero este aprendizaje no es suficiente para salir de una situación de crisis. Generar nuevas ideas no pone fin a un proceso de crisis, sólo es un primer paso para poder salir de ella, ya que a posteriori las ideas se deben desarrollar para llevarse a cabo.

Superar los tiempos de crisis, especialmente en términos laborales, requiere una disposición de adaptación, de “challenging”. Una open mind (mente abierta) se enfrenta de forma continua a nuevos retos (challenge), sin miedo a buscar, crear ideas y desarrollar un abanico de nuevas posibilidades frente a las situaciones más difíciles. Encontrar estrategias diferentes y nuevas vía de soluciones, nos permitirá ser más atentos a nuestro entorno y, además, aportarán experiencias que enriquecerán nuestras rutas de pensamiento.

Por lo tanto en los escenarios difíciles actuales, la creatividad, innovación, adaptación y lucha por superación, son muy importantes. Activemos nuestros cerebros para ello, adoptemos esta actitud.

Montse García